Crean un corazón artificial imprimiendo en 3D con materiales biológicos

Publicado el

La impresión 3D puede aplicarse a la medicina de muchas formas, de hecho hace pocos días visitamos la zona de impresión 3D de HP en Barcelona y había una lista de ejemplos de prótesis con una calidad excepcional, dejando claro que es uno de los objetivos de la técnica.

Ahora se ha conseguido llegar algo más allá: investigadores de la Universidad de Tel Aviv han creado el primer corazón vascularizado en 3D del mundo utilizando células y materiales biológicos propios del paciente.

Imagen de la Wiley Online Library
Imagen de la Wiley Online Library

El corazón impreso en 3D tiene células, vasos sanguíneos, ventrículos y cámaras, algo que antes solo se hacía con materiales sintéticos o no tenían vasos sanguíneos, y ahora se usan células del propio paciente obtenidas después de realizar una biopsia del tejido graso, tal y como comentan en el estudio correspondiente.

Los tejidos grasos obtenidos se reprogramaron experimentalmente para que se convirtieran en células madre, y luego se expusieron a «tintas biológicas» que ayudaron a entrenarlos para que se convirtieran en células del corazón o de los vasos sanguíneos. El estudio dijo que esto permitía que la «tinta» imprimiera varios parches cardíacos o estructuras complejas de tejidos que se pueden poner juntas para crear un corazón 3D.

De momento el corazón no puede ser trasplantado a un ser humano, ya que solo tiene el tamaño del corazón de un conejo, pero ya están en la fase de cultivar los corazones impresos en 3D y enseñarles a «comportarse como los corazones». Después podrán ir ampliando el tamaño.

El objetivo en estos momentos es hacer que las células trabajen juntas, para conseguir que funcione como un corazón normal, sustituyendo así al corazón artificial que el mundo vio en 2014, impulsado por una batería externa de iones de litio y con 1 kg de peso.