Explicando Internet a una niña de 4 años

Publicado el

Ayer, después de haber recibido la pregunta que todo padre teme, estuve 40 minutos explicando la respuesta a mi hija Natalia, de 4 años, la respuesta a la fatí­dica pregunta: Papá, ¿qué es Internet?.
Con varios dibujos y explicaciones sencillas conseguí­ que lo entendiera (y le hice varias preguntas para comprobarlo), y al comunicar mi éxito en Google +, muchos me pidieron compartir tanto la explicación como los dibujos, aquí­, en wwwhatsnew.com.
Antes de empezar a hablar de ordenadores, contenido digital y transmisión de datos, empecé con un ejemplo sencillo.

El ejemplo de las casas conectadas

Imaginemos que Natalia quiere jugar con el caballo de madera de su amiga Malú, que vive a 45 minutos de nuestra casa, y que existe un túnel por debajo de la tierra que nos permite llegar a los sitios muy rápidamente. Solo tendrí­a que entrar en el túnel, aparecer casi inmediatamente en casa de Malú, jugar al caballo y volver en cualquier momento.
Ahora imaginemos que las casas de todos los niños del mundo están conectadas con ese túnel, permitiendo que podamos disfrutar de los juguetes de cada uno en cualquier momento, siempre que el niño lo permita, claro.
Cada niño podrá decidir si quiere o no quiere poner sus juguetes en la puerta del túnel, o indicar cuáles quiere compartir y cuáles no.
El ejemplo acabó aquí­, aunque podrí­a haberme alargado contando que no todas las casas tienen túnel y que es posible que varios niños puedan jugar con el mismo juguete al mismo tiempo y que no es posible romper los juguetes de otros (bueno, de hecho sí­ es posible, pero se complicarí­a el tema).
Una vez entendida la metáfora y hechas las preguntas necesarias para que entienda las ventajas de tener un túnel así­, empezamos con Internet, pero no sin antes mostrar el dibujo que fui realizando mientras explicaba el tema:

Ordenadores, teléfonos y TV en el tubo mágico

Para explicar Internet usé el mundo del cine como protagonista. Ella está acostumbrada a ver pelí­culas en el ordenador, así­ como en la televisión. A veces vemos juntos dibujos animados en Youtube, por eso la palabra Internet aparecí­a con frecuencia en nuestro dí­a a dí­a.
Imaginemos que estamos viendo unos dibujos animados en nuestro ordenador y queremos que nuestra amiga Malú pueda verlos también. Una forma serí­a prestarle el DVD y esperar a que nos lo devuelva otro dí­a, pero si existiera un tubo muy largo que pudiera llevar la imagen y el sonido al ordenador de Malú, serí­a mucho mejor.
Construimos el tubo «mágico» y le decimos a malú que lo enganche a su ordenador (o a su TV, que también puede). Cuando ya tenemos el tubo funcionando, podemos ver la pelí­cula al mismo tiempo que Malú.
Ahora vamos a conectar otros ordenadores al tubo y echamos un vistazo a ver lo que hay en ellos. Vemos que un niño de China ha puesto un dibujo animado nuevo en el tubo, y otro niño de Argentina ha puesto además fotos de su viaje a Disney, y otro de Francia ha puesto un juego de colorear letras…
Si todos los ordenadores estuvieran conectados con ese tubo, podrí­amos ver lo que otros ven, jugar a lo que otros juegan, incluso hablar por el tubo para que otros escuchen… es así­ que ella habla con sus abuelitos, por el tubo mágico que en este caso conecta nuestro ordenador con el teléfono de su casa.
De la misma manera que con el túnel que conecta casas, cada niño del mundo puede decidir qué pelí­culas puede compartir, qué fotos quiere que veamos, que juegos pondrá en el tubo, etc.
Si algún dí­a el tubo no funciona, solo podremos ver lo que tenemos en nuestro ordenador, no podremos buscar ví­deos en los ordenadores de otros niños, no podremos hablar con los abuelitos, no podremos buscar juegos nuevos… eso es lo que pasa cuando papá dice que no hay Internet.
En esos cables hay muchas cosas, libros sobre la selva, dibujos de animales, fotos del fondo del mar… cualquier cosa que otras personas hayan creado y lo hayan puesto en el tubo para compartirlo con el resto.
En este punto Natalia me preguntó si podí­a poner en el tubo el dibujo que hizo ayer para que otros niños lo vieran. Le dije que sí­, y que de esa forma podrí­a incluso recibir opiniones, comentarios sobre si el color del cielo era bonito o no.
Igual que antes, omití­ el hecho de que Internet no es solo una red P2P, que existen servidores y filtros de acceso, aunque una vez madurada la idea de los ordenadores conectados en todo el mundo, no será difí­cil , dentro de unos meses, explicar el concepto de servidores (al fin y al cabo es solo añadir el concepto de ordenadores grandes con muchos tubos conectados y un guardian en la puerta de los tubos).
El segundo dibujo es parecido al primero:

Problemas encontrados:
1 – Ahora quiere que compremos una TV que se conecte a Internet también, igual que la de Malú, así­ podrá ver las fotos del niño argentino en pantalla grande, desde el sofá.
2 – Cuando dibujé el teléfono de los abuelitos, hice un dibujo de esos que aprendimos cuando eramos pequeños, con el auricular y la ruedecita de los números… lo tuve que borrar cuando me dijo que no sabí­a qué era eso…
3 – Le tuve que explicar porqué no podí­a poner el DVD de Blancanieves en el tubo mágico, aunque esa explicación fue bastante peor que la anterior…

Comparte en:

22 comentarios en “Explicando Internet a una niña de 4 años

  1. ¡Magistral!Juan, esto es para utilizarlo en muchas ponencias. Además se puede extrapolar a campos más concretos dentro de Internet, como los blogs, Redes Sociales,… y particularizar en cada uno de ellos.Por cierto, ¿cuándo le vas a contar que a veces se meten bichos malos por el túnel (virus) que estropean todos los dibujos, pelí­culas, etc. y que hay que tener cuidado con eso poniendo un policí­a amigo (Antivirus)? ¡Ja,ja!  es broma, no creo que tengas que fastidiarle la historia 😉

  2. En los problemas encontrados del final ¿quizás la explicación del punto 3 fue bastante peor que las anteriores porque el concepto de propiedad intelectual del S. XX quedó obsoleto?

  3. Juan Diego, debo decirte que chapeau por esa explicación. La verdad es que a mi no se me habrí­a ocurrido una forma tan brillante -y a la vez, simple- de explicar que es internet.¿Me das tu consentimiento para ponerlo en mis blogs? Siempre citando la fuente con su enlace correspondiente, claro está.

  4. jajaja MUY bueno… y con respecto al teléfono con la rueda para discar… creo que alguien de 10 tampoco sabrí­a qué es! Realmente te felicito por la explicación, muy didáctica!

  5. jajajajaja!!!!! muy bueno!!! gran idea!!!! como dijo Einstein…..solo sabes algo cuando se lo puedes explicar a tu abuela ciega y sorda y que lo  entienda!!!!en este caso es mas fácil dada la juventud de la inteligencia…pero muy bueno para explicarselo a cualquier persona!!

  6. … pues yo no he entendido la explicación…..Es broma!! muy buena J.Diego, la meto en el ‘baúl de las cosas que algún dí­a utilizaré’

  7. Siempre he escuchado sobre el tema de «alfabetización digital» – esto es lo más parecido que he visto o leí­do sobre el tema.Es tan simple y tan sencillo como tú lo has explicado.De esta forma también podemos hacer consciencia en los niños de la importancia de la red, de cómo cuidar sus juguetes de personas que son desconocidas, y de otros varios factores! Buenazo el tema!

  8. Creo que no solo vale para niños, también para padres y abuelos, por lo menos para los mios, que aunque tienen 50 años nunca entienden muy bien mis actividades y lo que da de si internet. Gracias por compartir un pedazito de tu dia con tu hija, que segiuro que saldrá tan lista como tu. Saludos y gracias desde la red social de Vigo, Pymesvigo.

  9. Está buení­simo para explicarlo y no solo a los niños, hay mucha gente grandeque no entiende como se conectan a internet, como explicaron antes. Dejando de lado la gente de 50 años que si  están insertados en el mundo de la tecnologí­apero hablo de los abuelos de 80 años que les encanta saber un poco mas.-Hoy lo pude hacer y explicar y todos entendieron. Gracias me sirve de mucho para poder enseñar!!CariñosElena Marí­a

  10. A mi lo que me llama la atención es los niños ya NO preguntan. Lo ven como algo tan natural, que no vale la pena cuestionarse de dónde viene. Como el agua que sale del grifo.

  11. El análisis cualitativo es experiencial y resulta interesante -aunque no lo haya contado a tu hija de cuatro años- sí­ a los que apreciamos tu explicación como una fantasí­a sobre el reducto instrumental de qué es Internet. Se ha intersubjetivado y eso cuenta. Gracias y saludos a tu niña.