Trabajo emocional, nuevo empleo en la Web Social

Publicado el


Hace unos dí­as abordábamos el futuro de los social media y analizábamos las profesiones del futuro”¦ el dinamismo y la vertiginosidad con la que avanza la red en su fusión con las personas a fin de dar como resultado un nuevo orden social es de tal magnitud, que de forma constante y sin pausa, nuevos conceptos van apareciendo en el escenario procedentes de la innovación y la creatividad de las mentes pensantes que hoy, son esenciales para el desarrollo de Internet; las personas.
Es muy frecuente que las empresas centren sus análisis en variables eminentemente numéricas que relacionadas entre sí­ a través de diversas fórmulas, dan como resultado, datos de gran relevancia para la evaluación de las cuentas de resultados.

¿Resultarí­a muy complejo entender que han sido las redes sociales y la exaltación de las virtudes inherentes a los seres humanos las que han puesto de manifiesto la importancia del aspecto emocional de las personas en la consecución de los objetivos?


Determinar qué hay que hacer es totalmente necesario, elaborar una estrategia y un método que permitan alcanzar los objetivos previstos, es esencial, sin embargo”¦ en el momento actual transitamos por una delgada lí­nea que pretende integrar aunque aún sigue muy divergente, la debacle del “mundo real” con el nuevo orden social del “mundo virtual”, por lo que podemos concluir que sin la fortaleza emocional necesaria, no será de gran utilidad saber qué hay que hacer.
Gracias a esta premisa, no es de extrañar que el mundo emocional, la fortaleza y la autoestima, sean variables esenciales para lograr superar los obstáculos y conseguir los desafí­os presentados. El trabajo emocional adquiere relevancia en un mundo en el que el emprendimiento se consolida como una forma de vida.

Las emociones logran consolidarse como un factor determinante en la nueva sociedad y esta afirmación suponen a su vez un nuevo reto, para seres humanos que, ancestralmente, se han visto obligados a dejar a las emociones durmiendo, en pos del desarrollo de la inteligencia y la consecución del éxito en términos monetarios.

No cabe duda que las emociones están omnipresentes en el devenir de la vida, el procedimiento utilizado para expresar, para sentir y para manifestar las emociones, es una de las fortalezas únicas de cada persona, determinan la calidad de vida y constituye el ser humano único que somos.

¿Dónde quedó el concepto de los seres humanos racionales?

Si bien es cierto que son las redes sociales las que se consideran el punto de partida para la integración de las emociones en los modelos productivos, considerando a éstos como el núcleo central del orden social, éste es un nuevo paradigma que rompe con los preceptos puestos en escena por Descartes y defendidos fehacientemente, donde las emociones y los afectos están en un punto totalmente opuesto al raciocinio.
Así­, Descartes proyectaba un ser humano liberado de las ataduras y obstáculos inherentes a las emociones donde la exaltación del mundo racional fuera el pilar de sustento de la libertad y la plenitud.
Las emociones condicionan nuestras acciones, nos predisponen y nos impactan y obviamente, determinan el grado de productividad, eficiencia y efectividad de cada una de las personas.
La fortaleza de las emociones permite canalizar nuestras emociones en pos de la gestión óptima, logrando que estas se transformen en grandes aliados que permitan construir y gestionar de forma eficiente nuestras necesidades y las acciones que se deben llevar a cabo para lograr su satisfacción.

Dominio y liderazgo emocional, los nuevos paradigmas del futuro empleo

Descartes y su teorí­a del adormecimiento de las emociones a fin de lograr la exaltación del raciocino han pasado a la historia, hoy somos conscientes que los seres humanos únicamente estamos en equilibrio cuando ambos aspectos logran transitar juntos para lo cual es esencial adquirir las fortalezas necesarias para canalizar estados de ánimo adversos transformándolos en acciones ”“estrategias y métodos- de alto nivel de creatividad e innovación.
El dominio de las emociones y su aplicación en el nuevo liderazgo se asienta en los preceptos clásicos de la programación neurolinguí­stica, el coaching y el estudio de las leyes del universo.
Así­, a través de un cambio de estructura mental y un pensamiento positivo ”“ al principio de forma consciente y ligeramente forzado- lograremos separarnos de las emociones adversas y canalizar nuestra energí­a y creatividad hacia la construcción y el desarrollo.
Hoy, los nuevos lí­deres son clasificados como emocionales, por su capacidad para genera nuevos estados de ánimo que deriven en intereses y necesidades inéditas, esencial para la consecución de los objetivos proyectados.
En el mundo actual, el modelo de negocios, el empleo, la competitividad e incluso hasta el orden social, se centran en un concepto único del ser humano: la productividad.
Y si bien es cierto que los aspectos cuantitativos son esenciales en la medición de resultados, no podemos olvidar que transitamos por un ciclo eminentemente social por lo que no es posible dejar a un lado los aspectos cualitativos centrados en el equilibrio emocional necesario para lograr la consecución de las cifras perseguidas en las cuentas de resultados.

Bajo esta nueva visión holí­stica del empleo, el nuevo modelo de negocios acuña el término trabajo emocional, una clase de empleo a través del cual las emociones de las personas son canalizadas y utilizadas como herramientas de gran valor en el proceso de consecución de metas y objetivos.

El trabajo emocional consciente y continuado es esencial para las marcas en el momento actual, no podemos abstraernos; somos personas y es por este motivo que la no ”“ acción frente a reacciones inherentes a las acciones de las personas, pueden derivar en un descenso de la calidad de las acciones llevadas a cabo e incluso en el abandono a medio camino de proyectos de gran valor y sin duda, es un hándicap de gran relevancia para la gestión de la reputación asociada a la marca.

Conclusión

En conclusión, los nuevo lí­deres deben contar con conocimientos exhaustivos que permitan la canalización de las emociones de sus empleados… únicamente de ésta forma se logrará obtener la innovación y creatividad necesarias para lograr el cumplimiento de los preceptos sobre los que se asienta hoy el éxito en los negocios; el compromiso, la calidad y la reputación.

Un comentario en “Trabajo emocional, nuevo empleo en la Web Social

  1. Carlolina: es muy interesante tu planteo y lo comparto profundamente. Tengo para mi que aprendiendo a manejar las emociones podemos descubrir aptitudes e ideas dentro de nosotros mismos que ni siquiera sabiamos que poseí­amos. Por eso, quiero recomendarles a todos los lectores de Wwwhatsnew que se asesoren acerca de los Cursos de Tecnicas de Respiración para manejar las emociones (entre otras miles de cosas) que brinda una fundación sin fines de lucro llamada El Arte de Vivir. Está en todo el mundo y googleandola encontraran la info: millones de personas de todo el mundo las han probado y grandes empresas (inclusive google) estan haciendo que sus empleados tomen el Curso. Saludos desde Argentina y muy buena la nota!