Guí­a e-commerce (II); In-App Payments de Google y conducta de los consumidores

Publicado el

Seguimos aprendiendo aspectos relacionados con el comercio electrónico, herramientas, aplicaciones y las cifras”¦tándem indiscutible de la eficiencia informativa que nos permite obtener datos de gran relevancia para nuestro propio emprendimiento.
Conducta de los consumidores, eje central del auge del comercio electrónico, el proceso evolutivo normal del “Low Cost” surgido con fuerza con la llegada de la crisis económica.
La conducta del consumidor es lo que determina las tendencias de bienes y servicios, es por lo tanto la información más relevante para las marcas que buscan poner en marcha o consolidar un negocio basado en e-commerce.

Comercio electrónico

© Petr Kurgan – Fotolia.com

Es por lo tanto de gran relevancia, en el camino hacia el aprendizaje constante que hemos iniciado con la puesta en escena de la “influencia”, que abordemos las “tendencias” actuales en relación a la conducta del consumidor.
Las cifras nos llegan de un informe elaborado por la Unión Europea que aborda los nuevos hábitos de consumo del ciudadano 2.0
Los objetivos perseguidos por el Parlamento Europeo con éste informe cubren por un lado, el análisis de las cifras y por el otro, las recomendaciones finales y para lograrlo, se centra en el análisis de la evolución del e-commerce.
Datos de relevancia
En Europa los hábitos de consumo y la percepción sobre el comercio electrónico, han cambiado tan rápida como dinámica ha sido la penetración del entorno digital. La reducción de los costes asociados sigue produciéndose, si bien éste no es el í­tem que provoca la brecha entre la penetración de los nuevos consumidores y las cifras de comercio electrónico.
Segregando por paí­ses, un 40% de los consumidores ya se han iniciado en lo que conocemos como compras por Internet. Si bien es cierto que los paí­ses del Este y Sur de la Unión Europea, presentan un retraso en relación a los paí­ses del Norte.

Las cifras en España son muy positivas, el comercio electrónico aumenta un 30% en el último ejercicio y un 17,4% (1 de cada 5) ya han realizado alguna compra online.
Las razones del crecimiento

  • Penetración de la red

La facilidad de acceso es la principal razón para la penetración del e-commerce. Existe una intrí­nseca e indivisible relación entre la adopción de la red y el aumento de las compras online.
Los paí­ses nórdicos presentan cifras mucho más altas de compras online.

  • Todos los segmentos, todas las edades

La siguiente razón que sustenta el alza global de la penetración del e-commerce lo encontramos en la naturaleza transversal de su utilización, el rango de edad mayoritariamente activos en relación a compras online es el que oscila entre los 25 y 65 años, quienes sustentan el 43% de las compras online.
Tenemos por lo tanto la penetración de la conectividad y la naturaleza heterogénea en el rango de edad de los usuarios que sustentan las cifras de compras online.

  • La figura del prosumidor

Pero tenemos un dato más de relevancia que no debemos dejar pasar. Un dato que vincula la naturaleza transversal y heterogénea de los usuarios de la red y la coyuntura económica actual que afecta principalmente a la generación de recursos, con el nacimiento de la figura del Prosumidor.
Los consumidores acceden a bienes y servicios en la red para su consumo y para su propio emprendimiento. Los números obtenidos en el informe hablan por sí­ solos. La figura del prosumidor comenzó a aparecer con la eclosión de las redes sociales y, al cierre de 2010 ya abarcaba a un 13% de los usuarios de la red.
Las marcas
En relación a la aportación de las marcas al crecimiento del e-commerce, la constatación empí­rica de la eficiencia de las herramientas actuales (redes sociales) ha llevado a las marcas- también muy vinculado a la coyuntura global y los efectos colaterales derivados, a buscar el aumento de la productividad y la consolidación de sus marcas a través de la reducción de costes asociados a las inversiones en marketing, promoción y publicidad.
Adicionalmente y, como consecuencia causal, el auge y la importancia de la “exposición” para lograr el mejor posicionamiento, ha derivado en la obtención del valor agregado que supone la consolidación de una campaña de branding y la conversión en un “referente” dentro de la industria.
Y es aquí­ donde se produce la brecha entre el número de negocios online basados en las compras por Internet y el número de usuarios que han incorporado las compras online a sus hábitos de consumo y las razones atienden a los elevados costes de implementación y los temores en relación a la seguridad.
La Web móvil, otro gran aliado
El auge y la penetración de la Web móvil ha derivado en un entramado que permanece conectado de forma ilimitada, la tecnologí­a existente ha facilitado tanto la experiencia de compra que es evidente que las tendencias muestran un alza indiscutible en la penetración del e-commerce por parte de los usuarios móviles.
La geolocalización emerge aquí­ como un gran aliado de los negocios locales; las compras se realizan cuando y desde el lugar que decida el usuario.
Win-Win”¦ servicio personalizado de la mano de la Web social
Otra de las tendencias que se ha impuesto en la red como “valor agregado” se centra en la entrega de un servicio personalizado, adaptado a las necesidades del cliente y esta afirmación no es para tomarla a la ligera por mucho que la escuchemos ya que;
¿Es o no una realidad que cada cliente es único y si bien puede ser englobado en una “lista” “cí­rculo” “grupo” o “comunidad” especí­fica, siempre hay un aspecto en el que la relación entre nuestra marca y el cliente debe ser personalizada a sus necesidades?
Esta fortaleza de la red que sin duda puede ser un gran aliado en el crecimiento y penetración del e-commerce, debe superar el obstáculo actual que tiene ante sí­ ya que, para poder dar un servicio 100% individual es necesario ahondar en las “delicadas aguas de la privacidad”, un tema que Internet aún tiene pendiente.
Hasta aquí­ las cifras más relevantes del informe que os dejamos í­ntegro para vuestro estudio, ahora bien”¦ qué hacemos con las cifras”¦ nos falta sin duda alguna, el conocimiento de las herramientas.
¿Qué nos propone la red para poner en marcha un negocio online basado en e-commerce?
Conocidas las cifras y las herramientas estaremos en disposición de iniciar nuestro plan de innovación empresarial que nos permita consolidar una marca basada en el comercio electrónico.
Bueno ya conocemos Google Checkout sin embargo, no cabe ninguna duda que, como consecuencia de  su apuesta fuerte por la revolución en los medios de pago asociados al e-commerce, nos llega  Google In-App Payments
Una plataforma que, a través de una moneda virtual que favorece la influencia, genera confianza y obviamente, conduce a la conversión.
Google In-App Payments culmina un proceso a través del cual la mí­tica frase de “ganar dinero por Internet” ha ido avanzando hacia su ciclo de maduración, llevándose consigo al comercio electrónico que ha seguido la misma senda.
Pasamos de las aplicaciones en la Web 1.0 a la publicidad contextual y de ahí­ a las transacciones móviles fomentados por las aplicaciones desarrolladas y las redes sociales.
Éste servicio está en pleno proceso de expansión e implementación a nivel mundial y supone un salto cuantitativo en la penetración el e-commerce.
El nuevo sistema permite todo tipo de pagos del medio digital, es tan simple que utiliza una única API para concentrar al comprador y el vendedor, la comisión establecida es de un 5% de la transacción y permite todo tipo de tarjetas de crédito y débito.
Si tenemos en cuenta que tanto la penetración del SEO social, como el peso especí­fico adquirido por la “influencia”, si tenemos en cuenta la naturaleza ubicua e hí­per conectada de la red actual tras la puesta en escena de Google+ y finalmente, si analizamos exhaustivamente las tendencias que nos muestran las cifras del informe del parlamento europeo focalizado en los nuevos hábitos de consumo y la puesta en escena del In-App Payments de Google, no es muy complejo augurar un futuro en el que, todos prosumidores, consolidaremos un nuevo orden social en el que la seguridad de los negocios basados en el e-commerce, se regulen por selección ( y exclusión) natural de todos aquellos que busquen especular y/o abusar con el natural crecimiento de una red cuyo potencial global aún no hemos vislumbrado.