Probamos cámaras de seguridad Swann para interior y exterior

Swann

Seguimos con las reviews de cámaras de seguridad y llegamos ahora a la marca Swann, una empresa con más de 30 años de experiencia en el sector que ocupa un lugar de liderazgo dentro de la videovigilancia a consumidores a nivel mundial.

Para realizar las pruebas tenemos con nosotros un conjunto bastante completo de dichas cámaras, así como un panel solar y un soporte extra para una de ellas.

Swann

Como puede verse en la imagen, analizaremos una cámara de seguridad para interiores (arriba a la derecha, la IndCam), una de exteriores sin cable (usaremos el panel solar para ello) y una de exteriores con cable de alimentación (abajo a la derecha, la OutCam). En este artículos nos concentraremos en la IndCam y en la OutCam.

Estas cámaras pueden gestionarse desde una única aplicación móvil, la ‘SAFE by Swann’, tanto para Android como para iOS. Esta app es la responsable por gestionar el vídeo y por instalar las cámaras correctamente.

Indoor y Outdoor Security Camera, de Swann

sshot-252

Por un lado tenemos la cámara para interiores, la Indoor Security Camera (Indcam), cámara con calidad 1080p que detecta movimiento, tiene sensor térmico, guarda el vídeo en la nube y permite establecer un canal de audio bidireccional entre el móvil y el dispositivo. La Outdoor (Outcam) también tiene 1080p y sensor térmico, es resistente a la intemperie y también guarda tanto en local como en la nube, aunque no dispone de modo conversación (algo que no tiene tanto sentido con una cámara de exteriores).

La Outdoor tiene en estos momentos un precio de 99,99 dólares (link de compra), mientras que la Indoor cuesta 69,99 dólares (link de compra), ambas disponibles en Estados Unidos, UK, México y otros países de América latina.

Instalación de la Indoor

Para instalar la Indoor Security Camera ha sido necesario realizar los siguientes pasos:

– Instalación de la app en el móvil
– Conexión de la cámara a la alimentación
– Detección de la cámara por parte de la app
– Cambio de Wifi en el móvil para entrar en la nueva red propia de la app, necesario para indicar la contraseña de nuestra wifi habitual al dispositivo. Después de realizado el paso, vuelve a nuestra wifi de forma automática.

Así de fácil, algo que hemos podido realizar en cinco minutos, ya que una vez hechos los pasos, hemos podido ver la imagen perfectamente, tal y como se puede ver en la imagen inferior:

Visualización de la cámara Indoor, con opción de activar el modo charla (hablar y escuchar por la cámara como si de un teléfono se tratara, ideal para comunicarse con posibles intrusos), registrar lo que vemos o capturar la imagen.

Visualización de la cámara Indoor.

Tiene opción de activar el modo charla (hablar y escuchar por la cámara como si de un teléfono se tratara, ideal para comunicarse con posibles intrusos), registrar lo que vemos o capturar la imagen.

Instalación de la Outdoor

Para instalar la Outdoor Security Camera ha sido necesario realizar unos pasos semejantes, aunque en este caso hay una conexión a cable Ethernet que permite realizar dicha configuración sin WiFi, usando el cable directo al router (este cable es opcional, puede hacerse todo desde la WiFi):

– Instalación de la app en el móvil
– Conexión de la cámara a la alimentación y, opcionalmente, al cable Ethernet.
– Detección de la cámara por parte de la app (la cámara puede tardar en mostrar la luz azul de “preparada para ser detectada”, en caso de que tarde mucho podemos usar el botón de reinicio del dispositivo para que lo intente de nuevo)
– Cambio de Wifi en el móvil para entrar en la nueva red propia de la app, igual que con el caso de la Indoor.

La conexión es sencilla, y aparece de forma automática en el panel de control de la app previamente instalada:

Panel de control del móvil, con las dos cámaras instaladas

Panel de control del móvil, con las dos cámaras instaladas

Aspecto del panel de control de ambas cámaras y visualización de la cámara de exterior, con la opción de grabar lo que vemos o hacer una foto instantánea.

Configuración de ambas cámaras

El hecho de tener toda la interfaz en castellano ayuda mucho a definir las variables existentes en la sección de configuración de la cámara:
configuración de la cámara Swann

Posibilidad de definir la frecuencia para evitar parpadeo de la imagen, así como de cambiar el nombre de la cámara para identificarla mejor en el panel principal.

configuración de la cámara Swann

Opción de definir la calidad del vídeo en directo. Si la conexión a Internet no es buena, no se recomienda poner alta calidad, tal y como indica en la captura correspondiente.

configuración de la cámara Swann

Opción para seleccionar la sensibilidad de detección de movimiento. Si estamos dentro de casa no se recomienda tener ninguna opción activada, ya que guardará vídeo cada vez que detecte movimiento. Cuando salgamos de casa ya podemos indicar que comience a detectar movimiento, siendo posible especificar su sensibilidad.

Es importante tener en cuenta que la detección de movimiento es por calor. En el caso de una planta moviéndose, por ejemplo, no se detectaría, porque no tiene calor suficiente, lo que es una ventaja, porque de esa forma se eliminan prácticamente todos los falsos positivos. El rango de calor está optimizado para la temperatura humana, pero también detecta coches.

Desde esta sección es posible también definir la hora de la cámara, formatear la tarjeta interna de memoria borrando los vídeos o eliminar la cámara de nuestro panel de control.

Visualización de vídeos de ambas cámaras

Cada vez que nuestra cámara identifique movimiento, grabará vídeo y lo subirá a la nube de Swann. Podemos ir eligiendo los vídeos que queremos ver y bajarlos al móvil en cualquier momento, así como borrarlos con solo deslizar el dedo.

Estas 2 cámaras salvan el vídeo con algunos segundos antes de que empiece la acción, algo que hemos podido comprobar en diferentes situaciones. Estos segundos de ventaja pueden ser cruciales para analizar una invasión.

Basta acceder a cualquiera de las cámaras que tenemos instalada y pulsar en el botón Actividad, para acceder a todo lo que se ha grabado con ellas, siendo posible bajar el vídeo o borrarlo.

Visualización de vídeos de Swann

Al detectar movimiento envía notificaciones, de forma que, en el caso de la OutCam, podemos ver si hay notificaciones por la noche y analizar rápidamente lo que ha ocurrido, mientras que con la Indcam, tenemos completo control de lo que ocurre en casa si estamos fuera, ya sea trabajando o de vacaciones (si es un ladrón, podríamos hasta prevenir un robo con el audio bidireccional que hemos comentado anteriormente).

La versión gratuita nos permite guardar vídeos durante 7 días, pero por algo menos de 50 dólares al año es posible obtener mucho más espacio.

Opciones de precio de almacenamiento del material grabado por las cámaras.

Opciones de precio de almacenamiento del material grabado por las cámaras.

Ventajas de las cámaras Indoor y Outdoor de Swann

 

  • La calidad de vídeo es excelente, y la opción de conversación de la versión Indoor es muy buena, con una calidad de audio sorprendente.
  • El material es robusto, no se nota fragilidad en las cámaras, y la exterior tiene un diseño bastante moderno si las comparamos con las cámaras de su categoría (no tiene ninguna capa de lluvia superior, ella misma ya impide que entre agua en su interior).
  • La instalación es muy rápida, y no depende de cables Ethernet para realizarse, aunque sí es algo opcional. La de exteriores viene con un enorme alargador tanto de alimentación como de red, lo que se agradece cuando estamos realizando una instalación fuera del hogar. Algunas casas pueden tener paredes muy gruesas que impiden la correcta transmisión de WiFi, así que poder tener un cable Ethernet es una buena opción en esos casos.
  • La versión gratuita permite 7 días de almacenamiento, muy superior a las ofrecidas por otras cámaras, y su plan premium no tiene un coste exagerado, ya que con menos de 50 dólares al año tendremos 5 gigas de vídeo grabado con 30 días de historia cada uno (eso es mucho movimiento).
  • Ambas cámaras cuentan con un sensor PIR True Detect para activar las grabaciones y notificaciones cuando detecta calor. Este sensor térmico ayuda a grabar únicamente lo realmente importante, ya que las personas y coches sí emiten calor, al contrario que los objetos que no representan amenaza para la seguridad. La Indcam, por ejemplo, funciona muy bien como un monitor de bebé, cámara de mascota [pet cam] y monitor de ancianos, tres escenarios donde el audio bidireccional sería muy útil.
  • La cámara IndCam es buena para inquilinos, ya que no requiere taladrar las paredes, se puede dejarla en una estante o cualquier superficie plana. También puede ponerse en paredes usando el taladro, y vienen los tacos y tornillos adecuados para ello.
  • La grabación unos segundos antes de que empiece el movimiento es una genial idea implantada en ambas cámaras.

 

Desventajas de las cámaras Indoor y Outdoor de Swann

 

Hay que tener en cuenta que hablamos de cámaras de menos de 100 dólares, por lo que no se puede pedir batería interna ni independencia total de cables, pero aún así hay algunos puntos que podrían mejorar:

 

  • La configuración no permite determinar cuánto tiempo queremos que grabe cuando detecta movimiento. De hecho las opciones existentes en la sección de configuración son muy básicas, se echan de menos más variables para uso avanzado (como configuración de la imagen capturada por la noche, por ejemplo).
  • La visión nocturna no es muy buena. Aunque tiene un LED infrarrojos, el alcance no es el punto fuerte de la OutCam.
  • No hay indicador en porcentaje del espacio que tenemos ya consumido en nuestra cuenta en la nube, lo que no ayuda a saber si es un buen momento para borrar el contenido o no. Es un mal menor, ya que en cualquier momento podemos bajar los vídeos en nuestro móvil y borrar la copia realizada en la nube.

Conclusiones

Después de probar las cámaras Sricam, Foscam y la Blink XT podemos llegar a la conclusión que, dentro del sector de cámaras de menos de 100 euros, las Swann destacan bastante en facilidad de uso e instalación.

El poder instalar la OutCam sin necesidad de usar cable de red (algo que hasta ahora solo hemos podido hacer con la Blink XT, que cuesta casi 200 euros) es una ventaja enorme, ya que facilita el proceso de instalación en grandes recintos sin necesidad de tener que acercarse al módem en todo momento. La instalación ha sido la más rápida de todas, y la interfaz en castellano ayuda mucho a la hora de definir las variables de configuración (son autoexplicativas).

Tal y como hemos comentado, echamos de menos más variables de configuración relacionadas con visión nocturna o tiempo de grabación de vídeos, pero el sensor térmico es una ventaja que pocas de ese precio tienen. Graba el vídeo antes de que el movimiento se detecte visualmente, y eso es un pro impresionante para cámaras de este precio.

Una gran compra, sin duda.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.