Un tobogán acuático con Realidad Virtual incluida

tobogán

VRSlide es el nombre de una atracción del parque acuático alemán Therme Erding, un tobogán acuático que ofrece gafas de Realidad Virtual a sus clientes para que puedan ver escenarios digitales mientras caen a alta velocidad en la vida real.

Ballast VR, empresa responsable por la tecnología aplicada, tienen unas gafas con un Galaxy S8 en su interior que pueden mojarse sin problemas, y fueron contactados para que se desarrollara un producto que permitiera una experiencia inmersiva teniendo en cuenta las características de una atracción de este tipo, donde la velocidad no es constante y la ruta no está tan bien definida como en una montaña rusa.

El resultado es lo que podéis ver en este vídeo:

Para que funcione de forma adecuada han creado un sistema de ultrasonidos que permite saber la localización exacta de la persona, de forma que lo que se ve en las gafas corresponde a la posición en la vida real, sincronizando velocidad, ángulo de caída, altura y demás variables.

Aunque los gráficos son poco realistas la experiencia vale la pena, y en estos momentos hay tres aplicaciones que el cliente puede elegir (pagando dos euros= para decidir por dónde quiere viajar mientras cae, siendo posible simular desde un viaje espacial a la caída por túneles helados.

No es la primera vez que vemos experiencias de este tipo, pero sí dentro de un tobogán acuático. La Realidad virtual sigue prometiendo buenas sorpresas.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.