Twitter permitirá que nuestros seguidores nos enví­en mensajes directos

Publicado el

DM

Hace una semana que las noticias sobre Twitter son un no parar: primero, las pruebas sobre el uso de botones de acción rápida integrados en los e-mails, segundo, el anuncio del sistema de enví­o de mensajes con noticias recientes, y por último la noticia que anunciaba que se nos permitirá programar tweets en productos publicitarios.

Y ahora parece que se acabó el «sí­gueme para que te enví­e un mensaje directo«, dentro de poco ya podremos recibir este tipo de mensajes (DM) seleccionando la opción mostrada en la captura superior para que cualquiera de nuestros seguidores pueda entrar en contacto sin necesidad de formar parte de nuestros «seguidos».

Esta opción ha empezado a verse en algunos usuarios, lo que puede significar que la funcionalidad está distribuyéndose entre todos de forma paulatina. De momento Twitter no ha hecho ningún comunicado oficial, aunque varios usuarios de la red están comentando que ya pueden ver la opción dentro de su sección de configuración, tal y como comentan en The Verge.

Es extremadamente necesario para las marcas tener algo así­, «ensuciar» la cuenta oficial con mensajes del tipo «sí­gueme para que sigamos hablando» es poco elegante, no tiene sentido, motivo por el cual muchas marcas han optado durante los últimos años por tener dos cuentas, una del tipo marca_oficial y otra del tipo marca_contacto, siendo esta última la encargada de escribir mensajes particulares a los seguidores que desean comenzar una conversación.

Aunque activar esta opción puede ser una puerta abierta al spam, es el inicio de una solución para que el servicio de atención al cliente ví­a Twitter sea tan efectivo como siempre deberí­a haberlo sido.

Comparte en:

Un comentario en “Twitter permitirá que nuestros seguidores nos enví­en mensajes directos

  1. Personalmente, no me agrada ésta idea, siento la lluvia de spam cayendo sobre mi vida y no tener el poder de detenerla.

    Espero que no sea tan malo como imagino y todo salga bien.

    ¡Saludos!