La traducción inteligente en los dispositivos móviles

Por en Traductores e Idiomas

01/10/2013



bing

Hablar y entender otros idiomas en el siglo XXI no tiene ni punto de comparación a lo que suponía entender otras lenguas hace unas pocas décadas. Viajamos y leemos menús, letreros, papeles que podemos traducir al momento con nuestro smartphone. Por poder, hasta podemos traducir de audio a audio.

Leemos un artículo interesantísimo en Microsoft Research que nos habla justamente de la evolución de este sector en lo que a tecnología se refiere así como de las opciones de las que disponemos para realizar estas traducciones o para hacernos la vida más fácil a la hora de viajar. Bing Translator en Windows Phone es una de esas grandes opciones, una opción gratuita con la que podemos bajarnos packs de idiomas antes de viajar que nos traducirán lo que queramos a la lengua objetivo incluso aunque no dispongamos de red 3G. Y esta app resulta ser sólo un ejemplo de lo que evoluciona la traducción inteligente vía smartphone, algo en lo que Google también lleva trabajando desde hace mucho tiempo con su famoso Google Translate.

Y es que aprovechando que justo ayer celebramos el International Translation Day, Microsoft aprovecha, en dicho artículo, para comentar hacia dónde exactamente se encamina la traducción con dispositivos móviles, PCs y tabletas, sea con aplicaciones o vía web. Por ahora queda claro que la clave para que una machine-translation sea exitosa se basa en trabajar intensamente con científicos, lexicógrafos, lingüistas e ingenieros que trabajen todos a una para enseñarle a la máquina cómo aprender grandes cantidades de datos generado por nosotros vía teclado, sensores o voz, y cómo procesar ésto para devolver traducciones a tiempo real.

Este servicio de Machine Translation se convirtió pronto en un sistema basado en los datos en la nube, de forma que cada vez fuese más fácil introducir datos en el dispositivo y hacerlo también de una forma más natural, utilizando el traductor como algo que ya damos por supuesto (lo mismo pasó con el GPS, servicio totalmente integrado en nuestras vidas que nos da la tranquilidad de saber que siempre llegaremos a nuestro destino sin perdernos). El hecho de que el sistema de traducción de Microsoft se base en el cloud promueve, justamente, que puedan mejorarse las tecnologías de traducción en distintos contextos (como por ejemplo el social media) o que puedan procesarse cantidades enormes de datos de forma más rápida, datos que serán en este caso cuidadosamente revisados por los investigadores.

A día de hoy, encontramos evidente la evolución de la traducción en distintos servicios y aplicaciones como Bing, Translation Accelerator o Translator App for Office. Bing soporta docenas de idiomas (por incluir, incluye hasta el Klingon), el Translation Accelerator nos traducirá una página web sin tener que abandonar la ventana y al momento y Translator App para Office, lanzada ayer, nos permite traducir directamente en documentos de Office.

Para nosotros, usuarios, por supuesto son útiles estas herramientas que se nos ofrecen, pero pensándolo más a fondo, las posibilidades de estas nuevas tecnologías son mucho mayores si nos centramos en sectores como el comercio, el viaje, la educación o la sanidad. Ahora sólo nos queda ver qué nos trae el futuro al mundo de la traducción: ¿podrán alguna vez alcanzar las máquinas la pericia de un traductor humano? ¿Qué pensáis vosotros?


Publicidad

Opina y comenta