El hombre que se gastó 100.000 dólares para borrar una información de Google

buscador de google

Si hay información falsa en Internet sobre nuestra persona, o algo demasiado privado, podemos pedir a Google que la borre de su buscador, pero eso solo si vivimos en Europa, en otros países es mucho más difícil.

En npr.org muestran como en Estados Unidos la ley no protege a las personas de esa manera. Cuentan la historia de Jeff Ervine, director de operaciones de un fondo de cobertura que manejó más de mil millones, y que descubrió en 2010 que al buscar en Internet por su nombre, se accedía a una página que indicaba que él era un estafador.

El autor de dicha web, excelentemente posicionada en Google, era un joven de 26 años que quiso acabar con Ervine por haber ayudado a aprobar la ley que le metió en la cárcel.

Ervine sabía que no podía hablar de ningún modo con su atacante, pero creyó que Google le ayudaría. Hizo que los abogados enviaran por fax y correo una carta al asesor principal de Google, con una simple solicitud: dejar de destacar este sitio en los resultados de búsqueda. Google ignoró la solicitud.

Google sostiene que, en los EE. UU., no está obligado a eliminar el contenido difamatorio o las mentiras de los resultados de búsqueda. Lo considerará si hay una decisión en los tribunales, pero aún así Google decide cómo quiere hacer desaparecer esos datos. La solución fue demandar al creador del sitio web, algo muy complicado al tratarse de un proceso que envolvía varios países.

Ganó en los tribunales, pero Google tardó mucho en realizar los cambios, incluso se mantuvieron activos durante meses con un aviso de que “había algo incorrecto”.

Ahora Ervine está construyendo una compañía tecnológica llamada Bridg-it, para proteger a las personas que, como él, han sido atacadas en línea. En Estados Unidos gastó 100.000 dólares en abogados, en otros lugares solo habría tenido que rellenar un formulario.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.