Google y la mente, el debate: ¿Evolución o pérdida de capacidades? #infografí­a

Publicado el


Una interesante infografí­a publicada en Online Collages nos invita a reflexionar sobre un tema siempre polémico que cuenta con grandes defensores y, aunque cada vez menos, grandes detractores.
La infografí­a aborda lo que se conoce como “efecto Google” y que se vincula con las ”“ eventuales- “consecuencias adversas” que el uso excesivo de las nuevas tecnologí­as provoca en nuestra mente; nuestras capacidades y procesos de aprendizaje.
Resulta interesante porque”¦ mientras avanzamos por un ciclo en el que la migración de los tradicionales (y obsoletos) modelos educativos es una realidad palpable”¦ nos enfrentamos, simultáneamente, a los efectos colaterales del uso de las nuevas tecnologí­as que se centran en las mismas variables consideradas eficientes aplicadas a una educación que busca personas creativas.
Es más que una realidad que los dos hemisferios cerebrales cuentan con múltiples funciones que nos permiten desarrollarnos, sin embargo, también es una realidad que aspectos especí­ficos como la creatividad y las artes no son innatas en los seres humanos.
También es cierto que, si alguna caracterí­stica define a Internet, es la creatividad y la innovación, ambas nos son exigidas en cada acción social, en cada intervención en comunidad, en cada creación de nuevos contenidos, debemos innovar ya que es ahí­ donde radica el valor agregado.
La infografí­a habla de efectos colaterales centrándose en las alteraciones en los procesos de memorización, habla de la dependencia del hombre con la tecnologí­a y de la capacidad para resetear recuerdos y almacenar su ubicación como único dato si los necesitamos.
Es evidente que nuestro cerebro también está mutando, como todo músculo sometido a un estí­mulo está adecuándose a la nueva situación, a sus nuevas necesidades.

Ahora bien, ¿qué tiene de adverso que estemos desarrollando áreas cerebrales en extracta vinculación con las tecnologí­as si estas nos dotan de la capacidad para ser eficientes y en el ciclo actual esto parece ser una condición sine-qua-non para la súper vivencia?

Hoy no se puede imaginar la vida sin Internet y las redes sociales han logrado modificar el curso de los acontecimientos.
Al hablar de Google no podemos analizar la situación de una forma descontextualizada, las redes sociales cambiaron los hábitos y costumbres y las nuevas sociedades cambian constantemente sus necesidades”¦ en definitiva no hacemos más que lo que hicieron las especies que tuvieron capacidad de adaptación; sobrevivir.

Sí­, Google cambia nuestro cerebro y las redes sociales nos permiten respirar cada vez más aliviados al encontrar un entramado en el que podemos mostrar nuestra pasión y alejarnos de los “pecados capitales” que conforman los esquemas tradicionales (que ya vemos como se desmoronan).
Google es únicamente la punta de la pirámide; el modelo en su conjunto debe cambiar porque está agotado y porque nadie confí­a en él, debemos transformarnos en seres productivos, eficientes e integrados y para ello”¦ es más necesario que seamos capaces de crear, que podamos recordar los números de teléfono de nuestra agenda.
Ciertamente no es lo mismo analizar una pandemia global como la que vive la economí­a tradicional, que lo que está sucediendo en nuestro cerebro y se conoce como “efecto Google” donde parece que nos estamos adaptando”¦ ¿finalmente de eso se trata no es así­?…
Son especí­ficamente las áreas del cerebro que se modifican, que se alteran y se transforman, las que son consideradas como necesarias y eficientes en el nuevo modelo educativo que de demanda a nivel global y eso así­ porque solo de la interacción, solo de la acción en comunidad, solo de la información y la educación constante, nace la innovación.
La infografí­a también hace mención especí­fica a la pérdida progresiva de la capacidad de la escritura debido los avances tecnológicos.
No parece viable que esto se produzca ya que; si realmente queremos integrar la tecnologí­a a nuestras vidas, la escritura, la lectura y la asimilación constante de información de la que depende la innovación, son los pilares que lo sustentan.
No podemos olvidar que las exigencias de calidad se miden en “palabras, frases y textos” que sean únicos y 100% correctos en términos de reglas y estilo.
No podemos olvidar que las exigencias actuales fomentan nuestras cualidades únicas dormidas durante décadas por un sistema individualista y codicioso, la red nos exige empatí­a, confianza, compromiso, calidad.
No podemos olvidar tampoco que nos dota de la posibilidad de ser ubicuos, si es que somos eficientes y que nos exige el crecimiento constante y la aceptación permanente.
Y como cada una de las veces que nos hemos visto expuestos a una situación en la que las opciones eran adaptarse o morir, no se sabe qué nos depara el futuro, qué tipos distintos de generaciones poblarán el planeta como ahora lo hace la primera generación 100% tecnológica.
Pero lo que sí­ parece cierto es que no se puede negar que nuestro cerebro está cambiando, se alimenta de acciones que la tecnologí­a hace por él y acomoda sus funciones a las necesidades que se enfrenta.
Pero también es cierto que somos más eficientes y que ésta necesidad de innovación va a seguir en aumento porque, es la única posibilidad de crecer.
Y finalmente”¦ lo mismo debió suceder con la Revolución Industral, donde todos los excedentes que dejó la tecnologí­a, tuvieron que adaptarse o”¦morir.
Os dejo con la infografí­a, mucho debate y muchas interpretaciones, es un tema interesante.
Google and Memory
Research and Design by: Online Colleges Site

Publicado en
Etiquetado
googlememoria

Comparte en:

3 comentarios en “Google y la mente, el debate: ¿Evolución o pérdida de capacidades? #infografí­a

  1. Cuando comentas lo de aprenderse lo números de la agenda… desde que tengo celular y lo uso con frecuencia solo me aprendí­ mi numero y ninguno más. Considero que son muchos números por aprender y que no siempre utilizaria pero bueno.Por otro lado, creo que hay personas muy facilistas que como ya tienen mecanismos para hacer algunas cosas más rapido, simplemente dejan que esas cosas las hagan sin intentar siquiera usar algo el cerebro. Eso no quiere decir que sea un mal mecanismo o invento, tal cual pasa con las calculadoras.Buena infografia.

  2. La reflexión es interesante, y de hecho me recordó a algunas de las charlas de Cristobal Cobol y Ken Robinson.Sin embargo, son muchas las cosas que se dejaron por fuera. Donde esta Facebook.?