DZH Dynamics, un grupo de jóvenes crea proyecto para llevar satélites innovadores al espacio

Publicado el

satélite

DZH Dynamics es el nombre de un proyecto formato por un grupo de personas jóvenes que tienen la finalidad de crear una empresa relacionada con el sector aeroespacial, más concretamente en la creación de satélites para llevar al espacio.

El equipo está participando en el programa de la Agencia Espacial Europea Fly Your Thesis!, en el cual se subirán a un avión que se pondrá en microgravedad para que puedan probar su prototipo de satélite.

He hablado con ellos para obtener más información, y por lo visto oiremos hablar sobre ellos bastante en el futuro.

¿Qué es DZH Dynamics? ¿Quién está por detrás?

DZH Dynamics es un grupo de investigación multicultural compuesto de estudiantes de doctorado y máster, así como jóvenes investigadores que trabajan con pasión en el desarrollo de uno de los primeros satélites transformables a través del control de la distribución de masas.

El equipo ha estado trabajando desde 2019 en el desarrollo de la tecnología para probarla finalmente en condiciones de microgravedad.

Nuestro objetivo por tanto es conseguir, gracias al efecto dzhanibekov, que los satélites se transformen mediante el cambio de la distribución de masas y así cambiar la actitud de los satélites en el espacio sin necesidad de ningún tipo de ayuda externa, como propulsores, ruedas mecánicas, etc.)

El efecto describe lo siguiente:

un astronauta en el espacio toma una manivela en forma de T y la hace rotar sobre su tronco, este comienza a rotar, pero súbitamente cambia y gira 180º sobre su plano de giro, para así mantenerse unos instantes y luego volver a su posición, y así sucesivamente hasta el fin de los tiempos.

En este vídeo puede verse con detalle:

Por ello el objetivo es poder controlar ese movimiento continuo e infinito que surge de la naturaleza de los objetos en microgravedad y hacer que los satélites actuales puedan beneficiarse.

¿Por qué hay que mejorar los satélites? ¿Qué problema tienen actualmente?

Los satélites se mueven usando diversas formas, están las denominadas reaction wheels, que es un tipo de rueda utilizado en un vehículo espacial para cambiar su momento angular. Pero el problema que surge aquí es que para mover esa rueda se necesita un uso de energía, la mejora que se consigue gracias a nuestra idea es que conseguiremos por ejemplo aumentar las capacidades de un nano-satélite a través de una tecnología que consume menos energía, permitir cargas útiles más potentes para una misión determinada, que se hagan las maniobras más rápidas debido a que lo que proporciona el efecto Dzhanibekov es que haya un giro estabilizado por «naturaleza», por lo que no es necesario realizar correcciones continuas.

En resumen, lo que mejoraremos será la eficacia de los satélites actuales, ya que consumirán menos energía, serán mas efectivos en sus maniobras, y podrán hacer nuevas actividades que antes no podían hacer debido a sus limitaciones.

¿Qué tipo de apoyo habéis recibido para avanzar?
esa

Actualmente tenemos 3 sponsors iniciales ACATEC, MAXON, SENSING, que nos han proporcionado materiales imprescindibles para la futura construcción del prototipo y sus instalaciones para poder trabajar con ellos.

A su vez el apoyo de varias Universidades y instituciones como: ESA, el Cern, la RMIT University, Tokyo Metropolitan University, Universidad Politecnica de Madrid, Carlos III de Madrid entre otros.

¿Cuáles son los retos que ya habéis superado?

La elaboración de un prototipo en 3D por ordenador ha sido nuestro mayor logro, el cual ha sido aceptado por la ESA (La Agencia Espacial Europea) y ahora con la idea de incrementar la madurez del proyecto, el equipo de DZH Dynamics ha sido seleccionado por la Agencia Espacial Europea para participar en el programa Fly Your Thesis!. En este programa tendremos la oportunidad de probar la tecnología en condiciones de microgravedad en el vuelo parabólico previsto para octubre del 2021 permitiéndoles así incrementar el nivel de madurez de la tecnología.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

El modelo de negocio una vez se haya probado el prototipo en microgravedad y funcione, sería por un lado el de vender satélites completos o por otro lado el de vender a las empresas del sector aeroespacial la idea de que gracias a la incorporación de nuestro sistema en sus satélites, ellos podrán reducir gastos de energía y en definitiva harían que sus satélites fueran mas eficientes.

¿Hay mucha gente en el mundo haciendo algo parecido?

Actualmente somo los únicos que gracias al efecto DZH, o teorema de la raqueta de tenis, el cual es un cambio de actitud de 180 grados, rápido, periódico y absolutamente personalizable, que se obtiene cuando el sistema está girando alrededor de su eje intermedio de inercia. Este efecto puede ser usado como un sistema de disipación de calor pasivo o para realizar cambios de actitud eficientes combinándolos con la tecnología actual de las ruedas de reacción.

Los satélites que disponen un control total de su distribución de masas están destinados a ser la tecnología puntera en aplicaciones espaciales. De todos los beneficios que esta tecnología permite, el efecto DZH es uno de los más destacados.

¿Cuáles son vuestros siguientes pasos?

El primer paso será el de crear el prototipo en físico y así poder probarlo en microgravedad, ya que es en donde va a funcionar, en el espacio.

Posteriormente, si todo sale según lo previsto y nuestro sistema funciona en microgravedad, lo cual veremos en el programa Fly Your Thesis!, tendremos la oportunidad de probar la tecnología en condiciones de microgravedad en el vuelo parabólico previsto para octubre del 2021.

Podremos seguir probando y haciendo test para conseguir una fiabilidad del 100%.

Podéis obtener más datos en dzhdynamics.com