Por qué te interesa conocer más sobre los pagos sin efectivo (cashless)

monedas

Las tecnologías financieras (fintech) se emergen como una industria muy interesante de observar, un terreno en el que las startups aspiran a ser el próximo referente de los servicios financieros. Y no están mal encaminados, si hay algo que ha experimentado un gran cambio a lo largo de las últimas décadas es la forma en la que gastamos y pagamos por nuestras compras.

Hacer que el dinero en efectivo se quede obsoleto es tendencia desde que se introdujo el uso de sistemas de crédito y débito. Una encuesta realizada por TSYS en 2014 muestra que tan sólo el 9 por ciento de los americanos encuestados preferían los pagos con efectivo. La mayoría prefirió las tarjetas. Esto hace de los pagos sin efectivo un excitante sector que observar en las fintech.

Estas son algunas de las tendencias a seguir que te interesarán tanto si eres una startup o un inversor, o simplemente un apasionado de las fintech:

Un gran margen de crecimiento sobre el uso de monederos digitales.

Paypal fue el primero en introducir las transferencias de dinero online entre usuarios (P2P), lo cual sirvieron como alternativas a los cheques o giros postales. Solo en 2015, las transacciones por esta plataforma registraron un total de 282 billones de dólares.

Ahora, las aplicaciones móviles también permiten el uso de Bluetooth o de tecnologías inalámbricas NFC. Las cuentas bancarias o las credenciales de tarjetas de crédito se enlazan al monedero digital, y el dispositivo móvil es la herramienta usada para completar la transacción en el terminal del vendedor.

Android y Apple también proveen de monederos digitales con sus respectivos Android Pay y Apple Pay. La adopción de los monederos está en alza, pero su potencial no ha sido aún realizado, y es que aún son pocos los adeptos a este tipo de pagos y no muchos los negocios que los aceptan.

Los matices internacionales sí importan

Comportamientos regionales y locales deberían ser considerados en el desarrollo de estas tecnologías. En Europa el porcentaje de pagos sin efectivo realizados está creciendo, siendo las tarjetas de crédito el principal método de pago utilizado.

Por otro lado, en China los pagos móviles son los protagonistas, país en el que hoy día más de la mitad de las ventas online se realizan por medio de un smartphone. Un mercado dominado por Alipay, la plataforma de pagos de Alibaba, junto con WeChat Pay, el monedero digital de la gigante WeChat, la app de mensajería china.

No solo en China sino en Asia en general, donde la penetración de tarjetas de crédito es baja, el uso del smartphone y acceso a conexión online son extendidos y se convierten en la oportunidad de muchos de conseguir una identidad financiera. Aprender de estas tendencias abre muchas oportunidades a emprendedores fintech que pueden mirar ejemplos similares en otros mercados, como el africano, cuya población está altamente no bancarizada, y en el que se espera una evolución similar a la de Asia en el desarrollo de las tecnologías móviles.  

Era digital

La digitalización de nuestro entorno y estilos de vida no acaba más que empezar, y es que el mundo como lo conocemos se está transformando a pasos agigantados. En la india se están tomando medidas muy dramáticas y radicales pero igual de interesantes, y es que de un día para otro el presidente indio decidió invalidar los billetes de 500 y 1000 rupias. El mismo gobierno está impulsando el uso de la app BHIM, su propia solución de pagos digitales, e introduciendo medidas incentivadoras para aquellos que hagan uso de las soluciones digitales.

Un ejemplo más pacífico es el caso de los países nórdicos como Suecia y Finlandia, que de forma progresiva están avanzando hacia un futuro “cashless” y en dónde el efectivo ya está dando señas de desaparecer.

Colaboraciones entre startups

Una de las tendencias más disruptivas y que también está transformando el ecosistema tecnológico es la creación de plataformas de servicios en lugar de instituciones consolidadas. El modelo de “partnerships” hace posible que diferentes empresas especializadas en un sólo terreno suplan las necesidades que tienen entre ellas y así crear una red de servicios cuyo resultado final es un producto mucho más completo y satisfactorio para el usuario final.

Las fintech se benefician en gran medida de este modelo cooperativo. Las distintas pasarelas de pago, monederos digitales, etc, necesitan de dichos ecosistemas para florecer.

Se trata de construir en base a lo ya existente, sin necesidad de reinventarlo todo. Además, los terminales de punto de venta también se convierten en plataformas que acogen diversos servicios tales como pasarelas de pago, programas de contabilidad, programas de lealtad, etc. Un ejemplo es el software Loyverse TPV, integrado con la app de lealtad Loyalty Ocean. Estas colaboraciones lo que buscan es expandir un mercado que fundamentalmente es compartido por cada uno de los distintos servicios.

Continuará…

A medida que más y más gente se ve atraída por la conveniencia de no tener que llevar dinero encima, los pagos sin efectivo continuarán tomando más relevancia. La constante mejora de las empresas que ya están reimaginando las formas en las que manejamos el dinero prometen una constante innovación en fintech, y las oportunidades se abren cada vez más para proveer de productos a mercados específicos.

Bitcoin, Blockchain, Google wallet, Facebook Payments en américa y startups como Tag Cash en Filipinas… Todas ellas nos estrán mostrando el camino. Los emprendedores harían bien en seguir la evolución de las fintech ya que éstas acarrean oportunidades en abundancia. Y de igual manera, los consumidores son grandes ganadores de este desarrollo que avanza hasta adecuarse con las necesidades de la calidad de vida de hoy en día.

Escrito por Rodrigo Díaz para WWWhatsnew

sshot-18Entusiasta de las nuevas tecnologías, tendencias y temas del futuro. Especialmente interesado en la evolución de las fintech, blockchain, IoT y del impacto del mundo digital en general. Actualmente trabaja como editor y colaborador de marketing para la compañía de software Loyverse TPV, lo que le permite experimentar de forma directa con emprendedores y pequeñas empresas de todo el mundo.

Invitado