Entender el tráfico en Internet, guía para mayores de 30

Antes de comenzar esta especie de ejercicio de ciencia ficción, volvamos al pasado; especialmente los que ya vamos sobre los 30 y un poquitín más, esto del nuevo modelo y “la Internet”, así, con comillas y admiración fue algo que de pronto apareció en nuestras vidas; de nativos digitales nada y ojo, que eso de nativos es una clasificación en la que solo caben los más jóvenes, todos –en mayor o menor medida- somos inmigrantes y que hemos vivido el proceso ese de ver como nuestros ordenadores un día aparecieron en nuestras vidas.

De acuerdo, no nos vayamos tan lejos en el tiempo; por ejemplo en términos de procesadores, del cual no soy muy experto, por lo que si hay algún cruce de cosas o inexactitud, ruego me sea permitidas bajo el efecto de la simulación; un ejercicio de imaginación colectiva, en la que cada quien ponga en su mente su primer ordenador… Por ejemplo un 386 (el primero que recuerdo), esos modelos en que la memoria RAM se medía en Kb y tu disco duro era poderoso si tenías 80 Mb, muchos entendidos de la época decían que era un despilfarro, tanta capacidad y claro, veníamos de los archivos de texto y la carga del software a través de una cinta cassette, los más avanzados y pioneros que arrancamos con los Atari 600 XL y los Sinclair ZX-86… 80 megas, te cabía una enciclopedia…

Todos hemos leído del aumento exponencial de la capacidad de almacenamiento de los discos duros durante la última década principalmente; ahora te vas la tienda y te compras tan pancho un disco duro de 1 Tb y portátil! … ¿Qué fue de los diskettes… os acordáis de los disquetes?… Dios, suena como de los tiempos de Matusalén, podías guardar 1.4 Mb… ¿Alguien recuerda lo que era cargar el WordPerfect 5.0? y luego, varios años después presumir de disco duro cuando tenías 4 Gb.

Ahora el Cisco’s Global Cloud Index, algo así como uno de los grandes oráculos de la nueva civilización ha hablado y, predice que el tráfico IP de datos de las redes de data center alcanzará un volumen de 4.8 Zettabytes en 2015, en una proyección de crecimiento simplemente enorme; vamos si ahora mismo tuviera un dinero para invertir, con la que está cayendo, sin duda sería en compañías de Data Center, pero inversiones aparte; 4.8 Zettabytes, de los que 1.6 Zettabytes serán utilizados por las nuevas plataformas de Cloud Computing y sus servicios asociados; otra estupenda inversión.

4.8 Zettabytes… Esa es mucha información; tiremos de Wikipedia y de la memoria, para poder entender exactamente lo que es, para nosotros, seres emigrados y colonos del nuevo mundo digital…

Nuestros estándares habituales de capacidad y evaluación cuantitativa eran los Kb y los Mb; luego en un salto cuántico, pasamos a los Gb, ¿otro alguien recuerda cuando las memorias RAM se medían en Kb?… Pues ahora debemos incorporar el Zettabyte, pero cómo pasamos de los megas a los Petazeta bytes….

Si la unidad básica de información –en términos genéricos- es 1 byte; 1 kilo son mil de ellas; un Mega es un millón y un Giga son mil millones; es decir 10 elevado a 9 y eso ya es una cantidad considerable; nos falta para la filmoteca personal, pero suficiente capacidad para unas canciones, unas cuantas fotos o una película.

Seguimos luego con los Tb, una capacidad respetable y en la actualidad cada vez más común en términos domésticos, con sus 10 elevado a 12 unidades de información; hablamos de 10.000 millones de bytes… por favor que otro alguien que no sea de los anteriores recuerde lo que era correr un procesador de 32 Kb…

Pues aún tenemos más, después de los Tb tenemos los Petabytes, o sea 1.000 billones o algo así de unidades de información, por lo tanto de soportes físicos de almacenamiento, de procesadores y de redes que hagan circular semejante cantidad de información en la red; por ejemplo 20 Pb es la cantidad de información procesada diariamente por Google;

Hubo un momento en que la capacidad de la máquina se trasladó del ordenador a la base de datos, fue cuando Internet evolucionó y pasamos de textos estáticos a la voz sobre IP y el vídeo streaming, pasamos de la pantalla verde al smartphone, conectados 24/7.

Incorporamos la información a nuestras necesidades como nunca antes; “el valor de la información” es una frase que cada vez aumenta y cobra mayor sentido; además de cantidad. Luego vivimos la era del Exabyte, que ya ha quedado atrás, pero en su momento fue necesario agregar 3 ceros más al Pb, para convertirse en 10.000.000.000.000.000.000 de unidades de información.

Así, para 2015 comenzaremos la era del Zettabyte, nuevamente habremos agregado tres ceros a la enorme cifra anterior y multiplicada por 4.8 para hacernos una idea de la cantidad de información que estará circulando por la red en 2015; solo tres años más, si es que los Mayas no estaban equivocados y tenemos que volver al Ábaco…

4.8 Zettabytes en 2015 casi tres veces la cantidad de información que hay online actualmente y que es procesada en los grandes centros de datos y con un porcentaje cada vez mayor de él dedicado a la difusión de vídeos online…

De los 32 Kb a los 4.8 Zettabytes en media vida… Ahora, las preguntas que vienen, pasando al ejercicio de futurología que planteaba al principio son… ¿Cuándo pasaremos a la era del Yottabyte; tres ceros más para quedar en 10.000.000.000.000.000.000.000.000… Y las que según mi opinión son las más importantes: Qué viene luego, después del Yottabyte… Wikipedia no dice nada al respecto y es que posiblemente no exista… No puede haber tanta información, eso decían de los discos duros de 80 Mb…

A los amantes de los datos duros os recomiendo echar un vistazo al Cisco’s Global Cloud Index y también al artículo de Derrick Harris publicado en Gigaom.

Jorge Shand