Algunos consejos para gestionar tus suscripciones a servicios y mantenerlas controladas

Publicado el

Controlar suscripciones a servicios

Ahora más que nunca, las suscripciones de servicios o aplicaciones se están tornando casi que necesarias en nuestra vida, aunque también puedan traer consigo volverse rutinarias antes de lo que antes pudimos llegar a pensar. Ejemplos como Netflix, Disney+, Spotify y muchos más dejan en evidencia esto, por solo nombrar unos cuantos.

Estas suscripciones que cada quien tiene se pueden gestionar desde la Play Store, que es de donde se adquiere el servicio. Sin embargo, en ocasiones puede resultar que se está gastando más de lo que se cree e inclusive se llegan a tener más suscripciones de las que se necesitan. pero para verificar y gestionar esto hay una solución simple.

Cómo controlar tus suscripciones y gestionarlas de manera correcta

Con el objetivo de mantener todos los gastos bajo control y tener una buena gestión, lo primero y lo más lógico es revisar dentro de la Google Play cada cierto tiempo cuáles son esas cosas por las que estáis pagando pero tal vez ni estés utilizando y no te acuerdas porque el cargo de dinero se hace de manera directa. Para ver en que suscripciones estás gastando tu dinero, tendrás que hacer lo siguiente:

– Ingresa a la Google Play.
– Entra al apartado de Suscripciones.
– Una vez te encuentres dentro, analiza todas las suscripciones en las que estás gastando dinero mes tras mes y corta las que no estés utilizando.

Suscripciones a Google

Ten en cuenta también el apartado del tiempo de la suscripción en sí, ya que estas suelen venir en versión de algunos días, al mes, e incluso al año. Por tanto, si vas a adquirir un servicio que utilizas y utilizarás seguramente de manera constante, como podría ser Netflix o Disney+ por ejemplo, pues lo más recomendable es que se escoja la suscripción anual, debido a que estas siempre suelen tener algún tipo de descuento en comparación a las mensuales.

No obstante, si sabes que comprarás una aplicación para utilizarla de manera justa y solo unas cuantas veces, lo mejor es que la adquieras por el menor tiempo posible, ahorrando así dinero de tu bolsillo.

Otro consejo de oro que debes tener siempre en cuenta, es que la fecha en la que finaliza la suscripción es el momento más importante, ya que la misma se pasa a renovar de manera automática y predeterminada, lo que provoca que gastes dinero en cosas que tal vez ni estés utilizando.

Para esto, lo que podréis hacer sencillamente es poner un recordatorio para cuando finalice la suscripción y que así, no te tome por sorpresa la renovación de la misma, llegando a ahorrar unos cuantos euros si es que no llegas a renovar el servicio. En general podemos decir que tenéis que estar en la jugada de las suscripciones y no olvidarte de ellas, ya que si se cae en eso, tal vez en un futuro se vuelva un tema de gastos más serios.

Comparte en: