Qué es, y qué no es, un Community Manager

Publicado el

Resulta curioso y cuando menos sorprendente evaluar en profundidad los requisitos y caracterí­sticas inherentes a una de las “nuevas profesiones” con mayor demanda y auge tras la eclosión de las redes sociales y principalmente, tras la toma de conciencia de las marcas y las empresas sobre la importancia de construir un entramado social.
Hablamos de los Community Manager, nuevo profesionales al servicio de las marcas que se encargan de aglutinar a usuarios atraí­dos por los bienes, servicios, informaciones y contenidos, que son de interés general para potenciales clientes y obviamente, para los resultados especí­ficos esperados por las marcas.
Si nos retrotraemos un poco en la historia, nos daremos cuenta que la figura del Community Manager ha existido siempre y en todos los ámbitos, así­ los departamentos de marketing y publicidad de la organizaciones construidas bajo los paradigmas tradicionales, los emprendedores dueños de locales de las ciudades que informaban sobre sucesos y tendencias de interés, son algunos ejemplos de una profesión que siempre ha existido y que únicamente adquiere un aspecto innovador en este nuevo ciclo en el que son las figuras asociadas al emprendimiento como sinónimo de productividad eficiente, las que se consolidan como las más relevantes para el nuevo modelo.
Ahora bien seamos honestos”¦ si hasta ahora las funciones inherentes a un Community Manager no están claras, aún más difuso es para las marcas la identificación de los beneficios reales procedentes de sus acciones.
Y mientras la confusión persiste, ya existen varios estudios oficiales que forman este tipo de profesionales.
De lo que no cabe ninguna duda es que los Community Manager son la evolución natural de las jefaturas de prensa, las mismas responsabilidades relacionadas con las confidencialidad y el mantenimiento de la calidad asociada a la marca de entonces, se requieren ahora, con el añadido que hoy, las marcas cuentan cada vez más con dos profesionales separados, uno para medios y otro para las redes sociales.

Definir con exactitud qué es un Community manager no es una labor sencilla, podrí­a sostenerse que es sobre quien reposa la reputación asociada a la marca, son quienes fomentan la puesta en escena de las relaciones entre las personas y las marcas.
La comprensión de Internet no se logra sino viviendo en Internet, únicamente a través de la comprobación empí­rica de las distintas respuestas a cada Tweet y «me gusta» a cada texto, es que se logra conocer levemente el alcance del modelo de negocios que se desarrolla en la red.
De lo que no cabe ninguna duda también, es que es una profesión soñada”¦ la oferta en aumento de formación online y los postgrados oficiales que se imparten en muchas universidades, así­ lo avalan.
En un esfuerzo por seguir avanzando en la concreción de los requerimientos especí­ficos de un Community Manager es centrándonos en la intrí­nseca relación que existe entre la debacle que se vive en el mundo real y el desarrollo fresco y dinámico de la red.
Con independencia de la concreción final que se logre de la profesión, el Community manager simboliza la apertura, la capacidad de unirse en comunidades y lograr nuevos comienzos, nuevas necesidades, nuevas satisfacciones, nuevas alianzas y sinergias, simboliza en definitiva, la evolución y el desarrollo.
La relación que se establece entre el Community manager y la marca fomenta la creación de nuevas necesidades, logrando el equilibrio perfecto en el que todos los intervinientes ganan.
La conectividad permanente es esencial para un Community Manager, es bien cierto que no se sabe a ciencia cierta cuales son las funciones, pero sí­ se conoce el momento exacto en el que una campaña cala en ellos, se sienten identificados y comienzan a participar activamente, la comunidad comienza a crecer.
En definitiva se puede afirmar que un Community manager es quien conoce Internet a fondo y los códigos de conducta social aceptados y requeridos para ser parte activa de la red, es quizá debido a ese requerimiento de compromiso con los valores, que la demanda se multiplica mientras que la oferta no aumenta, ser un buen Community Manager es estar comprometido con el aumento de la calidad de la red.
Es muy importante por último, tener clara la diferencia entre cualidades y atributos y conocimientos, es evidentes que a mayor nivel de empatí­a, mayores dotes de liderazgo y creatividad y alto nivel intelectual, más capacitado y maduro resultará un profesional, sin embargo, es esencial que sepa comprender los métodos asociados a la gestión eficiente de comunidades, transmitir las ideas fuerza a los administradores, abrir dinámicas y conversaciones tendentes a la obtención de nuevas ideas y por último, lograr poner en marcha estrategias eficaces basadas en nuevos enfoques obtenidos del estudio y análisis de las ideas y sugerencias comunes.
Funciones aún difusas pero que nos aportan información clara sobre lo que no debe ser un Community Manager, lo importante es el conocimiento profundo de la red y el compromiso con la calidad, ahí­ radican los grandes desafí­os de una profesión en alza cuya formación es tan dinámica y cambiante como el medio en el que se desarrolla.

Comparte en:

7 comentarios en “Qué es, y qué no es, un Community Manager

  1. No exactamente. Los CM son la evolución tecnológica de los Expertos en Relaciones Públicas, que en muchos casos son periodistas, pero en otros son expertos en protocolo o titulados directamente en RRPP.Por supuesto, ni «expertos amantes de lo techie», ni «enamorados de su trabajo», ni vacuidades por el estilo. Son profesionales serios, no DJ’s ni surfers.

  2. Es muy simple. Un comunity manager es un relaciones publicas que hace bien su trabajo. Y eso implica no hacer ni puñetero caso a todo lo que ha estudiado en esos libros llenos de polvo de épocas arcaicas… pero sin duda NO es un relaciones publicas al uso, ni un periodista al uso. Es algo mas que eso. Incluso debe tener algo de psicologí­a, de comprensión del ser humano y como hacerle cambiar de idea sin que se de cuenta que lo esta manipulando. Cosa que es lo que no saben hacer los que trabajan en las carreras que he dicho antes.
    O lo que es o mismo, gente que no llega a los niveles de experiencia necesarios para ser CM. Antes decí­as cualquier mentira y como estaba en la tele, era verdad. Ya no. Hay miles de referencias a un solo click para saber si algo es cierto. Si ni siquiera has gestionado un foro, o un chat, como para gestionar una marca… Vamos hombre, por el titulo ya lo vas a saber todo. Es como el que lea de sexo y se crea una maquina sexual siendo virgen. Es absurdo. Como los que se dedican a ser profesorado de gestión de empresas. Otros que tal bailan. Si supiesen gestionar una empresa no estarí­an dando clases.
    Es ridí­culo.
    Miguel, DJ puede ser un trabajo muy serio, que se lo digan a David Getta. Los mismo para los suferos profesionales. Si nos ponemos a generalizar la mayorí­a de periodistas y relaciones publicas son nada mas que cotillas y tí­as buenas…

  3. 😀 😀 😀 Creo que no me expliqué bien con lo del ejemplo. Pero si recuerdas el anuncio de Fanta, se explica por sí­ mismo ;)https://www.aercomunidad.org/2010/05/23/sobre-el-anuncio-de-fanta-y-sus-cursos-de-community-manager/

  4. Esta profesión es tan nueva que todaví­a todo el mundo se empeña en definirla y concretar las funciones. Recuerdo en el encuentro de community managers de la Campus Party de Valencia como todo el mundo tiraba con bala a la hora de definir cual era el pérfil más apropiado para ser un CM. Saludos

  5. Hola,En Mediabackoffice.net tenemos un servicio denominado Ví­deo Community Management dedicado a ayudar a los CM en todo lo que hace referencia a audiovisuales online. De esa manera el CM se libera del tema y puede dedicarse a gestionar y a animar sus canales.Saludos,

  6. Por lo que leo en la nota un Community Manager es una forma «cheta» y rimbombante de decir telemarketer, pero aplicado a redes sociales y a las universidades. Estoy en lo cierto?Osea, como Telemarketer se volvió una especie de mala palabra, un insulto, se volvió vegonzoso decir que sos telemarketer; entonces le cambiaron el nombre para hacerlo lucir como más importante y señorial.