Por qué debemos gestionar nuestra reputación online #infografí­a

Publicado el

(Reputación online, en una variable indispensable en el modelo productivo)

No es un tema menor que la reputación online ha adquirido niveles nunca antes imaginados. Hoy, todo gira en torno a la influencia.
Las marcas y empresas se afanan tanto por seguir las polí­ticas del SEO como de los indicadores como Klout y es que, no es menor el hecho de saber que la eficiencia de cualquier estrategia de marketing online, radica en alcanzar el equilibrio entre el uso de las herramientas y la calidad de nuestras acciones.
La reputación es un objetivo más de cualquier plan de empresa y, se sabe, que no es posible crecer o consolidarse como un referente dentro de nuestro mercado o industria, sino contamos con una reputación óptima.
Y aquí­ hacemos una llamada de atención porque, con frecuencia solemos olvidar que, generalmente son las acciones realizadas en el mundo off las que determinan el grado de confianza y credibilidad con el que es reconocida nuestra marca.
No, definitivamente, tener una reputación dañada es el comienzo de la desaparición de las marcas.

Las acciones y reacciones que construyen nuestra reputación, deben estar centradas tanto en la calidad final de nuestros bienes y servicios, como en la capacidad para establecer ví­nculos realmente basados en los valores inherentes a los seres humanos.
Construir y gestionar la reputación de las marcas adecuadamente se ha transformado en una variable incluida en cualquier plan de marketing online.
Debemos tener en cuenta que hoy es posible controlar todo lo que se dice en relación a nuestra maca a través del uso adecuado de las herramientas a nuestro alcance y la certeza de estar apostando por la calidad y el compromiso con nuestras acciones.
Pero también es verdad que hoy, estamos más expuestos que nunca a la crí­tica destructiva y el rumor procedente de la necesidad de mermar a la competencia con la que no se puede competir.
Es por ello que conocer los distintos mecanismos de los que disponemos para gestionar adecuadamente nuestra reputación online, se torna simplemente imperativo.
No nos olvidemos que la reputación es determinante para empleadores y clientes, figuras esenciales del nuevo modelo productivo.
¿Pero cómo podemos gestionar adecuadamente la reputación online?
Prevención, como siempre, esencial. Resulta casi exclusivamente vinculado al sentido común. Es más fácil establecer un programa de detección temprana de crisis, que restaurar una reputación dañada.
Las reglas del juego ya no son las mismas, el cambio es global. No se puede adoptar una polí­tica “social” si ello no implica la naturaleza intrí­nseca de la marca. Hay que creerse lo que se ofrece, la credibilidad de las marcas, empresas y profesionales, únicamente existe cuando es real.
Monitorear lo que se dice de nosotros es esencial para identificar debilidades que enfrentar antes que estalle la crisis.
Y si a pesar de todo, la crisis explota, tanto de la mano de algún troll empeñado en mermar nuestra influencia, y mucho más si proviene de un cliente insatisfecho, la capacidad para dar una respuesta sólida, coherente y comprometida, marca la diferencia entre el crecimiento de la reputación y la expulsión de la marca del “edén” de la social media.
Una interesante infografí­a elaborada por KBSD nos muestra datos que complementan qué es la reputación online hoy y por qué es tan importante elaborar un adecuado plan de acción en relación a su gestión.
No podemos ir a ciegas, la competencia es feroz y además, la clave del crecimiento hoy, radica en la capacidad para dar respuestas a las necesidades de los clientes, quienes hoy tienen el poder gracias a la fuerza adquirida de su unión.
No podremos tampoco, lograr nuestros objetivos sin conocer lo que piensan de nosotros. Gestionar la reputación y entregar respuestas adecuadas, son acciones que van de la mano.
Os dejo con la infografí­a tiene datos muy interesantes ”¦ ¿cuáles son las acciones que mejor os han resultado en la gestión de vuestra reputación online?