Ingeniería neuromórfica – Qué es y para qué sirve

Publicado el

ingeniería neuromórfica

Hay una rama de la ingeniería y la inteligencia artificial que sigue tomando fuerza en el mundo de la tecnología: hablamos de la ingeniería neuromórfica.

Esta busca ser la pionera en la resolución de problemas complejos como si fuese el cerebro humano. Por ello, para que hoy puedas aprender más sobre el tema, hemos aclarado las dudas más importantes sobre este avance para replicar el sistema nervioso de las personas. ¡Empezamos!

¿En qué consiste la ingeniería neuromórfica?

Para poder adaptar un concepto básico sobre este tipo de ingeniería, debemos decir que se basa en imitar el sistema de procesamiento del cerebro para cada una de las tareas que se realizan en tiempo real. Hasta ahora, una computadora digital no ha podido realizar este procedimiento, y es por ello que desde hace años diferentes compañías han invertido tiempo y recursos para poder analizar las operaciones que realizan las personas en su día a día.

Veamos como referencia el proceso que tenemos al conducir un coche; tener que frenar en los semáforos cuando estos están en rojo; calcular la velocidad deseada para no colisionar con una persona o vehículo; comprobar si al girar el volante a ciertos grados podemos cruzar la calle, etcétera. Todo eso hay que hacerlo al mismo tiempo, y nuestro cerebro tiene la capacidad de hacerlo.

Algunas multinacionales están apostando por esta tecnología

Intel ha sido una de las empresas que más está invirtiendo en el tema. Después de pasar por la creación de Loihi, un chip neuromórfico diseñado para aprender utilizando 130.000 neuronas artificiales, la marca norteamericana presentó un avance que cuenta con 100 millones de neuronas y 768 chips, esto gracias al trabajo en conjunto de investigadores de la Universidad Cornell y la plataforma de Intel Pohoiki Springs. En su estudio, revelaron que la tecnología pudo detectar sustancias químicas peligrosas mediante una «nariz tecnológica».

Igualmente, la propia NASA también ha colocado leña en el asador al crear su propia tecnología para predecir un fuego o detectar cuándo los niveles de amoníaco alcanzaban límites peligrosos para los astronautas en el 2004.

Respecto a los olores, ¿qué aporta esta ciencia?

Sus usos pueden ser bastantes productivos y en diferentes tareas. Por ejemplo, puede hacer que la policía aduanera y fronteriza incaute sustancias prohibidas mucho más fácil, que médicos puedan diagnosticar enfermedades, que el personal encargado de la seguridad en los aeropuertos detecten explosivos y toda clase de armas y también que se puedan crear detectores de humo con mayor eficacia.

Incluso, desde hace un tiempo se ha utilizado programas similares en la industria de las fragancias para crear nuevos perfumes y eliminar otros olores.

¿Qué le falta para llegar a replicar el sistema nervioso humano?

Principalmente es una cuestión de reflejos, puesto que si colocamos el ejemplo de la conducción 100% autónoma, se traduce en mejorar la velocidad de la toma de decisiones y los reflejos. Esta tecnología solo puede identificar sustancias ya establecidas, pero por ahora no es posible interpretar la información que recopila.

Aún estamos lejos de poder imitar el 100% del cerebro humano, pero ya e sposible imitarlo en muchos limitados aspectos.

¿Qué puede aportar a la mejora de la eficiencia energética?

Con los distintos avances presentados en los últimos años, se espera que se puedan crear robots robots autónomos sin conexión a la red eléctrica. Además, un servidor de esta escala también podría tener el espacio consumido por el centros de datos para, por ejemplo, ubicar generadores de energía solar.

¿Qué futuro se le presenta a la neuromórfica?

Tal y como lo explican desde un extenso artículo publicado por la web Zdnet, el futuro podría llegar en un par de décadas con servidores con neuronas sintéticas que reemplazen a las supercomputadores actuales. Aún no se ha llegado a comprender todo su alcance y no se ha explotado al punto deseado, pero se espera un cambio de 180 grados en el tema de interferencia de información de datos.