Cómo configurar pagos para comprar a través de Google Home

Además de usar el asistente virtual Google Home para reproducir canciones o hacer cualquier tipo de pregunta, también puedes realizar compras a través de simples comandos de voz.

Poder llevar esto a cabo es más que sencillo luego de calibrar el asistente de Google. De manera lógica, se debe agregar una tarjeta de débito o crédito para así definir cuál será el método de pago y seguir las siguientes indicaciones para realizar una compra. Continúa leyendo «Cómo configurar pagos para comprar a través de Google Home»

Ya ni siquiera se puede realizar compras online con tarjetas de crédito de Grecia

La App Store ya no soporta tarjetas de crédito griegas: @iPhoneHellas
La App Store ya no soporta tarjetas de crédito griegas: @iPhoneHellas

La crisis económica que afronta Grecia ha llegado también al mundo online pues las restricciones en el manejo de sus capitales ya ni siquiera le permite a los griegos valerse de tarjetas de crédito de su paí­s para realizar compras de aplicaciones, utilizar PayPal o disponer de cuentas en otros servicios de Internet que requieren de tal respaldo financiero.

De lo anterior dan fe diferentes usuarios en redes sociales que comparten su preocupación y malestar pues además de los diferentes controles de moneda que no les permite retirar de sus cuentas bancarias más de un monto especí­fico diario, se suma a la actual imposición para evitar la fuga de capitales el hecho de que ya ni simples transacciones online y de baja cuantí­a pueden realizarse. Continúa leyendo «Ya ni siquiera se puede realizar compras online con tarjetas de crédito de Grecia»

Motivos por los que la gente compra online o desiste de hacerlo [Infografí­a]

¿Qué papel juegan los buscadores en el comportamiento de la gente al querer comprar algo en lí­nea y/o en tiendas fí­sicas? ¿Qué hace que en tiendas virtuales los posibles compradores desistan de realizar transacciones y abandonen el sitio de inmediato aún habiendo promociones? ¿Cuáles medidas particulares pueden ejecutarse para aprovechar la correlación entre clientes potenciales y motores de búsquedas? Éstas y más preguntas son compartidas en la brillante infografí­a de Minewhat (compañí­a de analí­ticas de comercio electrónico) que hoy compartimos.

Se titula “27 formas de motivar a comprar a quienes buscan online” y recoge estadí­sticas tan relevantes como que el 81% de compradores busca online sobre cierto producto antes de comprarlo, el 60% se dirige a los buscadores antes que a un sitio web particular, 61% lee reseñas antes de tomar una decisión de compra y aún siendo los precios uno de los í­tems más importantes (52% así­ lo cree), apenas un tanto más que los métodos de pago, el tema de la garantí­a le supera.

Claro, eso si se mira por el lado positivo, pero la infografí­a resulta más útil por la parte de su contenido que destaca los problemas que hacen que los clientes salgan corriendo de las tiendas virtuales: Lo complicado que se presenta el poder retornar productos, los costos de enví­o (que se agradecen en enorme medida cuando van por cuenta de la tienda) y la desconfianza que genera el fraude online. Por si fuera poco, se muestran estrategias especí­ficas para mejorar la experiencia de compra.

En fin, dejando a un lado el tema moral del capitalismo extremo que ocupa las mentes de millones de personas a lo largo y ancho del mundo por eventos de promociones como el Black Friday, no es mejor ocasión para reflexionar, en el caso de quienes manejan tiendas online, sobre lo que podrí­an optimizar en la forma en que ofrecen sus productos y lo que deberí­an considerar para mantenerse actualizados y no caer en lo que la mayorí­a de compradores detesta.

Infographia compradores online

Google mostrará más detalles sobre productos en los resultados de búsqueda relacionados con las compras

En el blog oficial de Google acaban de anunciar que están llevando a cabo una serie de mejoras relacionadas con Google Shopping en dispositivos móviles que tendrí­an el objetivo de facilitar las compras online ante el inminente Black Friday y Cyber Monday.

Por ello, a partir de esta semana los usuarios que busquen productos en Google a través de sus dispositivos móviles se beneficiarán de los cambios que el gigante buscador está incorporando. Entre las mismas podrí­amos mencionar la mejora de la información mostrada, ya que a partir de ahora los detalles del producto serán más completos, incluyendo las caracterí­sticas técnicas del dispositivo, su disponibilidad en tiendas y las diversas reviews de los clientes. Así­ mismo, algunos de los productos tendrán disponible una vista en 360º para que los usuarios puedan apreciar el diseño de los mismos en 3D sin necesidad de acceder a ningún sitio web adicional. En el post publicado por Google, el gigante buscador, Google ha aprovechado para ofrecer algunas estadí­sticas de la compra online bastante llamativas. Por ejemplo, afirman que cerca del 50% de personas de entre 25 y 34 años utilizan su smartphone para comprar online mientras se encuentran en la cola de una tienda, además de que un 27% de los internautas ya ha realizado alguna búsqueda relativa al Black Friday y Cyber Monday durante los últimos dí­as.

Por estos motivos, están centrando sus esfuerzos en la mejora de la experiencia de usuario a la hora de comprar online. Se espera que estos cambios sean visibles desde todo dispositivo móvil durante esta semana.

Fitle: un sistema que pretende terminar con la frustración de comprar ropa en Internet

El auge de Internet ha cambiado el mundo tal y cómo lo conocí­amos, aunque a pesar de ello, un sector que no ha evolucionado todo lo que nos gustarí­a es el de la compra de ropa online. Si alguna vez has comprado ropa en Internet, habrás comprobado que puede llegar a ser complicado dar con la talla correcta, y nunca estarás completamente seguro de haber acertado hasta que la recibas. Con el objetivo de terminar con esta situación llega Fitle, la primera plataforma de compra online inteligente que te permitirá probarte la ropa antes de comprarla gracias a la aplicación de un sistema de tecnologí­a 3D que ellos mismos han desarrollado.

Con el objetivo de hacer el proyecto realidad, en Fitle han recurrido al crowdfunding. Hasta ahora, han recibido más de 43.000 dólares de los 50.000 que se habí­an propuesto, y aun quedan cuatro dí­as para que se cierre la campaña de Kickstarter. Para utilizar Fitle, lo único que tendremos que hacer es tomar cuatro fotos de nosotros mismos e indicar nuestro peso en su sitio web. Una vez hecho, en apenas 30 segundos se habrá generado un avatar personalizado en 3D que podremos utilizar para probarnos la ropa. Sus creadores aseguran que este sistema tiene una precisión del 99%, por lo que podemos estar bastante seguros de acertar con la talla. Ademas de servir para ayudarnos a conocer cómo nos quedará la ropa, Fitle es un sistema inteligente, por lo que nos mostrará sugerencias de ropa que pueda gustarnos teniendo en cuenta nuestras compras y búsquedas anteriores. Pero, no solo te permitirá probarte ropa que vayas a comprar, sino que guardará un registro de toda la ropa que hayas comprado en un armario virtual con el objetivo de que puedas probarte, por ejemplo, un pantalón que compraste hace tres meses con un jersey que estás a punto de comprar. Funciona incluso con artí­culos comprados en tiendas fí­sicas: únicamente tendrás que escanear el código de barras con tu smartphone, y si el artí­culo ha sido digitalizado por alguna de las empresas colaboradoras de Fitle, aparecerá de inmediato en tu armario virtual.

Sin duda, una iniciativa de lo más interesante. Os dejamos con el ví­deo de la campaña:

Las compras online no son un favor para tus clientes, son tu obligación

En paí­ses del primer mundo esto de las compras y ventas online ya es algo más común que salir a una tienda fí­sica. Sin embargo, en paí­ses “menos desarrollados” como los paí­ses de Latinoamérica, apenas se está popularizando lo suficiente para que cualquiera pueda hacer uso de ellas tanto como los del primer grupo. Ya se ha logrado con la compra de pasajes en avión, seguramente por la influencia de las relaciones internacionales que las aerolí­neas requieren, pero en algunos sectores parece que se viera el tema simplemente como otra oportunidad para cobrar más de la cuenta.

Pues bien, la presente crí­tica que parte de dos ejemplos especí­ficos de cómo la avaricia puede más que un buen y justo servicio, busca hacer que más de un responsable de las decisiones que toma su organización, reflexione sobre las estrategias que implementa al querer entrar a competir en el mundo web subestimando la inteligencia y la paciencia de sus usuarios.

Primer caso: Boletos de cine

Los boletos de cine en Colombia son bastante baratos (entre 3 a 6 US$ por ticket dependiendo del centro comercial en que se encuentre y sin contar salas especiales). De hecho, también hay buenas promociones como el 2×1, el miércoles de cine (todas las marcas exhibidoras lo aplican), descuentos por tener la respectiva tarjeta del cinema y descuentos por comprar tickets para funciones en horarios especiales. Sin duda, son detalles que promueven la asistencia y de paso la no piraterí­a.

Ahora, para comprar los tickets menos de cinco empresas ofrecen un servicio online: Una de ellas es una multinacional mexicana con bastante experiencia respecto a tecnologí­a y cobertura; Otra, la de mayor presencia en Colombia, apenas hasta hace un año renovó su plataforma de venta. La primera tiene precios fijos y una magní­fica aplicación web con un proceso de compra más que sencillo; La segunda cobra más de un dólar adicional por cada boleta comprada online, un tributo que titula “el servicio” que no es más que las gracias que “tienen” que dar los usuarios por la oportunidad de comprar dignamente (sin filas y escogiendo sus horarios preferidos) desde la comodidad de su hogar.

compra tickets cine

Segundo caso: Boletas para conciertos

Sin duda, cuando se trata de reservas “el servicio” tiene sentido porque se entiende como la oportunidad de tener apartado un lugar, pero cuando se compran directamente los tickets y se debita su costo directamente desde una tarjeta de crédito/débito, 7.500 pesos adicionales (casi US$4) por comprar para un concierto una boleta que igualmente será necesario ir a reclamar fí­sicamente, con precios que no en pocas ocasiones superan los US$250 y con espacios que a veces ni llegan a cumplir los mí­nimos requerimientos de comodidad y salubridad, no son pocos lo que se sienten estafados.

El costo real del “servicio”

Por supuesto, no debemos desconocer lo costos de mantenimiento, del diseño del sitio web, del script personalizado que permite la compra de los tickets, del certificado de seguridad que hace tan confiables las transacciones, del servidor web, del manejo de las cuentas bancarias, etc., pero ni siquiera sumándolo todo se llega a superar lo que costarí­a tener locales de expendio en toda la ciudad (costos fijos, servicios públicos, pago de empleados, infraestructura, impuestos, etc.).

ticketscript boletos
Ticketscript, uno de las muchas plataformas que se consiguen para integrar la venta de entradas

Dos razones lo confirman: La primera es que como es un sistema automatizado, requerirá a algún especialista dispuesto a brindar soporte técnico y mantenimiento (los costos mensuales totales de la plataforma), pero nada más. Los perfiles de la empresa en redes sociales requieren de un community manager siempre presente, pero un script no necesita a una persona pendiente de cada transacción. En conclusión, cobrar por “el servicio” es mentir haciendo creer que es algo exclusivo, de hecho al representar un ahorro, una parte deberí­a ir a disminuir las tarifas como un mayor incentivo.

Llamado de atención: Cuando el servicio se vuelve avaricia

Lo segundo es que si fuese tan costoso, nadie usarí­a estos servicios de ventas online, ni siquiera el competidor mexicano que no sube ni un céntimo por comprar tickets online o las tiendas por departamento (locales e internacionales) que hasta hacen descuentos por compras en lí­nea. Es que las ventas online no son un obstáculo o un costoso problema que toca asumir porque es la tendencia, son sólo un fascinante espacio dispuesto para todos y del que se puede sacar un provecho dual (beneficios para los clientes y en consecuencia para la empresa) con algo de visión, creatividad, cuidado, inversión, atención y ni una pizca de avaricia. No tiene sentido alguno, ¿cómo promover una flamante plataforma virtual si al usuario le sale más caro comprar allí­ que caminar hasta el negocio?

La idea del artí­culo es muy simple: promover la toma de conciencia por aquellos representantes de las marcas de tickets o de cualquier otra área que piense que es un favor el que se le está haciendo a los clientes al mantener un plataforma online decente que les permita pagar un precio justo por acceder a su catálogo de productos y servicios. Por el contrario, es una obligación el prestar un buen servicio al cliente, y las compras online, sin recargos imaginarios basados en avaricia personal más que en saldos reales, son de las que más destacan en ese apartado.

Nota: La opinión del autor no necesariamente refleja la de WWWhat”™snew.

The Counterfeit Report, aprende a detectar falsificaciones de productos al comprar online

encontrar falsificaciones productos

¿Sabes cómo reconocer un perfume Chanel original?, ¿qué detalles caracterizan a unos zapatos Adidas, Nike y de otras marcas destacadas?, ¿son los lentes ofertados unos Ray Ban reales?, en general, ¿sabes si los productos que compras por Internet son originales?

Para responder a esa importante pregunta que afecta muchí­simo más incluso a las compras fí­sicas, existe un útil recurso llamado The Counterfeit Report donde usuarios de todo el mundo reportan estafas al comprar productos falsificados disfrazados de artí­culos originales: zapatos, ropa, perfumes, artí­culos electrónicos, productos de aseo, accesorios, y hasta medicamentos, entre otros.

Las referencias negativas para declinar ante un producto de este tipo no paran allí­, el portal cuenta con guí­as, información de contacto de compañí­as (la real y la que le copia) y decenas de recomendaciones que hasta con fotos reales comparan las varias diferencias entre un producto original y su réplica que algunas veces, como en el caso de Converse y Adidas, son casi nulas.
Continúa leyendo «The Counterfeit Report, aprende a detectar falsificaciones de productos al comprar online»