Llega el futuro de los pagos en comercios con Kuapay: lo probamos en la #MWC2012

Publicado el

Nos acercamos al stand de Kuapay para hablar con Joaquí­n Ayuso, creador del proyecto, acerca de este sistema de pagos móviles que toda la pinta tiene de ser la nueva revolución que nos permitirá (y nos permite, de hecho) llevar todas las tarjetas de crédito integradas en nuestro smartphone (y tablet) con el objetivo de gestionar y realizar cómodamente nuestras compras.

¿Cómo? Muy fácil: la aplicación, disponible para iOS, Android y BlackBerry, genera tras el registro un código QR personal que podrá ser escaneado por el comercio correspondiente. El comercio emitirá una factura «digital» y tecleará la cantidad a cobrar antes de escanear nuestro código, factura que nosotros miraremos, revisaremos y podremos confirmar con un «OK» antes de ser cobrada y enviada al Kuapay y a nuestro respectivo banco.

La aplicación no sólo se basa en un código QR de escaneo-revisión-cobro, sino que se compone de muchas más caracterí­sticas: desde nuestra cuenta en el sitio web podemos controlar nuestras facturas y pagos devueltos y visualizar todos nuestros movimientos, añadir y quitar tarjetas, etcétera, y además la aplicación cuenta con un Loyalty Program (programas de puntos) con el que se nos darán obsequios y regalos en comercios determinados conforme acumulemos puntos realizando compras con nuestro código, de la misma forma que acumulamos puntos con las tarjetas de crédito o débito.

En respuesta a las preguntas más comunes realizadas por los lectores y potenciales usuarios de Kuapay, que vienen a ser ¿estarán seguros mis datos? ¿sabrá el equipo de Kuapay mis números de tarjeta y datos bancarios al ser yo usuario/a de la aplicación?, las respuestas son las siguientes: la seguridad a la hora de utilizar Kuapay no supondrá ningún tipo de problema porque nuestros datos de tarjeta de crédito y/o bancarios están encriptados en el servidor y base de datos de Kuapay. Eso viene a significar que ellos en ningún momento los conocen, ni pueden visualizarlos, ni tienen acceso a ellos, ya que se desencriptan sólamente en nuestro terminal (y de forma parcial, ya que de hecho sólo podemos visualizar los últimos dí­gitos de nuestra tarjeta y el resto aparecerá en forma de asterisco).

Como añadido, si perdemos información relacionada con la aplicación (como por ejemplo la contraseña de registro) el equipo de Kuapay tampoco será capaz de facilitárnoslo, ya que dicha información también se encripta. Esto aparece explicado cuando nos registramos inicialmente en Kuapay, en forma de consejo que nos indica que nos acordemos bien de nuestra contraseña de acceso: si la perdemos no podremos pedirle a la compañí­a que nos la recuerde.

Todos estos factores, el hecho de que la aplicación se actualice cada 10 minutos para verificar que nosotros somos los poseedores del teléfono (muy útil en caso de robos) y nos pida un pin de acceso personal cada vez que se inicia, y la posibilidad de cancelar inmediatamente su actividad y uso desde nuestra cuenta en la página web impide totalmente que la aplicación pueda ser utilizada de manera fraudulenta. En resumen, el equipo de Kuapay ya ha tenido más que en cuenta que la seguridad y la encriptación / protección de datos eran temas prioritarios a la hora de programar la aplicación.

Como conclusión a todo lo visto y comentado, y tras pasarme un buen rato probando la aplicación e instalarla en mi propio teléfono, estamos seguros de que de aquí­ a un tiempo Kuapay va a suponer una revolución en lo que a formas de pago en comercios se refiere, y desde aquí­ volvemos a felicitar a Joaquí­n Ayuso y a su equipo y a agradecerles su demostración de hoy.

Un comentario en “Llega el futuro de los pagos en comercios con Kuapay: lo probamos en la #MWC2012

  1. el éxito de estas cosas, más que de la tecnologí­a, depende de la red de comercios asociados y del marketing. O te compra un grande como visa o se asocian a la misma. El decidir enfrentar el mercado como outsider implicará una inversión extremadamente grande.