IoT y Blockchain, dos conceptos íntimamente enlazados

Todos los días intercambiamos activos a través de bancos e intermediarios, confiamos en ellos, y eso es algo que está cambiando poco a poco gracias a Blockchain, un concepto que elimina a los intermediarios de confianza institucional y los reemplaza con tecnología en la que participan millones de personas y/o dispositivos.

Blockchain es el siguiente paso en la evolución de la seguridad, ahorrando tiempo, tarifas, errores y fraude, ya que las tecnologías basadas en Blockchain permiten el registro digital de activos mediante la creación de registros permanentes replicados que reflejan la verdad, siendo posible rastrear de manera segura cualquier operación sin requerir una autoridad centralizada.

Aunque las criptomonedas son un ejemplo claro del uso de esta tecnología (en VB dijeron que Bitcoin es a Blockchain como el email a Internet, una pequeña parte de un gran universo), hay muchos otros sectores que pueden beneficiarse de la idea. Podemos conseguir reputación, autenticación y protección en muy poco tiempo, y eso es especialmente importante en el mundo del Internet of Things (IoT, Internet de las cosas), donde es necesario que los consumidores confíen para que puedan participar de un sector que comercializa datos.

Existen pequeños programas, contratos inteligentes, que codifican la lógica en la verificación de una transacción y pueden, en muy poco tiempo, comprobar automáticamente la identidad, el crédito y la verificación de documentos en ambos lados de la misma. Los contratos inteligentes se pueden mantener actualizados usando los datos del sensor del dispositivo inteligente, y se pueden incluir credenciales ofrecidas a través de datos biométricos, GPS, Bluetooth… automatiza todas las interacciones entre un consumidor y su dispositivo conectado de forma transparente, y con Blockchain puede ser todo mucho más sencillo, ya que no depende de una autoridad centralizada.

La preocupación de que un punto central falle justo cuando estamos intentando identificarnos en nuestro dispositivo conectado, es obvia, por eso es necesario que existan alternativas que distribuyan esa responsabilidad.

Es cierto que la tecnología 5G está llegando para poder asumir millones de conexiones en poco espacio, pero Blockchain nos permite distribuir la responsabilidad, haciendo que millones de puntos sean los responsables por garantizar que la información que circula es válida.

En octubre se celebrará el mayor evento sobre IoT en Barcelona, y en el mismo tendremos la oportunidad de saber mucho más sobre lo que se está haciendo también en el mundo del BlockChain y la Inteligencia Artificial. Podéis conocer los detalles del evento, que se celebrará en la Fira de Barcelona, desde el sitio iotsworldcongress.com.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.