Lully, un dispositivo con el que evitar las pesadillas de los más pequeños

Publicado el

Lully

Todos aquellos que tengáis niños pequeños habréis sufrido noches sin dormir por culpa de las pesadillas. Hoy os hablamos de Lully, un dispositivo que pretende acabar con este tipo de sueños.

Los responsables del proyecto estudiaron los patrones de sueño hasta llegar a la conclusión de que las pesadillas aparecen en la etapa más profunda del sueño. Partiendo de este punto, crearon un dispositivo capaz de evitar que los más pequeños alcancen esta fase del sueño, evitando así­ que se produzcan las pesadillas. Para ello, es necesario colocar el dispositivo debajo del colchón donde duerma el niño, habiéndolo vinculado previamente con la aplicación para smartphones. Una vez lo hayamos hecho, Lully se encargará de emitir una vibración en distintos intervalos para evitar que el niño llegue a la fase más profunda del sueño, utilizando un algoritmo capaz de predecir cuándo se producirá esta fase del sueño. El proceso de configuración es de lo más sencillo. De hecho, tan solo es necesario contestar a cuatro preguntas simples sobre los patrones de sueño del niño. De esta forma, cuando llegue la noche y el niño esté acostado, Lully notificará a los padres cuándo es el momento de encender el dispositivo (prometen que nunca será más tarde de las 11 de la noche). Es entonces cuando comenzará a vibrar durante 3 minutos para iniciar una noche de sueño sin pesadillas, permitiendo que todos puedan descansar.

Los responsables del proyecto afirman que su porcentaje de éxito es del 90%. Además, aseguran que después de utilizarlo durante cuatro semanas, las pesadillas habrán desparecido por completo. El precio del dispositivo será de 169 dólares.

A continuación, os dejamos con el ví­deo:

Link: Lully Sleep.

Comparte en:

3 comentarios en “Lully, un dispositivo con el que evitar las pesadillas de los más pequeños

  1. Estoy flipando, en serio… ¿Evitar que los niños lleguen a la fase profunda del sueño? ¿Pero a que clase de iluminado se le ocurrió tal cosa? ¿Porque no proponen darles un poco de heroina, ya puestos? Efectivamente este dispositivo deberí­a estar prohibido.

  2. Definitivamente no aprendemos, la naturaleza es sabia y los procesos que le ha llevado millones de años desarrollarlos tienen sentido. Es lo más loco que he leí­do para que unos e ganen unos pesos y otros ganen ciertos grados de tranquilidad, pero los riesgos en la salud mental de los niños pueden ser bien serios, aunque no lo crean esos procesos son de reclicado, la limpieza nocturna que evita calcificaciones cerebrales posteriores, causa entre otras formas de enfermedades mentales posteriores. Mas bien deberí­an empezar a pensar que angustias hacen a los niños tener pesadillas y empezar a pensar quién o qué se las provocan.