Sonos demanda a Google alegando que copió tecnología de sus altavoces inteligentes

Publicado el

A pesar que estamos respirando el aire tecnológico del CES, no todo gira en torno a las novedades que presentan las marcas. También hay otras noticias que acaparan la atención. Y esta vez, tienen como protagonistas a Sonos, Google y Amazon.

Sonos presentó una demanda contra Google porque alega que violó una serie de patentes relacionadas con la tecnología de los altavoces inteligentes.

Tal como menciona Patrick Spence, CEO e Sonos:

Google ha estado copiando de forma descarada y consciente nuestra tecnología patentada en la creación de sus productos de audio. A pesar de nuestros repetidos y extensos esfuerzos durante los últimos años, Google no ha mostrado ninguna voluntad de trabajar con nosotros en una solución que nos beneficie mutuamente

En qué consiste la demanda

Sonos demanda a Google por infringir 5 diferentes patentes sobre los altavoces inteligentes, por ejemplo, una tecnología que permite que los altavoces inalámbricos se sincronicen entre sí.

Sonos presentó la demanda en el Tribunal Federal de Distrito de Los Ángeles y también en la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos, ya que solicitan que se prohíba a Google la venta de determinados dispositivos (los que utilizan las tecnologías en conflicto) en EE.UU.

Si bien esto sale a la luz a partir de esta denuncia, este conflicto parece haber iniciado en 2013.

Denuncia de Sonos

Siguiendo la cronología de este asunto tal como desglosan en TNYT, en 2013 Sonos se asocia con Google. En ese momento, entregó planos detallados de la tecnología inalámbrica de sus altavoces inteligentes a ingenieros de Google. Un movimiento que no consideraron perjudicial, ya que en ese momento Google no estaba en la industria de los altavoces.

Sin embargo, a los dos años Google comienza a incursionar en esta industria con sus propias propuestas hasta que lanza el popular Google Home. Sonos analiza estos dispositivos de Google y llega a la conclusión que han copiado su tecnología infringiendo numerosas patentes. Una dinámica que también se replica en los altavoces Echo de Amazon.

En 2016, Sonos lleva esta cuestión a Google de forma privada, pero después de años intentando llegar a una solución, creen que no tienen otra salida que iniciar un proceso de litigio.

Respuesta de Google y Amazon

Un portavoz de Google ha dado declaraciones sobre el asunto mencionando que han discutido este tema de propiedad intelectual durante años con Sonos, por lo que sienten decepcionados con esta actitud.

Por otro lado, Amazon también dio su versión de los hechos, defendiendo su postura de que nada tienen que ver con la tecnología de Sonos, sino que desarrollaron su propia tecnología de forma independiente para sus dispositivos Echo.