Social media; prosumidores y plataformas, nuevo chip más allá del «me gusta»

Publicado el

Nadie puede levantarse una mañana y decir ¡ya, a partir de ahora soy una marca social!… muy por el contrario la búsqueda de la influencia que define “lo social” es un desafí­o a largo plazo para las empresas.

¿Qué debemos saber realmente de los social media y los paradigmas comunicaciones que se han creado en torno al fenómeno social?

Simplificar.En el momento actual la transmisión de un mensaje es indispensable y para lograrlo, debemos aplicar la máxima del “menos es más”.

Co-crear, eje central del crecimiento. Decir que actualmente el motor de las redes sociales son las personas, es una obviedad, pero”¦ si nos convencemos que solo generando dinamismo nuestras estrategias nos permitirán llegar a los objetivos, estamos ante un momento en el que la empresa no es sin la participación activa de los clientes.

Necesidad= satisfacción= mensaje. Por qué somos una empresa, qué entregamos, qué necesidades somos capaces de satisfacer. Cuanto más claro sea nuestro mensaje, más segmentado hacia las necesidades de nuestro público esté, mas cerca estamos de ser una marca social

Comunidad, de vuelta a los orí­genes -+.En las redes sociales las personas comparte los mismos sentimientos que en la vida real. Esto es así­ porque la necesidad de comunicarnos ”“ si bien oculta durante décadas de individualismo- aflora en un momento en el que la comunidad, ejerce el poder “curativo” del grupo.

Branding, la única publicidad en los Social Media. Las redes sociales no son espacios publicitarios ni canales de venta. Entonces”¦ ¿por qué estar en ellas? La razón es muy sencilla hoy, la publicidad y el marketing nacen de nuestro branding personal y de empresa, de cada una de las acciones con las que buscamos el establecimiento de ví­nculos sólidos en los que la co-creacion, sea el motor del crecimiento.

Nueva economí­a, la red nos da las claves. Cuando hablamos de empresa y rede sociales aún existe mucha confusión; las PYMES, grandes beneficiarias de lo que hoy nos entrega la red, son también las grandes ausentes, ¿las razones? Falta de recursos, temor y desconocimiento.

Un nuevo modelo, profesionales y plataformas, un nuevo chip más allá del “me gusta” Debemos tener en cuenta que asistimos al nacimiento de un nuevo modelo económico; social, colaborativo, centrado en la identificación de necesidades y la entrega de respuestas. Una acción conjunta de la que se derivan nuevas y constantes oportunidades de crecimiento. ¡Innovar es mucho más que mejorar, implica un cambio de chip!

Prosumidores 2.0, mucho más que conocimientos. Cuando nos adentramos en las razones por las que fracasan las estrategias de marketing, nos encontramos siempre con los mismos errores:

• Falta de respuesta
• Desinterés por la comunidad
• Ausencia de prevención de crisis
• Entrega de contenidos que nada tienen que ver con las demandas actuales
• Incumplimiento de compromisos
• Falta de coherencia entre el mensaje de las acciones
• Incapacidad para incluir al consumidor en las estrategias globales de empresa

Los cambios experimentados en la forma de comunicarnos, derivan en nuevos paradigmas de toda í­ndole que requieren un cambio de chip; apertura y de la nueva realidad.

Las redes sociales se abren ante nosotros como una nueva posibilidad de hacer las cosas bien; apostar por el reparto de recursos, la formación ilimitada, el crecimiento conjunto y la construcción de clúster conformados por talentos individuales al servicio de las necesidades ajenas, claves del nuevo modelo productivo y la nueva economí­a social.

Aspectos profundos y globales que implican un desafí­o para los especialistas en marketing y publicidad, pero también para la empresa quien hoy debe aceptar que es, sí­ y sólo sí­, logra identificar necesidades, satisfacerlas y generar nuevas de la mano de la co-creación y la innovación, conjunta con sus clientes; potenciales, en proceso de fidelización y evangelizados.

Y ¿para mantener el motor en marcha? Acción conjunta de “prosumidores” en busca de; Ideas, confianza, credibilidad, compromisos, habilidades, conocimientos y trabajo en equipo”¦ más allá del polvo de estrellas, los social media son un enorme desafí­o para todos nosotros; debemos ver qué hacemos con la codicia, la envidia, la ira, la ambición y todos aquellos “pecados capitales” siempre presentes en la historia que nos han llevado una y otra vez, a los mismos finales de ciclo.

Hacer las cosas bien ha dejado de ser una opción, la no aceptación y no adaptación a la nueva realidad, nos deja sin opciones. ¡Los social media, mucho más que “me gusta”!

2 comentarios en “Social media; prosumidores y plataformas, nuevo chip más allá del «me gusta»

  1. me gustaria saber como crear una red piramidal sin pribilegios economicos,solo con beneficio del grupo o en todo caso con diferencias minimas