El auge de la formación online

Publicado el

La formación online es esencial para la participación activa de los consumidores con las marcas.
Internet es una herramienta imprescindible para la realización de las actividades escolares, para la integración de las nuevas tecnologí­as al servicio del aprendizaje de los preceptos que se aprenden en los programas ministeriales y por los que se rigen colegios, institutos, centros de formación profesional, universidades”¦ pero no es suficiente…
Nos encontramos transitando por un mundo dividido entre la realidad en la que los modelos y sistemas tradicionales agonizan en estado de estancamiento estructural, los presupuestos públicos en I+D+i únicamente descienden, provocando situaciones tan adversas que se antojan verdaderos planes de control demográfico.
El emprendimiento emerge y va más allá de la enorme oportunidad de negocios que implica la presencia de las marcas en Internet y especí­ficamente en las redes sociales, el microemprendimiento y el emprendimiento se establecen como forma de vida.
La gestión de la reputación se incorpora al ser humano en sus actos diarios de toda í­ndole, los seres humanos nos dejamos caer en lo reconfortante que es la confianza y nos obligamos a nosotros mismos a crear calidad.
En un contexto así­, es más que evidente que la formación es totalmente imprescindible y si le añadimos la vertiginosidad con la que se avanza en éste modelo, la formación tradicional no cubre todos los requisitos del mismo.
Las redes sociales se han consolidado como plataformas óptimas para acceder a formación constante, la especialización se transforma en una potente estrategia de marketing y gestión de la reputación.
Con la llegada de la Web móvil, las Apps ejercen un papel determinante en la formación y la capacitación online, con todas las ventajas centradas en contenidos cada vez mas interactivos, basados en ví­deo e imagen y con el soporte del portal corporativo para abarcar las dos aristas de este ciclo hí­brido y mixto, dispositivos cada vez más inteligentes y eficientes en términos de usabilidad.
La formación constante de los usuarios es una de las fortalezas más potentes con las que cuentan las marcas. Usuarios más formados tienen necesidades diferentes, especí­ficas y muy claras”¦ tan claras que sólo el acceso a las mismas es una fuente de información invaluable para las marcas.
Profesionales formados al amparo de las nuevas tecnologí­as ”“entendiendo como “formados”- al hecho de hacerlo constantemente, implican nuevas y constantes oportunidades de negocios que; finalmente es lo que necesitan las marcas… o ¿no?…

Icono: www.iconshock.com

2 comentarios en “El auge de la formación online

  1. Hola Carolina! Nosostros estamos totalmente de acuerdo que la formación online tiene muchí­simo futuro y que se ha ido perfeccionando cada vez más. Creo que ahora estamos descubriendo todas sus oportunidades y como dices, las redes sociales también son un instrumento buení­simo para ello. De hecho, veo que muchos profesores están creando ya cuentas en redes sociales como Twitter y están viendo las oportunidades que tiene a nivel educativo. En nuestro canal de noticias publicamos un reportaje sobre este tema que igual te interesa: https://noticias.iberestudios.com/formacion-online-parte-ii/ Un saludo!

  2. Estoy muy de acuerdo contigo porque no solamente necesita formación o
    mejor dicho dar formación las instituciones educativas… sino que en la
    actualidad, el usurio/cliente antes de comprar o incluso luego,
    necesita ser capacitado para poder lograr una mayor satisfacción con el
    producto.Uno de los puntos importantes de la utilización de la Tecnologí­a y en especial las TICs, siempre ha sido la formación, pero no ha tenido tantas posibilidades como lo es en la actualidad y por suerte lo seguirá siendo.Por ejemplo, las tecnologí­as relacionadas con la videoconferencias cada vez son más económicas https://salasvideoconferencias.com/, a tal punto de que pueden costar menos de 10 dólares mensuales, con lo que facilmente se puede dar solución a este tipo de formación.