El robot del MIT puede desplazarse y sortear obstáculos sin ayuda de cámaras

imagen del MIT

imagen del MIT

Cheetah 3 es el nuevo robot del MIT, que combina el potencial de dos nuevos algoritmos para ofrecer una dinámica completamente distinta a la ofrecía su antecesor.

Este robot, de unos 40 kilos, puede sortear diferentes obstáculos, desplazarse por terrenos irregulares y subir escaleras, sin depender de ningún tipo de ayuda visual… ni cámaras, ni sensores. Y si cae, está preparado para recuperar el equilibrio, y seguir su camino.

Para que esta dinámica funcione correctamente, se vale del algoritmo de control predictivo, que ayuda a determinar su posicionamiento, y la fuerza que tiene que aplicar al dar el próximo paso. Y por otro lado, el algoritmo de detección de contacto, le provee al robot toda la información necesaria para determinar variaciones en los movimientos.

Es decir, es como si los algoritmos les dieran una especie de “modelo mental” de su entorno, para que el robot determine la mejor forma de avanzar.

Tal como menciona el MIT, esta dinámica de “locomoción ciega” puede brindar muchas ventajas, ya que el robot al depender únicamente de la información táctil, podrá adaptarse más fácilmente a nuevos escenarios.  Una característica que es limitada cuando se basa en la visión, ya que depende de diferentes factores para ser exacta.

Y como comenta el equipo tras el Cheetah 3, esta dinámica sería ideal para implementarse en zonas de desastres o lugares inaccesibles y peligrosos, por ejemplo, una central de energía.

Miriam Schuager