La educación desde una perspectiva disruptiva

El dí­a 3 de la Sala de Prensa CLED 2013 trajo consigo una discusión de mucha actualidad educativa: las tendencias disruptivas. Nuevamente bajo la magistral conducción de Sybil Caballero, invitados de la talla de Juan Domingo Farnós, Javier González de la Fundación Telefónica y íngel Alvarado; acompañados además por el cronista de la sesión, Salomón Rivero López.
Primeramente, Farnós refirió que la disrupción plantea un nuevo tipo de educación que entre todos debemos diseñar, la cual proviene de las ideas expuestas por Clayton Christensen. La educación disruptiva trata de hacer otra educación, no seguir haciendo lo mismo, esto debido a que las caracterí­sticas de las personas hoy no son iguales a las de antes. Para Farnós,

a veces se requiere más pedagogí­a y a veces más tecnologí­a. Traemos lo mismo de antes y no traemos otras cosas que sirvan a ellos para el futuro”¦ el docente común en una educación disruptiva, o cambia de rol o no sirve para nada.

Finaliza señalando que ha llegado el momento de que la escuela deje de pensar que es un ente sólo y se inmiscuya en el ámbito social. No debemos limitarnos a las instituciones formales, señala, hay que ir a la sociedad.
Seguidamente, Javier González expresa que existen 4 claves para la educación de hoy:

1) El sistema educativo tiene que ser abierto, y si no se abre a la sociedad difí­cilmente puede dar respuestas. Se debe entender que la clase no es una caja oscura cerrada sino que tiene que abrir la experiencia y colaborar.
2) La tecnologí­a siempre será secundaria, estará subordinada a la pedagogí­a.
3) Los aprendizajes deben ser cada vez más personalizados y la dinámica cada vez más activa.
4) La sociedad del futuro debe plantearse cómo será la educación del siglo XXI y sobre esa base definir cuáles serán las tecnologí­as más apropiadas.

Agrega íngel Alvarado que uno de los grandes retos para el docente es comprender que la enseñanza y el aprendizaje no son lo mismo; y sin embargo, los estamos intentando comprender con los mismos fundamentos de la didáctica clásica, los cuales poco ayudan a comprender el comportamiento de nuestros hijos y nuestros estudiantes. A juicio de Alvarado, las tecnologí­as llevan 3 pasos delante de la pedagogí­a, las tecnologí­as “empujan” a la didáctica a adaptarse, mientras la escuela que tenemos no da respuestas.
Finalmente, Salomón Rivero López apunta que comúnmente quienes defienden la educación disruptiva lo hacen desde las ideas de Clayton Christensen, sin embargo, este autor lo que plantea ”“en el ámbito empresarial”“ es atender a la demanda de los clientes menos exigentes bajando la calidad de los productos, y así­ disruptir el mercado. Como se ve, estos son conceptos muy poco convenientes para la educación, por lo que Rivero prefiere atender a las ideas que sobre disrupción plantea Jean Marie Dru:

La disrupción es una forma de prepararse para el cambio, de estar siempre alerta. De decir no a la inercia. La discontinuidad es, entonces, la esencia del cambio y fundamento de la disrupción.

La sala de prensa completa, a continuación:
Continúa leyendo «La educación desde una perspectiva disruptiva»

Aprendizaje móvil: una oportunidad para la educación del siglo XXI

cled

La segunda sesión de la Sala de Prensa CLED 2013 versó sobre el aprendizaje móvil o m-learning. Para ello se contó, entre otros, con la participación del brasileño Fabio Barros, y los venezolanos Raymond Marquina y Marianicer Figueroa.

Interesantes ideas a destacar surgieron de esta conversación, entre ellas las expuestas por Marquina en el sentido de que la presencia de equipos móviles representa una oportunidad para la educación, ya que en Venezuela se estima que 3 de cada 10 personas tienen un teléfono inteligente. En este sentido, es de acotar que Raymond Marquina apunta estrictamente a los dispositivos que tengan conectividad como parte del m-learning; sin embargo,

existe gran problema de conectividad. En muchas zonas del paí­s la conectividad ni siquiera llega a tercera generación, lo que dificulta sacarle provecho porque la conexión se hace muy lenta.

A pesar de ello, se plantea que a partir del próximo año todos los estudiantes universitarios tendrán una tableta. Aparte de ello, en Venezuela se proyecta que todos los campus universitarios dispongan de conexión Wi-Fi para el año 2014, con lo cual se acrecientan las posibilidades de sacar provecho educativo a los móviles.
Como parte de la discusión académica, Salomón Rivero López muestra su desacuerdo con el hecho de incluir en esta tendencia exclusivamente los dispositivos con conectividad, ya que aún otros, como los MP3, ofrecen grandes posibilidades al favorecer la portabilidad de los contenidos educativos. Asimismo, Fabio Barros plantea las actividades de aprendizaje móvil como  formas de enseñanza y libertad para que los estudiantes elijan caminos, contenidos, disciplinas, cursos. El aprendizaje móvil, dice, nos hace pensar en situaciones formativas que ocurran fuera de las clases tradicionales, en el aprendizaje para las comunidades, barrios,

no solamente con personalización, sino ojalá también con libertad de elegir los recursos formativos.

Para concluir, Marianicer Figueroa pone sobre el tapete la necesidad de evaluar la idoneidad de las tecnologí­as y plataformas según el escenario y contexto. A continuación, la grabación completa de la segunda sala de prensa.

Los MOOC, tema discutido en CLED 2013

moocs

Por todo lo alto inició el congreso virtual CLED 2013, con una interesante discusión sobre los Cursos Abiertos Masivos en Lí­nea (MOOC) en la cual participaron Juan José Calderón, Omar Miratí­a, Mariano Fernández y Larry Lugo; todos la conducción de Sybil Caballero, el apoyo técnico de José Rodrí­guez y las crónicas de Salomón Rivero López.

Entre los aspectos interesantes que se trataron en la discusión, Calderón planteó que los MOOC no son una panacea, sino una estafa; y para ello parte de distintas reflexiones, como la imposibilidad de que se produzca contenido útil en un ambiente masivo y la verticalidad de procesos en los cuales alguien controla qué, cómo, cuándo y desde dónde se produce el aprendizaje. Agrega que los MOOC no son abiertos porque “hay que meterse en una plataforma de una institución, con una clave y estoy siendo controlado con todos mis datos, mi forma de pensar”¦ El MOOC  es la forma de descubrir a aquellas personas lo suficientemente inteligentes para ser absorbidas por el propio sistema. Los MOOC quieren vender una forma diferente de los certificados.”

Por su parte, Omar Miratí­a, aunque no se atreverí­a a lanzar una aseveración tan fuerte como decir que son una estafa, reconoce que hay mucho engaño con los MOOC, ya que se ofrece un curso a alguien para después cobrarle una cuota por certificación. Agrega que existe porque “quienes nos inscribimos en un MOOC se supone que tenemos el deseo de aprender algo que por lo general no aprendemos en las aulas de clases. Si tienen ganas de aprender no se entiende por qué los MOOC son un embudo, en el sentido de que al igual de la educación tradicional se inscriben muchas personas y finalizan menos del 10% o 15%”.

Por el contrario, Mariano Fernández sí­ ve en el MOOC una oportunidad muy grande de aprender para un grupo enorme de personas. Representa, a su juicio, la salida para el problema de formación de una escuela obsoleta ante la necesidad de nuevas habilidades y perspectivas. Permite, asimismo, aprender lo que no aprendieron en la escuela o lo que necesitan en el trabajo, y además que cada quien tome lo que necesita.

Finalmente, señala Larry Lugo que ningún modelo de MOOC hasta ahora ha sido totalmente exitoso. Como aspecto negativo, refiere Lugo que se requiere gran esfuerzo tecnológico cuando los cursos son realmente masivos, sin embargo, no todo es malo, ya que Los MOOC representan alternativas para quienes desean estudiar incluso maestrí­as. Como salida “ideal” para esta tendencia de aprendizaje, menciona Larry Lugo que se debe ofrecer rutas individualizadas de aprendizaje, sin embargo, el control de esas rutas ilimitadas parece ser hasta ahora una utopí­a. Te invitamos a ver la grabación completa de la sala de prensa:

Imagen de multitud en shutterstock.com