Apple comienza a cobrar la tasa reducida a algunos desarrolladores de apps

Publicado el

iPhone

Tal ha sido el revuelo que se levantó este pasado verano contra la App Store de Apple por parte de algunas conocidas compañías tecnológicas, con Epic Games al frente de la lucha, que a Apple no le ha quedado más remedio que realizar unos cambios en lo que respecta a la tasa de que cobra a los desarrolladores de aplicaciones.

Y que hasta la fecha, Apple ha estado cobrando una tasa del 30% por la compra de las aplicaciones en la App Store y las ventas realizadas dentro de las mismas a todos los desarrolladores, habiéndose mostrado en todo momento completamente inflexible, sin querer hacer distinciones entre unos y otros, aunque al final no le ha quedado más remedio que dar su brazo a torcer para evitar problemas mayores.

En este sentido, la compañía presentó el Programa para Pequeñas Empresas durante el pasado mes de noviembre, en el que acogerán a desarrolladores que cobren menos de un millón de dólares al año, y a los que se les cobrará justamente la mitad, el 15%, tratando de comenzar a cobrar la nueva tarifa ya para principios de próximo año.

Adelantando el cobro de la tasa reducida

Para ello, la compañía comenzó a abrir la recepción de solicitudes al principios de este mes de diciembre, y según AppleInsider, ya hay algunos desarrolladores que se están beneficiando de la nueva tasa, como así están compartiendo en redes sociales como Twitter.

Ya sea a modo de regalo navideño o simplemente como manera de quedar bien, Apple se ha adelantado algunos días en la aplicación de la nueva tarifa a algunos de los que forman ya parte de Programa para Pequeñas Empresas, con lo que de esta manera trata de zanjar la polémica sobre el cobro de las tasas en la App Store.

En este sentido, hay que tener en cuenta de que los usuarios de dispositivos iOS e iPadOS no tienen una manera alternativa (legal) de conseguir aplicaciones para sus dispositivos, e incluso hace unos días, el creador de Cydia, la App Store alternativa mediante jailbreak, demandó a Apple por prácticas monopolísticas.

Por ahora parece ser que las aguas podrán volver a su cauce, aunque no sabemos si el 2021 llegará con más movimientos que traten de presionar a Apple para que admita la instalación de aplicaciones móviles desde otras fuentes, un control que Apple obviamente no quiere perder, y más cuando ahora está endureciendo las exigencias a desarrolladores con el lanzamiento de las etiquetas de privacidad, que se han hecho famosas con la cantidad de permisos que exigen las aplicaciones que forman parte del ecosistema de Facebook.