The Boring Company planea construir su primer garaje conectado

garaje subterráneo

The Boring Company quiere que el tráfico del futuro sea subterráneo, y para ello ya ha presentado algunos interesantes proyectos en el pasado.

Propuso un túnel de más de 5 km desde una estación de Metro de Los Ángeles hasta el Dodger Stadium, y recientemente indicaron que construirán un enlace de transporte de alta velocidad en Chicago. Ahora, quiere enfocarse en aplicaciones residenciales y ha comprado una propiedad cerca de la sede de SpaceX, donde planea construir un garaje al estilo Batman.

Hawthorne le ha otorgado permiso a la compañía para construir un pozo en la propiedad, desde donde bajaría un vehículo subterráneo antes de conectarlo a un túnel de cercanías, sin tener que salir de su garaje. El automóvil sería transportado a través del túnel inferior en patines eléctricos, por lo que la ventilación no sería un problema. La idea es que en un futuro no tengamos que desplazar nuestro coche para llegar a los túneles subterráneos, se haría directamente desde el parking, conectando las vías como su fueran maletas en un aeropuerto.

La compañía recibió la aprobación del consejo sobre la base de que el prototipo no estará abierto al público, ni afectará el flujo de tráfico de la calle, y aún necesita proporcionar planes más detallados a la ciudad antes de que pueda comenzar a construir. Existe un riesgo a la hora de construir bajo áreas densamente habitadas, por lo que tendrá que pasar por varios controles antes de obtener el OK final.

En su web destacan el objetivo final del proyecto:

Para resolver el problema del tráfico las carreteras deben ir en 3D, lo que significa que o se trata de vehículos voladores o túneles. A diferencia de los autos voladores, los túneles son resistentes a la intemperie, no se ven y no caerán sobre la cabeza. Una gran red de túneles a muchos niveles de profundidad arreglaría la congestión en cualquier ciudad, sin importar qué tan grande creciera (solo sigue agregando niveles). La clave para hacer que esto funcione es aumentar la velocidad de los túneles y reducir los costos en un factor de 10 o más, este es el objetivo de The Boring Company. Los túneles de bajo costo de excavación también harían viable la adopción de Hyperloop y permitirían un tránsito rápido a través de regiones densamente pobladas, lo que permitiría viajar de Nueva York a Washington DC en menos de 30 minutos.

Actualmente, los túneles son realmente caros de cavar, y algunos proyectos cuestan hasta 1 mil millones por cada 1,5 km. Para hacer factible una red de túneles, los costos de túneles deben reducirse en un factor de más de 10, ese será el principal reto de la empresa.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.