Windows Phone Store ya cuenta con más de 300.000 aplicaciones disponibles

Hace justo un año os hablamos del nuevo servicio de estadísticas de los productos y servicios de Microsoft que la compañía presentó en agosto de 2013. Este servicio, que lleva por nombre “Microsoft by the Numbers”, pretende ofrecer a los usuarios una enorme cantidad de información sobre la empresa en forma de estadísticas reunidas en un único único sitio web. Destaca sobre todo la presentación de la información, ya que se simula la característica interfaz de Windows 8.

Al parecer, Microsoft acaba de actualizar esta sección de estadísticas indicando que la Windows Phone Store ha superado ya la cifra de las 300.000 aplicaciones disponibles para su descarga. Tras su lanzamiento en octubre de 2010, tres años después, en diciembre de 2013, la tienda de aplicaciones superaba la barrera de las 200.000 apps, por lo que teniendo en cuenta que apenas han pasado ocho meses desde entonces y 100.000 aplicaciones más han hecho acto de presencia, no cabe duda de que el crecimiento de la tienda de aplicaciones se está acelerando de una forma interesante. De hecho, la propia Microsoft asegura que cientos de aplicaciones nuevas son añadidas a diario.

Sin duda, se trata de una buena noticia para los de Redmond, aunque todavía queda mucho para que estas cifras se equiparen a las de la App Store o Google Play.

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.

1 comentario

  1. Rocio

    Ya cuenta con 300.000 mierdas ya que la mayoría de aplicaciones tienen comentarios negativos o simplemente no funcionan. Lo que importa no es la cantidad, es la calidad, y en eso también flojean.