Lo que tiene que mejorar (o no) Facebook en relación a la privacidad

Publicado el

Permí­tanme comenzar esta reflexión mostrando una dicotomí­a inherente a mi proceso de transición entre una vida al amparo de los preceptos de la “vieja economí­a” y mi transición hacia el emprendimiento como forma de vida. No tengo muy claro si la privacidad es realmente un tema de transcendencia para Facebook, para el modelo e incluso, solventando los requisitos fundamentales, para los usuarios.
Una de las grandezas de este nuevo ciclo por el que transitamos es que, con un nivel de competencia tan feroz, con una apertura tan global como hí­per segmentada, los requerimientos de calidad que nos llegan no sólo de los nuevos prosumidores, sino y principalmente de las plataformas sobre las que se asienta el nuevo modelo; Google y su algoritmo, Facebook y sus requerimientos de interacción y compromiso, el SEO emocional, la apuesta por la calidad, nos sitúan ante el escenario de la creatividad y la innovación como premisas fundamentales para ser parte de esta nueva economí­a.
Gracias a estos requerimientos es que miles de nuevas ideas de negocios ven la luz diariamente, acogiéndose a los preceptos que rigen este nuevo modelo y realizando todo un FODA personal y empresarial para realizar el tránsito hacia el mundo social.
Un mundo en el que cuanta más exposición y exaltación de las personas y las marcas, unidas por cordones umbilicales indestructibles en los que la reputación ejerce de promotor o destructor, más eficiencia, más compromiso, más dinamismo, más oportunidades.

Elementos de privacidad asociados a la protección de los menores así­ como un tratamiento de datos bajo esquemas normados de seguridad, son esenciales para que la confianza no se vulnere.
La red social informa que cada dí­a se dan de baja más de 20.000 perfiles, menores de edad, principalmente, pero no es suficiente.
Existen portales que permiten el escaneo del perfil de Facebook arrojando un informe de deficiencias encontradas en términos de riesgos a los que se está expuesto, Reppler.com es uno de ellos. Dando mucha importancia a la calidad del contenido y prestando especial atención a las emociones volcadas en los perfiles,
Ciertamente la privacidad es un tema que mantiene un alto nivel de debate, es más que evidente que se debe aún recorrer un largo camino si lo que buscamos es la ocultación de aspectos de nosotros mismos que son absolutamente normales y esenciales para transformarnos en la persona que somos incluso en el ejercicio de la representación de una marca.
Algunas corrientes de opinión consideran que Facebook debe implementar mecanismos que protejan a los usuarios en su ámbito privado, sin embargo,

¿ No es igual de cierto que las marcas que muestran su vertiente más social, aquella en la que comparten sus actividades de ocio, su cí­rculo social “tangible” en un escenario idéntico en el que muestra su apuesta por la calidad a través de los contenidos asociados a la marca que representa, cuando logran consolidar una reputación esta se propaga rápidamente?

Obviamente que queremos establecer que la privacidad en Facebook no requiera mejoras sustanciales, únicamente abrir una arista a la ”“ tal y como se utiliza en la nomenclatura legal- duda razonable, la privacidad, las fugas de datos personales, el control del acceso de menores de edad, son acciones básicas, pero ir más allá en la privacidad en una red social donde cuanta más exposición mayor reputación, parece poco consecuente.
La polémica está servida ya que actualmente la red social informó que se pondrí­an en marcha medidas de “simplificación de la privacidad” a fin de permitir que las personas se encuentren- el entramado social debe seguir creciendo.
La red social establece por defectos perfiles abiertos, esto significa que la información personal y profesional publicada en la red social circulará por la red, una vez que sale de la red social, tras la modificación que realicen los usuarios, ésta información seguirá en la red.
Pero analicemos este aspecto, obviamente, las personas que únicamente tienen perfiles personales en Facebook que utilizan la red social para comunicarse con sus familiares y amigos o para interactuar en los juegos sociales, puede requerir mantener su anonimato, por razones de cualquier í­ndole, es más que evidente que la red social debiera permitir que fuera la decisión de los usuarios la que primara en relación al nivel de exposición que quiere cada uno.
Pero para quienes de una forma u otra transitamos por este modelo productivo, ¿no es real que cuánta más exposición social hagamos más rápidamente se producirá la construcción de nuestra reputación?
Según la red social se exigirá un consentimiento para compartir datos personales y seguirá en manos de los usuarios permitir el acceso de cualquier aplicación a los datos de sus contactos, que encontrarán un filtro adicional con la privacidad que los contactos hayan establecido en sus perfiles.
Según la plataforma, los cambios que estarí­an operativos en un periodo no inferior a 12 meses, servirí­an para dar un paso más en la confianza que se tiene en la plataforma como albergadora de un nuevo modelo productivo.
Ahora bien y como conclusión, más allá de las fugas, de las imposiciones de exposición que atentan contra la libertad de elección y por lo tanto no son admisibles en un esquema horizontal en el que es la construcción de comunidad la que optimiza los recursos a través de los cuales se alimenta éste nuevo ecosistema, la exposición de quienes somos, qué hacemos, qué nos interesa, que buscamos, con quien nos relacionamos, es lo que conforma el entramado social.
¿Nuevo Gran Hermano?… ciertamente una respuesta difí­cil pero si es cierto que, únicamente a través de comunidades basadas en la calidad, gestionadas de forma eficiente por los nuevos lí­deres de opinión, construidas por usuarios que a la vez son marcas y que utilizan los mismos preceptos para ganarse la confianza del SEO, es que las cifras que acompañan a los negocios online, continúan en ascenso”¦ si no hay exposición no hay conocimiento”¦ ¿cómo se construyen entonces las reputaciones y se alimentan las confianzas?
Artí­culo escrito por Carolina Velasco, desde SHOUT! para WWWhatsnew.com

Comparte en:

Un comentario en “Lo que tiene que mejorar (o no) Facebook en relación a la privacidad

  1. Sí­, creo que Facebook tiene que mejorar muchí­simo la intimidad de la gente. Por ejemplo la gente incluso los amigos no deberí­a de poder copiar y pegar en cualquier otro sitio las fotos que una decida colgar, sin permiso previo. Siempre pueden aparecer en algún blog, web…Un abrazo!!