¿Por qué usamos cada vez menos los buscadores?

Publicado el


En realidad el tí­tulo iba a ser algo más trágico:

Buscadores: Falta de calidad y resultados eficientes, la clave de su descenso o de cómo Facebook se come a Google

Ciclos que se suceden y cambios que, apenas perceptibles mientras se están produciendo, nos sitúan ante nuevos desafí­os, nuevos obstáculos que salvar y nuevos objetivos que cumplir.
No es nada nuevo lo que está pasando en el momento actual, si, si, el escenario es distinto, la innovación y los avances de las nuevas tecnologí­as llegan vertiginosamente y dotadas de tal nivel de novedad, que el desafí­o no sólo radica en aprender a utilizar las distintas plataformas y herramientas, sino en además, comprender el alcance de las modificaciones y los cambios inherentes a la forma de relacionarnos que es necesario acometer.
Los cambios han afectado a todo el modelo productivo principalmente y, seguido muy de cerca, al mercado laboral. Actualmente los empresarios no logaran comprender fehacientemente la naturaleza de los cambios y les resulta complejo convencerse que los formatos y procedimientos deben ser cambiados.
Medios de comunicación tradicionales comprueban con estupor cómo las prácticas utilizadas ancestralmente, dejan de tener valor informativo habida cuenta de la conectividad permanente y el acceso en tiempo real a todo suceso o noticia.
Pero no son los únicos, empresas de toda í­ndole e industria se ven así­ mismas con unas cifras de negocios claramente insuficientes para mantener no sólo sus plantillas de personal, sino y lo que es más importante, sus compromisos de pago adquiridos en años en los que, ni tan siquiera nos podrí­amos imaginar estar asistiendo a un cambio tan estructural.

La educación también se ha visto modificada en su esencia por la innovación tecnológica, los planes formativos se van adecuando a una realidad dinámica y dotada de nuevos conceptos que nada tienen que ver con la naturaleza estática inherente en los negocios tradicionales. Y los alumnos de todo el mundo tienen acceso a formación online y a la obtención de cualquier respuesta sobre cualquier temática a golpe de clic.
Bibliotecas y editoriales se enfrentan al enorme desafí­o de encontrar su propio modelo de negocios en un nuevo mundo marcado por la eficiencia y la apuesta constante por la calidad.
Podrí­amos seguir con otro tipo de negocios”¦ como el ejemplo abordado especí­ficamente en el ámbito de los videoclubs ”¦sin embargo vamos a seguir avanzando y desgranando el nuevo paradigma de los negocios online, aquél que establece una intrí­nseca relación entre el auge de la geolocalización ”“redes sociales- vs. la ”“eventual- decadencia de los buscadores tradicionales.
Nos enfrentamos a un nuevo mundo, el mundo conformado por la tecnologí­a, un mundo en le que los paí­ses acortan sus distancias e incluso aspectos tan relevantes para la organización y gestión de entramados empresariales, como los diferentes usos horarios, han dejado de ser relevantes y no suponen obstáculo alguno.
El acceso al conocimiento es inmediato producto de la vertiginosidad que subyace en la red y sin embargo”¦ se siente y se palpa, especí­ficamente por los medios de habla inglesa, un cierto clima de hastí­o hacia los buscadores.
Es importante ser honestos en este aspecto”¦ no podemos abstraernos de una realidad; Google optimizó su algoritmo de búsqueda y para miles de portales Web esta es una muy mala noticia”¦

¿Es quizá este el motivo por el que las redes sociales comienzan a ganar terreno en el ámbito de las búsquedas?

No cabe duda alguna que es más sencillo realizar acciones en los social-media, que abordar el cambio del modelo de negocio para adaptarlo a la premisa indispensable del nuevo algoritmo; la calidad.
No es un tema baladí­”¦ recordemos cuánto trabajo, esfuerzo, dedicación, especialización, constancia, compromiso y”¦ conectividad permanente, requiere lograr un buen posicionamiento en Internet.
Adicionalmente, los parámetros que componí­an los algoritmos tradicionales comienzan a presentar grietas, hagamos un poco de historia.

Cuando Google comenzó cualquier búsqueda arrojaba resultados eficientes hoy, el contenido en su gran mayorí­a es basura, copiado y pegado, duplicado o creado únicamente para enriquecerse de forma rápida y sin grandes esfuerzos, el contenido de calidad en la red se circunscribe a un número infinitamente menor que los sitios sin valor agregado.

Granjas de enlaces que llevan a un escenario actual en el que el buscador se ha transformado en un alojador de spam. Palabras clave rentables que inmersas en artí­culos sin mensaje ni opinión ni valor agregado, sitúan antes que el buscador se haya dado cuenta, a un portal basura a la cabeza de un resultado de búsqueda.
Trasladémonos ahora a las redes sociales”¦ la facilidad con la que las marcas pueden acceder al entramado actual y la inclusión de los medios sociales en los criterios de búsqueda, ha llevado a fomentar de forma tácita el posicionamiento social por encima del SEO.
El éxito de las redes sociales por geolocalización donde la conectividad permanente supone la apertura de cí­rculos sociales en los que se interactúa de forma constante, alojando la cantidad ingente de información que subyace y se percibe en el subconsciente de la creatividad con el fin de encontrar nuevas oportunidades, ha llevado a Google a tener que modificar su algoritmo, con la secreta esperanza de ser algún dí­a tan aclamado y valorado como los magnánimos”¦ Social Media.
Finalmente algunas recomendaciones para el buscador:
– Se debe abordar el establecimiento inmediato de configuraciones que permitieran identificar el contenido duplicado en tiempo real
– Page Rank fue una variable eficiente en el periodo de maduración e Internet hoy, la calidad debe ser más visible
– El buscador debe optimizarse a sí­ mismo, la eficiencia debe contemplarse en las búsquedas por ideas fuerza, ejemplo:

Si busco una empresa de hosting para alojar mi portal Web, debiera ser suficiente establecer hosting y los resultados debieran incluir a las marcas que ofrecen la solución más eficiente y con la mejor calidad.

Este es un aspecto de gran relevancia y sin duda uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan los buscadores especí­ficamente Google, Facebook ya está más avanzada en el ámbito de las recomendaciones sociales.

14 comentarios en “¿Por qué usamos cada vez menos los buscadores?

  1. totalmente de acuerdo, ya dije hace unos dí­as que google (aunque le quiero mucho) pero cada vez me dá peores resultados. Si buscas un programa te sale siempre softonic, en lugar de la web oficial de la emrpesa que hace ese programa…

    1. La gente usa Facebook para preguntar a sus contactos sobre un hotel de una ciudad determinada, o sobre consejos relacionados con una enfermedad, o sobre viajes… a veces obtener la información de conocidos es más rápido y sencillo que navegar entre miles de webs.

  2. Soy SEO y veo las cantidades de trafico a través de los buscadores y creo que esto es un poco incierto.Yo creo que motores de búsqueda como Google registran aun mas búsquedas que en el pasado. Sino las empresas no estarí­an invirtiendo como locos como lo están haciendo.También hay que decir que las redes sociales están creciendo a lo loco y que Facebook podrí­a hacer un buscador de temas sociales, pero creo que ambas crecen en la misma medida.Un saludo

  3. #albert, pienso lo mismo que vos.FB o Twt se comen a Google en búsquedas.Quizás en un publi-reportaje pagado por «social-medias» y no nos dimos cuenta!Veo Fb y Twt mas como moda que como algo que algo que quede, ya pasamos por eso con SecondLife, hasta hicieron documentales de esa bazofia, y ahora ya no pinta nada!!

  4. No veo cómo puede estar «facebook comiendose a Google». Es cierto que Google a veces termina arrojando algunos resultados malos (ni hablar de Bing o Yahoo) pero es innegable que es el mejor método que existe para buscar algo en internet. Jamás se me ocurrirí­a esperar a que mis contactos contesten cada una de mis inquietudes en facebook (o Twitter) por más «amigos» (o «seguidores») que tenga. Y de hecho, si hiciera esto serí­a la persona más molesta del mundo y más de uno lo bloquearí­a.Luego, no se por qué se asume que todo el mundo busca solo los temas de actualidad, lo demás es obsoleto. Es como pretender que se editen los libros todos los años tan solo para actualizar las notas al pie (?) La definición de terremoto de 1990 es tan valida como la del 2011. No me interesarí­a la definición de 2011 si acaso es más escueta que la de 1990…Tampoco veo por qué han de ser tecnologí­as, recursos o herramientas excluyentes, sino que lo veo como todo lo contrario, son complementarias. Si quiero ver en mi casa algún clásico del cine, buscando en Google tal vez encuentre a «los mejores» crí­ticos de cine recomendándome algún bodrio de pelí­cula iraní­, si pregunto en facebook o busco lo que recomiendan otros, tal vez encuentre algún clásico «más adecuado». En todo caso podrí­a finalmente complementar esa información: Lo que me recomendaron en facebook lo busco en Google y leo las criticas, luego en base a mi criterio terminaré viendo tal o cual pelí­cula.El ejmplo de «mejor hosting» no le veo pies ni cabeza, es imposible que pueda automatizarse ese proceso, las necesidades individuales son de lo más diversas. En ese caso, por supuesto que un amigo (experimentado en el tema) sabrá recomendarme mejor si le pregunto exactamente lo que busco y aun así­ siempre será su opinión, que luego podré evaluar si estaba en lo cierto. Lo mismo sucede con hoteles, viajes y demás…[Esto al margen, si estás enfermo vas al médico, nada de tratar enfermedades por internet que ya bastantes hipocondrí­acos hay en el mundo]Sí­, por supuesto estoy de acuerdo con que se implemente una búsqueda en tiempo real para evitar duplicados y tanta chanchada de páginas que solo copian de otros sitios. El PR creo que hace rato no tiene la misma importancia que antes, en este sentido me parece muy bien que siga así­… Tampoco (y no quiero ser ofensivo ni faltar el respeto) pero «mejor calidad» es un concepto ambiguo y hasta subjetivo en un escrito de cualquier í­ndole… Para decirlo de una forma sutil: si te regalo algo y lo envuelvo en un paquete con un moño gigante con mil nudos, vas a estar mucho tiempo intentando abrir ese regalo. Ni los mil nudos, ni el moño gigante hacen «mejor» al regalo.Por otra parte, los amigos y el «boca en boca» existí­a antes de que se invente facebook, uno confiaba en la opinión de un amigo, porque conocí­a sus gustos (o no) y luego se llevaba terrible chasco… Ahora y siempre va a ser lo mismo. En el medio de todo siempre va a haber personas.Y repito, la ventaja que tenemos ahora es que puedo buscar en Google las recomendaciones de mis amigos, informarme y tomar una decisión… Y esto desde ya es para casos particulares, el buscador lo vamos a seguir usando cuando busquemos información y no necesitemos opiniones de otros. Que dicho sea de paso, los artí­culos cargados de opiniones personales terminan fácilmente manipulando o tergiversando el contenido, en un articulo sobre tecnologí­a podrí­a soportar y entender a un fanboy de Apple, pero un articulo polí­tico no podrí­a soportar a un peronista (un partido polí­tico de argentina) Y esto viene a propósito de aquello de «calidad» de contenidos…Saludos.(Perdón si el comentario es extenso y en algún punto ofende o hasta parece que divago, pero es domingo y estoy aburrido en el trabajo y querí­a dejar un comentario 😉

    1. Muchas gracias por tu comentario! si para animaros a comentar hay que escribir posts con opiniones polémicas, habrán más dentro de poco 😀
      Estoy de acuerdo en gran parte de lo que comentas, aunque la tendencia de usar buscadores de twitter y analizar lo «más recomendado» de Facebook continúen in crescendo…

  5. Jajaja esta bien…Voy a estar esperando próximos posts con opiniones polémicas para comentar y debatir un poco en tardes aburridas en el trabajo… :PLuego sí­, sobre las tendencias en internet no sabrí­a qué decir… Ya veremos qué aporta Google +1 o qué pasara en los próximos años… Lo mejor de todo es que con este tipo de «competencias» siempre salimos ganando los usuarios ;)Saludos!(Perdón por los saltos de linea, pero no los toma… El anterior comentario fue con Chrome, este con Firefox, veremos qué sucede 😛 )

  6. No creo que las redes sociales vayan a ocupar el hueco de los buscadores. Son herramientas diferentes y sirven para propósitos diferentes. Nada de esto es tan nuevo. Hace 15 años, ya utilizábamos el IRC y chateábamos con gente de todo el mundo. Con el tiempo te hací­as un grupo de amigos con los que solí­as verte en ciertas salas de chat… de modo que te ibas haciendo tu red social. Ya en aquellos tiempos podí­a pedir a mis amigos recomendaciones sobre discos de música, pelí­culas… Pero si yo quiero saber quién dirigió tal pelí­cula o en qué año se edito un disco, no creo que vaya a conseguir mucho preguntando a mis amigos. Seguramente encuentre antes la información que busco en un buscador. La tecnologí­a ha avanzado y hoy la web es más interactiva. Ya no hay que tener conocimientos técnicos para publicar contenido en Internet, así­ que la web se está llenando de opiniones que inundan la red haciendo que cada dí­a sea más difí­cil encontrar los datos cuando los necesitas. Creo que los buscadores siguen jugando un papel fundamental. Quizá Facebook o cualquier otra red social, se meta de lleno en las búsquedas y acabe destronando a Google, pero el concepto de buscador, perdurará. Google tiene que mejorar cosas en su buscador. Pero es innegable que trabajan duro para mejorar su servicio: recientemente han modificado su algoritmo para penalizar a las granjas de enlaces y a los listos que se aprovechaban de técnicas SEO para posicionar webs sin contenido alguno en las primeras posicionces. Lo siento por los fans de los Social Media, pero en Internet hay más cosas que los cotilleos del Facebook.

  7. Le Luthiers decí­an: Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe
    Es una bonita y graciosa frase pero ¿todos tenemos «conocidos» en las redes sociales que sepan de cualquier tema? Yo dirí­a que no.
    Evidentemente si voy a buscar algo de medicina y conozco a un médico me podrá asesorar de donde buscar pero ¿Todos conocemos a un médico lo suficiente como para que se tome la molestia de respondernos?
    Ahora, por la novedad de las redes sociales, aún se puede encontrar a alguien que pueda asesorarte, pero si saturas a alguien a preguntas lo normal es que un dí­a diga ¡Basta! y no responda a nadie que no sea de su cí­rculo intimo de amistades.

  8. Parece que en esta discusión nos dejamos a Quora, que en cuanto se implante definitivamente (u otro clon parecido con calidad similar) en la «nube» de habla hispana, me temo que decantará esta discusión hacia el lado de lo social. Es cierto que Google da malos resultados muchas veces, por que en cuanto se sabe como funciona su ranking, todos corren a ver como ganar puestos, y hay tal complejidad de elementos en la nube que a veces se hace muy difí­cil encontrar lo que buscas. Quizás Google debiera hacer su fórmula secreta de ranking como Cocacola… 🙂 Aunque esa fórmula en este caso creo que es evidente cual serí­a: la de la calidad, pero cómo se mide eso? muy subjetivo. Voy a dejar mis divagaciones aquí­.Gracias Diego por estos apuntes que dan que pensar. Salud para tod@s!

  9. @cafe_licor, la clave no es que lo sepan tus amigos, sino que en FB alguien aunque no sea de tu grupo de amigos ya habrá respondido a esa pregunta o habrá dicho «me gusta» en determinada información. El poder de redes como Facebook aún no está siendo explotado a fondo. Podrás buscar «restaurante chino en malaga» y con los datos que tiene FB, interpretando la info que guarda, como los «me gusta» en restaurantes chinos o «fan» de tal restaurante, puede darte resultados muy acertados sobre lo que buscas. No se si me explico bien. FB podrí­a «interpretar» «ordenar» «clasificar» «aconsejar» cualquier cosa según los «me gusta» y lso comentarios que tiene en su inmensa base de datos. Eso tiene un valor incalculable.

  10. fijate más aún, podrí­a FB buscar en su base de datos, comentarios y «me gusta» de restaurantes chinos en Málaga, luego podrí­a mediante un algoritmo, ver de esos «me gusta» o «recomiendo» que la persona que lo haga tenga gustos similares a tí­, en múscia, peliculas, otros restaurantes que os hayan gustado etc… es decir internamente podrí­a «clasificar» esas recomendaciones segun los gustos de otros temas que se asemejen a los tuyos, o ver si hay amigos cumunes que han ido a ese restaurante, y finalmente darte el nombre del «mejor restaurante chiino en malaga» basado en muchas variables que conoce facebook, pq sabe tus gustos, los de tus amigos y los de todo el mundo y puede cruzar esa información.

  11. No comparto los fundamentos de la nota. Piensa que todos los que buscamos algo en Google somos seres pasivos que no sabemos distinguir spam o basura de buenos contenidos. El buscador en mi opinión sigue siendo la herramienta mas eficiente para encontrar contenidos o clones de contenidos que pueden disparar la creatividad, si hay algo del otro lado, obviamente. Si hay materia gris analizando qué se lee.