El Gobierno de España quiere que servicios como WhatsApp y Telegram paguen una tasa

Publicado el

Aplicaciones de Mensajería

Desde hoy viernes, y hasta el próximo 13 de octubre, se podrá consultar públicamente el texto del Anteproyecto de Ley General de Telecomunicaciones que está preparando el Gobierno de España, el cual forma parte del proyecto España Digital 2020-2025, y que supondrá la trasposición de una directiva comunitaria a la legislación española, normalizando una serie de derechos de los usuarios a nivel europeo, aunque llama especialmente la atención la inclusión del cobro de una tasa a los servicios de mensajería como WhatsApp o Telegram.

Según el texto, a su entrada en vigor, los servicios de mensajería deberán registrarse como operadores de telecomunicaciones y presentar su declaración de ingresos, estando obligados a pagar un euro por cada mil euros que facture en España, siempre y cuando sus ingresos superen el millón de euros.

Dudas sobre su aplicación en la práctica

La cuestión aquí está en el que los servicios de mensajería ofrecen sus servicios, generalmente de forma gratuita, sin obtener ingresos por su actividad. Pero añade más confusión que se ponga el foco en los servicios y no en las compañías que les dan soporte. A este respecto, la ley tendrá en cuenta los ingresos que genere WhatsApp y no su compañía matriz, Facebook Inc., por ejemplo.

Para el gobierno, habrá que analizar la presentación de los resultados para poder aplicarle la correspondiente tasa, aunque va más allá indicando que un servicio que hoy sea gratis no significa que lo vaya a seguir siendo en el futuro, recordando que WhatsApp no siempre ha sido gratuito (aunque a decir verdad, llegó a existir un truco para renovar la gratuidad de este servicio indefinidamente, según podemos recordar los más veteranos, hasta que lo adquirió Facebook en el 2014, pasando a ser completamente gratuito).

El hecho de registrarse como operadoras de telecomunicaciones también implica que se están sometidas a inspecciones y controles de su actividad. Acorde al texto, los servicios de mensajería pasan a ser operadores de telecomunicaciones en la categoría de proveedores de comunicaciones interpersonales, dividiéndose a su vez en servicios con numeración, como WhatsApp, y sin numeración, como Telegram.

Según Roberto Sánchez, Secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, esta ley tiene vocación de perdurar en el tiempo, y entrará en vigor entre finales del segundo trimestre y principios del tercero del próximo año, cuando esta previsto su culminación parlamentaria.