3 juegos y experiencias de terror para Google Cardboard

Publicado el

La realidad virtual es de una de las tecnologí­as que más está creciendo a lo largo de los últimos años. A pesar de que dispositivos de la calidad de Oculus Rift o HTC Vive se comercializan por un precio elevado, a dí­a de hoy todos podemos disfrutar de esta tecnologí­a gracias a modelos muy económicos, como las populares gafas de cartón de Google conocidas como Cardboard. Y no solo eso, ya que en las tiendas de aplicaciones para iOS y Android encontramos diferentes aplicaciones gratuitas para comenzar a experimentar las posibilidad de la realidad virtual. A continuación os dejamos con tres juegos y experiencias de terror para Google Cardboard, uno de los géneros que más llaman la atención.

Sisters – iOS | Android
Sisters

Se trata de una experiencia de realidad virtual especí­ficamente desarrollada para dispositivos como las Google Cardboard. Una vez la hayamos descargado e instalado en nuestro dispositivo, Sisters nos transportará a una habitación en la que deberemos mirar a nuestro alrededor para ver lo que sucede. Tal y como afirman sus creadores, debemos tener cuidado con lo que miramos, ya que algo no quiere que estemos ahí­. Sustos asegurados.

Chair In A Room – Android
A chair in a room

Disponible únicamente para usuarios de smartphones con Android, Chair In A Room es otro tí­tulo en el que nos sumergiremos por completo en un escenario en el que suceden cosas terribles. Sin duda, se trata de uno de las experiencias de realidad virtual más conseguidas. De hecho, muchos usuarios manifiestan las ganas de quitarse las gafas por culpa del miedo. Totalmente recomendado.

Catatonic – iOSAndroid
Catatonic

Para disfrutar de esta experiencia de realidad virtual es necesario descargar Within, una app para iOS y Android con diferentes experiencias creadas para gafas de realidad virtual. Una vez hayamos descargado la aplicación, en Catatonic seremos una persona a la van desplazando en silla de ruedas a lo largo de un asilo en el que los sustos no nos dejarán tranquilos. No hay duda de que Catatonic consigue su objetivo.