5 acciones clave para aumentar la rentabilidad de nuestra empresa con el CRM

Publicado el

Contenidos, escucha al cliente e interacción social emergen como el triángulo infalible de la eficiencia en las relaciones con nuestros clientes. Partiendo de éstas 3 premisas fundamentales, tratamos de explicar por qué las variables anteriores son grandes aliados del CRM quien emerge como núcleo fundamental de la nueva cultura empresarial.

Es más que evidente que no estamos refiriéndonos al CRM como un mero software integrado, más allᔦ nos referimos a las estrategias y polí­ticas puestas en marcha con el principal objetivo de prestar un adecuado servicio al cliente. Hablamos de conversión y viralidad, conceptos ambos, sobre los que se sustenta la influencia de nuestra marca.

La efectividad del CRM está plasmada durante todo el proceso de establecimiento de ví­nculo y fidelización con nuestro target: fidelizacion, conversión y servicio post venta.
Veamos por lo tanto, cuáles son las claves para lograr que el CRM nos ayude a incrementar la rentabilidad de neustra marca.

Integración: áreas ”“ objetivos

Con frecuencia hablamos de las claves para consolidar marcas en el entramado social actual y siempre comenzamos con los objetivos como el punto de partida. Para cualquier empresa hablar de CRM y de cómo nos puede ayudar a aumentar la rentabilidad de nuestra empresa, es hablar de integración de las distintas áreas y departamentos implicados, así­ como de la detección de los objetivos que resultan comunes y la elaboración de una estrategia que contemple acciones individuales.

CRM eficiente = influencia

Cuando nos adentramos en la búsqueda de una estrategia basada en CRM con el objetivo de aumentar la rentabilidad de nuestra marca, debemos tener muy en cuenta que la puesta en marcha de un plan de CRM eficiente, tiene como objetivo el impacto en el cliente, logrando con ello un aumento de la influencia que, como sabemos, es una de las variables que sustentan hoy, la obtención de un ROI óptimo.

La integración de las máquinas

Si centramos el concepto CRM a su acepción más vinculada con el software, no podemos dejar de mencionar la importancia de probar, estudiar y analizar, todas las opciones antes de efectuar una integración. Recordamos que los fallos en el servicio de captación, fidelización y sobre todo, postventa, son causas frecuentes de abandono y estallido de crisis. Hay que tener cuidado con la integración.

El poder de la unión

Recordamos que hoy la empresa debe ser social. Invertir en un sistema de CRM así­ como destinar recursos a la captación y posterior evangelización de clientes, trasladando esta polí­tica al interior de nuestra empresa, nos entrega un cí­rculo virtuoso s través del cuál, veremos crecer nuestras cifras de negocio.

Conociendo los procesos

Cuando buscamos una estrategia CRM para aumentar la rentabilidad de neustra empresa debemos tener muy presente que éste, es también un aliado; no es suficiente con automatizar los procesos ya que, si no los conocemos, no será posible identificar nuestras fortalezas y debilidades y optimizar así­ nuestras estrategias pensadas para lograr un aumento de rentabilidad.

Finalmente no podemos olvidar que la puesta en marcha de un plan de CRM es un proceso cuyos resultados se manifiestan en una relación directamente proporcional, a la eficiencia con a que hayan sido planificados, automatizados y puestos en escena. Las marcas que han conseguido la fidelización de su target y la integración de sus equipos, a través del CRM son hoy ejemplos claros de valor agregado.

¡Las relaciones sociales son sinónimo de influencia y conversión y sin duda, son un ejemplo tangible de la fórmula: CRM = Eficiencia = rentabilidad!