Google refuerza su lucha contra las aplicaciones fraudulentas en Google Play

Publicado el

googleplaystore-web

Desde Google se pretende evitar a toda costa que los usuarios accedan a la instalación de aplicaciones móviles para dispositivos Android que realmente no necesitan o incluso les vaya a generar problemas de diversos tipos. Es bien sabido el enorme esfuerzo que Google esta realizando para garantizar la máxima seguridad posible en todas y cada una de sus aplicaciones y servicios. Aún así­, siempre habrá resquicios que solventar.

En este sentido, en lo que respecta a la protección de los usuarios a la hora de instalar aplicaciones móviles desde Google Play, la compañí­a está comenzando a desplegar un mejorado sistema de detección y filtrado, según acaban de comunicar en el blog de desarrolladores de Android.

La idea consiste en la vigilancia constante de las prácticas que realizan los desarrolladores a la hora de tratar de posicionar sus aplicaciones frente al resto con el objetivo de evitar las diferentes prácticas de manipulación que puedan llevarse a cabo, ya sean mediante falsas opiniones, mediante incentivos para la mejora de las valoraciones, así­ como cualquier otra práctica de manipulación que se lleve a cabo y que derive en la confusión y el engaño entre los usuarios, pudiéndoles llevar a diferentes riesgos.

La compañí­a señala que en caso se que se lleve a cabo cualquier intento de manipulación, el mismo será detectado por dicho sistema y será filtrado a la hora de mostrarse ante los usuarios. Además, se apunta a que la reincidencia de este tipo de prácticas ilegí­timas por parte de los desarrolladores darán lugar a que todas sus aplicaciones sean dadas de baja en Google Play. En este sentido, desde Google se aconseja a los desarrolladores a que consulten aquellas prácticas legitimadas para la promoción de sus aplicaciones.

Señalar que este sistema funcionará en la mayorí­a de los casos de forma automática, sin necesidad de intervención por parte de los usuarios, quienes son el objetivo primordial en la protección, además proteger la reputación de la Google Play Store en general y de los desarrolladores legí­timos en particular.

De este modo, Google quiere asegurarse de ofrecer la mejor experiencia posible, y ello conlleva contar con sistemas de seguridad avanzados que hagan que los usuarios accedan sólo a la instalación de aplicaciones legí­timas que necesitan sin estar expuestos a posibles riesgos derivados de las actitudes malintencionadas de esas, podrí­amos llamarles, manzanas podridas que podrí­an aparecer dentro del colectivo de desarrolladores de aplicaciones para Android en este caso.