La tela de araña puede usarse para hacer músculos para robots

robótica

Raro es el mes en el que no se descubra alguna propiedad de las telas de las arañas, y este no podía ser diferente.

Publican en el MIT que se está investigando la posibilidad de usar dicho material para crear músculos para los robots, aprovechando que estamos hablando de uno de los materiales más fuertes que se conocen.

Resulta que las fibras elásticas responden muy fuertemente a los cambios en la humedad, de forma que al detectar altos niveles se contraen y giran, ejerciendo suficiente fuerza para ser competitivos con otros materiales que se exploran como actuadores en los músculos de los robots. Podría usarse esta habilidad para que las fibras realicen alguna actividad específica, como controlar una válvula, por ejemplo, variando la humedad.

A esta propiedad la han llamado supercontracción: se contraen y se enroscan al mismo tiempo proporcionando una fuerte fuerza de torsión. En las pruebas suspendieron un peso en la seda para hacer una especie de péndulo y lo encerraron en una cámara donde podían controlar la humedad relativa del interior, cuando aumentaron la humedad, el péndulo comenzó a girar, un círculo completo cada milímetro de longitud.

Lo curioso de todo esto es que nadie esperaba que el péndulo girase, ha sido una nueva sorpresa que la naturaleza ha ofrecido a la comunidad científica.

El objetivo ahora es construir robots blandos impulsados ​​por humedad o telas inteligentes, aunque para ello tendrán que usar una versión sintética de la fibra basada en proteínas, ya que esclavizar a millones de arañas no parece una buena idea.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.