Nanopartículas en la sangre para detectar problemas, el nuevo proyecto de Google [x]

El equipo de profesionales que trabaja en los proyectos de Google [x] tienen experiencia en los campos de la biología, la química, la física, la ingeniería eléctrica, ciencias de la computación… sectores que, combinados, pueden crear avances en la medicina desarrollando nuevas herramientas de diagnóstico para los médicos.

Ya vimos hace unos meses su proyecto de lentes de contacto inteligentes, construido para medir continuamente la glucosa en las lágrimas; un proyecto para construir utensilios que compensen el temblor de las manos de enfermos de Parkinson o esclerosis múltiple; y vemos ahora el uso de nanopartículas para detectar posibles problemas antes de que sea demasiado tarde.

Como veis en la imagen, podrían incluirse hasta 2000 partículas en una única célula de sangre, son minúsculas. La idea es que puedan incluso atacar determinados tipos de células y obtener información que se enviaría al exterior, para que los médicos tengan datos que puedan utilizar tanto para el diagnóstico como para la solución (cada nanopartícula tendrá un dispositivo portátil equipado con sensores especiales que realizarían el trabajo).

Aún están en las primeras etapas del proyecto, pero ya están imaginando varias aplicaciones diferentes para esta tecnología. No solamente detectaría y atacaría el cáncer, también podría usarse para identificar placas arteriales que están a punto de romperse y causar un ataque al corazón o un derrame cerebral, aunque dejan claro que el papel de Google [x] no es crear el producto final, algo que quieren dejar para las empresas interesadas en su tecnología.

Las nanopartículas podrían ser ingeridas en una píldora, y estarían diseñadas para unirse a un tipo particular de célula con una sustancia que puede interactuar con la superficie de la misma. El núcleo de las nanopartículas es magnético, y se usarían diversas técnicas no invasivas, como las ondas de luz o radio, para detectar y contar las partículas existentes.

De momento Google ya ha hecho experimentos prometedores en varios componentes básicos dentro del nanodiagnóstico: el diseño de las nanopartículas y su unión para atacar células, su detección con un dispositivo no invasivo, y la tecnología para contarlas. Ahora están trabajando para permitir que detecten células muy raras (una célula tumoral circulante, por ejemplo) y para que puedan medir los cambios graduales en los elementos comunes de la sangre, por ejemplo, el exceso de sodio o de potasio.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario