Los empleados de Uber y Lyft, en Seattle, ya pueden crear sindicatos y exigir derechos

Ante movimientos tan polémicos por parte de Uber como el cambiar sus términos y condiciones para exigir que los conductores del servicio prescindan del derecho a la demanda a favor de un arbitraje, y que varios de dichos “empleados” señalen que a pesar de que se han endeudado comprando autos para prestar el servicio las compañías que les contratan (Uber, Lyft y similares) no tienen reparo en dejarlos sin puesto, ha entrado la ley estadounidense a sentar un precedente.

Uber

Ha sucedido en Seattle donde el Concejo de la ciudad votó 8-0 a favor de que los conductores de Uber, Lyft y servicios similares puedan crear organizaciones sindicales y exigir derechos laborales (incluyendo salarios que consideren “justos”) a pesar de que las compañías se escuden en que son contratistas mas no empleados directos. Luego, en masa, los conductores pueden contar con representación y obligar a la negociación a las compañías que contratan sus servicios.

Vale destacar una frase de Mike O’Brien, uno de los concejales que defendió lo conseguido:

La intención de esta nueva ley es crear un ambiente donde la innovación pueda seguir ocurriendo, pero no a costa de los trabajadores.

Giving-Drivers-a-Voice

Importante es que, así como dicha legislación puede pasar al ámbito federal, o sea, a regir en todos los Estados Unidos, hay otro caso en curso, en California, y es el que se obligue a dichas prestadoras de servicios de transporte por demanda a que deban tratar como “empleados” y no más como “contratistas” a los conductores.

En fin, vale revisar las demandas de los conductores que “exigen una voz”, demandas consignadas en esta página del gobierno de Seattle. Por supuesto, tiempos complicados judicialmente se espera para este tipo de compañías y apps quienes obviamente apelarán la decisión. [Vía: ArsTechnica]

Juan David Quiñónez

Estadístico. Amante de las nuevas tecnologías, la ciencia, el mundo académico y las aplicaciones de las anteriores temáticas en la red. Escribe en wwwhatsnew.com desde finales del 2011.