DeepL se supera así misma en la calidad de las traducciones gracias a su nueva IA

Publicado el

Los usuarios estamos habituados al uso del traductor de Google a la hora de traducir textos y páginas web que se encuentran en un idioma diferente al nuestro. Si bien, el traductor de Google ha ido mejorando la calidad de sus traducciones a lo largo del tiempo, gracias a los avances de la Inteligencia Artificial, el traductor de DeepL también ha aprovechado dichos avances para marcar ahora un nuevo hito.

Según explican, acaban de lanzar un nuevo sistema de Inteligencia Artificial que mejora la calidad de las traducciones con respecto al sistema anterior, pudiendo hacer frente incluso a textos muy largos y complejos con gran precisión, pudiendo traer mejor el sentido original de los textos a los lenguajes traducidos.

Un contendiente europeo en las traducciones que no tiene nada que envidiar a los populares servicios

Si ya hace unos años llegaron a superar a los sistemas de traducción de Google y Facebook, ahora vuelven a superarse a sí mismos ofreciendo una mayor calidad en sus traducciones.

Lo mejor de todo es que se trata de una compañía emergente con sede en Europa que ha podido sobresalir en calidad a las traducciones que ofrecen algunos gigantes tecnológicos estadounidenses.

Este hito se ha visto confirmado por las pruebas que han llevado a cabo posteriormente, traduciendo 119 pasajes de temas variados y de contenido amplio con su traductor, el de Google y el de Microsoft, poniéndolos a disposición de traductores profesionales, desconociendo previamente los servicios empleados, y que finalmente han optado cuatro veces por las traducciones de DeepL que por las traducciones de compañías rivales.

DeepL señala además que en el 2019, unos 500 millones de personas han utilizado sus servicios, además de haber podido doblar su plantilla en 60 trabajadores, con la vista puesta en poder doblarla nuevamente en este 2020 para que, entre otras cosas, puedan traer soporte para nuevos idiomas e integrar su tecnología de traducción allí donde sea necesario con el fin de eliminar la barrera idiomática en todo el mundo.