Google Penguin. Y ahora ¿Qué hacemos con los SEO?

Publicado el

Fue algo así­ como mayo o junio del 2003, viví­a en aquellos años en Londres, cuando el SEO llegó a mi vida y debo reconocer que fue una experiencia frustrante, un auténtico shock”¦

De pronto se reescribí­an las reglas de la web, Google se imponí­a y el objetivo único, universal y sacrosanto del mundo virtual se reducí­a a un solo término”¦ Posicionamiento.

Posicionamiento web, SEO, optimización para buscadores, múltiples definiciones para el desafí­o: Habí­a que estar en la primera página”¦

Todo cambió, de las mágicas aventuras de las primeras webs, buscando construir elementos estéticos y lenguaje visual en espacios en blanco pasamos definitivamente a la usabilidad, criterio de construcción de sitios web bastante práctico y eficiente, pero que no deja mucho margen a la creatividad, en lo que a diseño se refiere.

A cambio de todo ello, la industria y el mundo digital mutó y se creo la generación SEO, esa de los especialistas puros y duros en contralgoritmos, link juice, link building, densidad de keywords y malabares varios, algunos legales, otros de dudosa reputación y siempre al filo de la penalización, como también los que auguraban una muerte rápida.

A partir de ese momento todos los que nos dedicamos a la construcción en el mundo digital tuvimos que bailar el baile de los números, todo, pero todo era métrica pura y dura; para poner como último punto de prioridades del proyecto los contenidos, que también se parametrizaron. No importaba la calidad del mensaje, solo que tuviera la densidad justa de keywords.

Triste mundo, dominado por cifras y números que ”“afortunadamente- no duró mucho en su primera fase, en la que el acceso a la construcción y disposición de canales de comunicación masivos -desde perspectivas más amplias que las corporativas e institucionales, ya que el 2004 se produjo la revolución de los blogs, un fenómeno que se propagó rápidamente por todo el mundo y que por primera vez en la historia de la humanidad entregaba a la mayorí­a de las personas un canal único y personal de emisión y comunicación, con una red que crecí­a exponencialmente.

Poco después, una startup desconocida que habí­a creado una red interna de comunicación para miembros de una comunidad universitaria, de la noche a la mañana se convierte en un megahit y es elevada a los altares del olimpo virtual, junto al gran Google, dejando a su espalda a otros dioses menores; ya sabéis, Yahoo, bing y otros que tuvieron disí­miles destinos.

Facebook vino a poner patas arriba esta ecuación perfecta entre el algoritmo de búsqueda de Google y las técnicas SEO”¦

La introducción del elemento social añadió un nuevo factor para la obtención del posicionamiento; hablando en términos técnicos y de SEO tradicional, lo que traducido en lenguaje normal significa que la creatividad si importa”¦

Contenidos y calidad es lo que se lleva ahora, la aparición primero de Panda y ahora de Penguin, los animalitos del zoo Google son cambios positivos y necesarios”¦

Ya tod@s a estas alturas nos hemos informado y sabemos de que van los cambios que trae a las reglas del juego Penguin, por lo que no voy a entrar en detalles, pero que se resume en dos palabras, que repito, para que las tengamos claras: Contenidos y Calidad, así­ con mayúsculas y en múltiples formatos, especialmente el móvil.

Y dentro de este esquema, ¿qué hacemos con los SEO tradicionales?

No se trata de simplemente decir el SEO ha muerto, hay un importante cúmulo de conocimientos y oficio que atesoran los profesionales de las antiguas técnicas para optimización en buscadores, fundamentalmente las basadas en el conocimiento de las métricas y mecanismos de búsqueda y presentación de datos, realizando minerí­a de datos para obtener información de calidad y acertada sobre los múltiples grupos de personas, que antes se llamaban mercados.

Poner datos de calidad al servicio de los creativos; la materia prima para construir mensajes únicos y originales, que impacten y construyan influencia, branding, posicionamiento y marca.

Y eso es un trabajo más que importante, vital para el éxito de lo que hoy conocemos como marketing online y que cada vez más apela a las emociones y a la proximidad como recurso de enganche y presentación a un mundo lleno de usuarios acosados por mensajes de todo tipo, todo esto reducido a la mí­nima expresión: “se tu mism@”

¿Verdad que es un buen desafí­o?

10 comentarios en “Google Penguin. Y ahora ¿Qué hacemos con los SEO?

  1. El SEO no ha muerto. Simplemente Google está tratando de erradicar a los malos SEOs que practican técnicas Black Hat que al final al único que perjudican es al dueño del Sitio.

    Google quiere que la construcción de enlaces sea completamente ética, coherente y justa para todos =)

  2. A ver como te lo intento explicar…

    La web no es una biblioteca pública, no es sólo contenido y diversión, es negocio (si lo sabrá google) y, los cientos de miles de empresas quieren aparecer los primeros sin dejarse los cuartos en ad-words.

    Suena bonito lo del contenido de calidad, pero para vender lavadoras… por mucho que lo pretendas, la información es la que hay y no se puede hablar de seo pensando en los blogs, foros, etc… porque internet no es, ni de lejos, la fuente de la sabidurí­a, son empresas y personas.

    Pensar que google realiza cambios radicales (esta vez con muy poco acierto) es sere algo inocente, tirando a bastante.

    Cualquier consultor te dirá que tu microsite es ideal para el cliente, que posee la información necesaria, sin pasarse, que el diseño es intuitivo y que la información es de calidad… y google penguin lo mandará a la posición 1500.

    La diferencia entre un google y otro, se llama dinero.

    Por favor, solo pido que, el próximo que realice una oda a google y su búsqueda del santo grial de la calidad, se de una vuelta por los primeros resultados de términos competidos… por favor, un poquito de seriedad.

    ¿El seo ha muerto?… XD

  3. Siento no estr de acuerdo contigo. Esta actualización se ha llevado por delante sitios de calidad.  Que igual o habí­an hecho SEO , un ejemplo es las tags que generan enlaces de mas y Google las indexa  es eso una mal practica o es spam..Yo creo que no .

  4. Mi opinión es sencilla, hay que adaptarse o morir. El SEO claro que no está muerto, como bien dice el artí­culo, todos los conocimientos adquiridos en estos años sirven para optimizar (no «sobreoptimizar») el contenido de las webs para que sean más fáciles de llegar al público final y olvidarse de técnicas que realmente perjudican y no aportan nada al usuario. Además, así­ no hay tiempo para aburrirse 🙂

  5. Para una empresa, crear contenido diario y de calidad es un coste frente a una competencia que ya lleve años en el mercado.Si no pones artí­culos de calidad, olví­date de subir puestos, si no subes puestos no eres competencia. Es un circulo que solo beneficia a los grandes que pueden permitirse tener una persona para crear contenido nuevo.

  6. No es nada nuevo que hay que producir calidad para mantenerse arribe. Incluso en los tiempos cuando lo unico que importaba era las cifras y el contenido podí­a ser un combinacion de palabras que bien podí­an ser generadas mediante scripts improvidados, estas estrategí­an no perduraban por mucho tiempo y se conseguian muchas visitas rapidas pero al cabo de unos dias la web se sumergí­a en las ultimas posiciones.

  7. Sólo hago este comentario en calidad de presidenta de la Asociacion SEO , para darte la enhorabuena. Muy didáctico ,me ha gustado. 😀

  8. wowowowowoowowow…

    espera… ¡¿¿¿¡»Presidenta de la asociación SEO»??!?!

    no tendrás pelotas a siquiera mencionar que eres nuestra «presidenta» verdad?

  9. Yo lo veo como un cambio más. Creo que este cambio va orientado a quien pretende ganar dinero con su blog y usar contenido de terceros sin aportar nada.Si en Panda se hablaba de calidad, con Penguin se exige calidad. Nada de webs cutres y salchicheras con contenido «spineado» de terceros.Toca ponerse las pilas, pero morir… no está muerto, sólo agonizante.Saludos.