El lado humano de MyHeritage

Publicado el

myheritage

Nicolás Pérgola, Community Manager de MyHeritage, me acaba de mandar una traducción al español del excelente post sobre este proyecto israelí­ que techcrunch publicó este mes.

En el post habla de como Metacafe, conocido proyecto del mismo paí­s que MyHeritage, pierde posición en el mercado internacional, y como MyHeritage lucha para que no le ocurra lo mismo en su eterna lucha con Geni.

Aquí­ os dejo el texto para que lo disfrutéis igual que yo lo he hecho.

BNEI ATAROT – En caso de que no lo sepan, el nombre al comienzo de esta nota es el de un pequeño pueblo a unos cuarenta y cinco minutos de Tel Aviv. Igual, no se preocupen si no lo sabí­an, mi conserje tampoco habí­a oí­do hablar de él. Puede ser que allí­ haya más gallos que la cantidad de personas que lo habitan. Sin embargo, en ese pueblo, escondida en una casa de cien años de antiguedad, se encuentra una de las compañí­as Web más interesantes de Israel: MyHeritage. Además, está completamente fuera de la “escena Web” israelí­. Yo nunca habí­a visto a Gilad Japhet, su fundador, en ninguna reunión de la industria o recibido una llamada de su equipo de relaciones públicas. De hecho, tuve que insistir bastante para conseguir una reunión con él.

Pero no hay que dejarse engañar por su bajo perfil: algunos números de MyHeritage son más impresionantes que los de cualquier startup israelí­. Tiene 31 millones de usuarios registrados, quienes han ingresado 330 millones de miembros de familias en el sitio, algunos con vida y otros fallecidos. La empresa ha sido apoyada por inversores como Accel Partners e Index Ventures. Japhet me dijo el lunes que la empresa está empezando a generar ingresos reales procedentes de los servicios Premium y transacciones de comercio electrónico (por ejemplo, el enví­o de flores y bombones a los padres por su aniversario de casados). Japhet admite que la compañí­a se deberí­a haber enfocado en esto antes, pero igualmente dice que la operación alcanzará su umbral de rentabilidad antes de que finalice el año.

Después de un recorrido por las oficinas, Japhet dijo, “¿Cuanto tiempo tienes? Porque cuando empiezo, es difí­cil que me detenga.” No está bromeando. Hasta se tomó la libertad de darme un cuaderno más grande. Creo que alcancé a hacer una pregunta, pero la mayorí­a del tiempo asentí­ con la cabeza y me comí­ toda la selección de manzanas, peras y bananas que estaba a nuestra disposición. Pero no estoy segura de todos modos de que haya una forma de contar la historia de MyHeritage rápidamente. Ha sido un largo camino y poco ha sido fácil para esta empresa. Como resultado, varias personas han dicho que Japhet está un poco loco. Pero eso está bien, me gustan los entrepreneurs de ese estilo. Con frecuencia, hay que ser así­ para tener éxito.

Después de todo, cuando él comenzó con MyHeritage, nadie estaba interesado en un sitio Web de genealogí­a. El sostuvo a la compañí­a durante años, hipotecando su casa y suplicándole a una empresa alemana para tener libre acceso a su software de reconocimiento facial. Fue rechazado por inversionistas de riesgo en muchas ocasiones, hasta que finalmente obtuvo una pequeña suma por parte de ángeles inversores israelí­es, y con ello tuvo que renunciar a una gran parte de su participación. “¿Alguna vez haz escuchado la palabra ”˜Chutzpah”™?, preguntó sonriendo.

No es que Japhet sea modesto: ciertamente alardeó sobre la tecnologí­a de MyHeritage y otras cosas que él cree que hizo bien. Pero admite abiertamente que ha luchado. Uno de los eventos más importantes en la historia de su empresa: el lanzamiento y la monstruosa valuación de $100 millones de la competidora Geni.com. Por un lado, legitimó el espacio. Pero como su inversor Simon Levene de Accel le dijo, “Ten cuidado que lo que le pasó a MetaCafe no te pase a ti”.

La historia de MetaCafe uno la escucha una y otra vez en Israel. La compañí­a todaví­a está viva, pero los fundadores se han ido, el tráfico se ha estancado y de acuerdo a Arrington al menos, los intentos de adquisición se frustraron. En el caso de que no estén familiarizados con MetaCafe, se parece mucho a YouTube, solo que se lanzó anteriormente. Estaba creciendo muy bien hasta que, al igual que un taxi israelí­, YouTube salió de la nada y desplazó a MetaCafe. (Sí­, estoy tratando de hacer chistes sobre la forma de conducir en Israel en cada post que escribo sobre el paí­s. Soy una gran fan de los taxistas de este lugar. He llegado a las reuniones en tiempo récord en las últimas dos semanas).

Si he oí­do hablar de la llamada maldición de MetaCafe al menos dos docenas de veces desde que he llegado a esta ciudad, sin duda Japhet la ha escuchado mucho más. Después de seis años construyendo esta empresa, poniendo presión sobre su familia y teniendo que dar la mayor parte de su participación para mantenerla viva, las palabras de Levene fueron como una llamada a la acción. “El no dijo que í­bamos a perder”, dice Japhet. “El dijo: vas a trabajar muy, muy duro para asegurarte que vas a ganar”. Y como ha informado TechCrunch, MyHeritage está superando a Geni en tráfico, y por lo pronto todo el mundo está más entusiasmado con el fundador de Geni, David Sacks, por su nueva empresa, Yammer. A Japhet le gusta Yammer también. “David Sacks es un hombre muy talentoso y ahora solo tengo que competir con la mitad de él”, dice.

Antes de seguir os dejo unos gráficos de Google Trends comparando myheritage, geni y miparentela, para ayudar a situarnos mejor.

trafico

Siempre he sido un gran fan de la interfaz de usuario de Geni, y todaví­a sigue siendo mejor. Pero MyHeritage te brinda más. Y mientras esta semana todos en Israel se han revolucionado con Face.com, MyHeritage ya tiene desde hace mucho tiempo un impresionante software de reconocimiento facial que también puede etiquetar fotos desde Facebook, Flickr y otros sitios. Face.com es más atractivo, pero al menos Japhet es conciente de que esa es la debilidad de su compañí­a. Esta es la verdadera razón por la que compró recientemente Kindo, una compañí­a del Reino Unido. “Ellos no tení­an muchos activos, pero su interfaz de usuario era muy buena”, dice.

Ha sido un duro camino para Japhet. Tal vez fundó la compañí­a demasiado pronto. Tal vez deberí­a haberse centrado más en la Web que en una aplicación de descarga. Tal vez se deberí­a haber enfocado más en generar ingresos unos años atrás. Pero siempre es una ventaja cuando las cosas no son fáciles para los empresarios: no dan nada por sentado y por eso son menos propensos a ser eliminados por un nuevo competidor.

Comparte en:

Un comentario en “El lado humano de MyHeritage