Educación y productividad, las grandes fortalezas de la Web Social

Publicado el


Comenzamos a reflexionar sobre la publicidad, el peso especí­fico de la nueva publicidad que subyace en la relevancia y la influencia, para adentrarnos en la productividad y su nexo indiscutible con la educación resultante de la Web social.
Llamamos hacer publicidad en las redes sociales a todas las acciones de promoción que en ellas realizamos. No cabe duda que la llegada de Google+ ha puesto sobre la mesa la necesidad de ser más eficientes.
Si unimos esa necesidad, inherente a la interacción en una Web ubicua, móvil e hí­per conectada, es más que evidente que debemos establecer una “rutina” de acciones que deriven en una mayor cohesión con nuestro público objetivo y que nos permita, además, descubrir la información subyacente de de dicha interacción se desprende.
Estamos ante el ciclo en el que es la exposición de la persona la que se considera influyente. Son las personas asociadas a las marcas, aquellas que con cada clic elaboran contenidos de alta calidad y en definitiva, quienes con sus ideas innovadoras, acciones eficientes y, obviamente, alianzas y sinergias que aporten valor agregado a la red, las que finalmente”¦ vamos construyendo la maduración de la Web social.
Herramientas, plataformas, funcionalidades e innovación, en una espiral en la que el emprendimiento ”“como forma de vida- se fusiona y mimetiza con un cambio de paradigmas asociados a la nueva educación y formación, algo que sin duda alguna, subyace en la interacción en la red; todos nos estamos educando, hemos iniciado la nueva era donde la educación, la formación, la calidad y la interacción en comunidades (cí­rculos, listas, grupos…etc.) derivan en un aumento constante de la calidad.

Redes sociales, acciones productivas y eficientes

Responder siempre a cualquier comentario, consulta, sugerencia o duda
No podemos olvidar que la Web 2.0 o Web social tienen su peso especí­fico en la interacción. La generación de confianza no es únicamente necesaria por la naturaleza “virtual “del ecosistema, sino porque adicionalmente, estamos consolidando los nuevos hábitos de consumo, el nuevo modelo productivo y las nuevas experiencias de compra y como puede deducirse, la credibilidad y la confianza son esenciales. Algo imposible sin interacción.

La capacidad de ponerse en el lugar del otro
Escuchar atentamente y responder siempre, son acciones que parecen muy utilizadas y que, sin embargo, se integran en lo que se conoce como servicio de atención al cliente, una variable que hoy, sigue siendo la principal causa de deserción de los usuarios.
Debemos recordar que estamos ante un escenario en el que los sentidos quedan fuera, no tenemos la posibilidad de ver a nuestro interlocutor, estrechar su mano y analizar su expresión corporal, es por este motivo que, uno de los aspectos más valorados por los usuarios fidelizados con una marca, es la capacidad de ésta de ponerse en su lugar, dar respuesta rápida y escuchar activamente, son claves en la relación con nuestros clientes y aliados (internos, externos)
Constancia, no todos los dí­as son brillantes.
No olvidemos que lo que Google+ nos ha enseñado es una oficina integral, estamos ad-portas de consolidar un nuevo ciclo, aquel en el que las personas trabajarán desde sus hogares y las relaciones sociales se consolidarán en el entorno virtual. Mantener nuestro plan de trabajo es imprescindible para conseguir los objetivos propuestos.
No olvidemos que es la falta de interacción la que se consolida en el segundo lugar como causal de fracaso en una estrategia de marketing en redes sociales.
Si no vale nada, no lo hagas.
Otra gran máxima; el valor agregado de lo que hacemos, la capacidad para reportar un beneficio a los destinatarios de nuestras acciones es hoy, la razón de ser del marketing online.
Pensemos por un momento que el entramado actual es cada vez mayor. Diariamente nuevas marcas y emprendimientos se suman a este nuevo orden social y económico, con la secreta esperanza de ser “autosuficientes” y sabedores que la Red tiene las respuestas. Es por ello necesario que seamos conscientes que, lo que hacemos, incide directamente en otros emprendimientos, otras personas y otras marcas.
Contenido, el nuevo Dorado.
La red es contenido, desde aquella primera Web 1.0 en la que los contenidos daban respuesta estática a las necesidades a partir de la densidad de palabras clave, hasta el momento actual, hemos hecho un largo camino.
Hoy los contenidos están presentes en todo negocio en la red. Blogs y portales corporativos transformados en Start ”“ Ups de éxito gracias a un contenido atractivo y de calidad, Twitter cuyo dinamismo se alimenta únicamente de la promoción de contenidos, Facebook donde las marcas logran consolidar su reputación gracias a ”¦sus contenidos y por supuesto Google+ donde son los autores los grandes protagonistas, los autores de los contenidos .
Y su relación con la nueva educación
Investigación, innovación y creación de nuevas opiniones y puntos de vista, así­ como la capacidad para hacer de éstos la nueva publicidad es lo que define hoy a los contenidos de calidad.
Innovar, éste término que parece muy complejo y que para muchas personas depende exclusivamente de las aptitudes de cada uno, es perfectamente desarrollable de no contar con el de forma innata.
La innovación y la creatividad subyacen en la interacción con nuestras redes. No debemos olvidar que asistimos a una vuelta a la asociación, retomamos nuestra naturaleza de animales sociales y en ella es donde sustentamos nuestra eficiencia.
Escuchar activamente nos permite identificar qué buscan nuestros usuarios fidelizados y, ésta es una información de gran calidad que, seguro, nos ayudará a poner en marcha un concurso, sorteo, promoción, etc… Que dotará de valor añadido a nosotros y lo que hacemos.
Visibilidad, cuando hablamos de ser visible, de estar expuesto, no nos referimos a estar todo el dí­a haciendo re-tweets , “me gusta” o +1, sino a consolidarnos como referente dentro del mercado al que representamos, a lograr que a nosotros y nuestra marca, se la reconozca como “de relevancia dentro de la red”.
Educación y aprendizaje cierran nuestra reflexión sobre las acciones a llevar a cabo para lograr éxito en nuestra publicidad y marketing, lo que deriva indefectiblemente, en la consecución de nuestros objetivos y, vinculamos dichas acciones con la nueva educación ya que son inseparables.
No es un tema menor que la educación tradicional atraviesa un delicado momento, estructuras estáticas y muy vinculadas al lucro, han terminado por poner de manifiesto lo profundamente obsoletos que están los modelos educativos a nivel planetario.
Hoy los docentes deben ser lí­deres que guí­en, la nueva educación se centra en el aprovechamiento y exaltación de las fortalezas de cada individuo y para ello, las redes sociales son las herramientas más eficientes con las que contamos.
Twitter, Facebook, Google+ y Linkedin, forman un tándem perfecto que permitirá la formación de nuevos profesionales ubicuos y sociales, pero también”¦ nos están permitiendo identificar las debilidades de una educación obsoleta, que también requiere de la reputación, la relevancia y la asociación eficiente.
Sí­, parece claro que la interacción en los medios sociales busca”¦esencialmente, la integración del hombre con la máquina y la exaltación de la naturaleza innovadora y creativa que, si bien dormida durante siglos, hoy despierta de su letargo y nos da a todos la posibilidad de innovar y crear”¦ dejando atrás la ejecución y pasividad, finalmente responsable del agotamiento general de los recursos de toda í­ndole y que sin duda, ha supuesto un salto cuantitativo y cualitativo, de las fortalezas de la nueva educación.

Educación, producción y creatividad, indivisibles en el ciclo social