Así es Beidou, el GPS de China

Publicado el

beidou

El tener GPS en nuestros dispositivos móviles implica tener varios satélites realizando su trabajo.

Ahora es China la que presenta su plataforma en este sentido, ya que ha terminado de completar la red de satélites necesaria para tener su propio sistema de navegación y posicionamiento.

El sistema de navegación por satélite BeiDou comenzó con BeiDou-1, y constaba de tres satélites que desde el 2000 ofrecían cobertura limitada y servicios de navegación (solo en China), hasta que acabó en 2012. La segunda generación del sistema, llamada COMPASS o BeiDou-2, comenzó con 10 satélites en órbita, y da cobertura a la región de Asia-Pacífico.​

Ahora Brian Weeden, Director de Planificación de Programas de Secure World Foundation, habla sobre BeiDou-3, proyecto que comenzó en 2015:

La constelación BeiDou-3 transmite una señal civil que fue diseñada para ser interoperable con señales civiles transmitidas por Galileo, GPS III y una versión futura de GLONASS. Esto significa que los usuarios civiles de todo el mundo eventualmente obtendrán la misma señal de más de 100 satélites en todas estas constelaciones diferentes, aumentando enormemente la disponibilidad, precisión y resistencia.

Este año, el 23 de junio, salió el cohete Long March 3B desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, y dejará el satélite a 35.786 kilómetros de altitud.

Inicialmente el objetivo era militar, igual que con nuestro GPS. El Ejército Popular de Liberación no quería depender del GPS para obtener datos de posicionamiento precisos de unidades militares, ya que sería depender demasiado de Estados Unidos, por eso comenzaron el proyecto hace años (Estados Unidos podría apagar las señales de GPS abiertas en caso de conflicto).

Pero ahora Beidou también proporciona y facilita una variedad de servicios y actividades civiles y comerciales, con un valor de producción de 48.5 mil millones de dólares en 2019.

Ahora ya hay 24 satélites en órbitas terrestres medias (a unos 21.500 kilómetros sobre la Tierra) que proporcionan servicios de posicionamiento y navegación, satélites que utilizan relojes atómicos de rubidio e hidrógeno para una sincronización de alta precisión que permite una medición precisa de la velocidad y la ubicación.

Proporciona también un servicio de mensajes cortos a través del cual se pueden enviar mensajes de 120 caracteres a otros receptores Beidou, ayudando a servicios internacionales de búsqueda y rescate.

Esta red se une al GPS de los Estados Unidos y al GLONASS de Rusia para proporcionar servicios PNT globales, y pronto lo seguirá el europeo Galileo, todos compatibles entre ellos e interoperables, lo que significa que los usuarios pueden obtener servicios de todos ellos para mejorar la precisión.

Ahora tienen que continuar con el proyecto desplegando los terminales de tierra e integrando todo. De hecho se espera que la red esté completa en 2035.

Imagen superior: lanzamiento del cohete del 23 de junio en beidou.gov.cn