Muere la línea de relojes Apple Watch de lujo

apple watch rusia

Modelo de Apple Watch de lujo diseñado por la firma Caviar

Y mientras Apple influye tanto en el mercado de móviles que un cambio en sus diseños, esta vez, la eliminación del conector jack en sus dispositivos, seguramente será algo que se convertirá en norma para el resto de fabricantes, en otras áreas, como en el sector de los relojes de lujo, debe dar un paso atrás.

Hablamos de la línea de relojes Apple Watch de lujo, con correas y detalles en oro, y con precios que superaban los 10.000 llegando incluso a los 17.000 dólares; para los que no lo notaron, no solo se ha prescindido de hablar de una renovación de dichos dispositivos durante la presentación de los Apple Watch 2 sino que hasta en el sitio web dedicado a los relojes, Apple.com/Watch, ya ni rastro hay de ellos.

En efecto, no es fácil entrar a tan lucrativo sector pues los consumidores no son los mismos ni comparten las necesidades de comunicaciones que el resto de mortales. Sin ir muy lejos y, tomando un excelente ejemplo de The Verge, muchos de los que tienen el poder adquisitivo para gastar miles de dólares en relojes mecánicos, no lo hacen por sus mejoras en software y tecnología sino por apreciar sus finos detalles usualmente realizados a mano. Mucho menos se preocuparán por disponer de un buen sistema de alertas de próximos eventos en el calendario pues para eso, quizá, contarán hasta con un asistente humano.

En fin, “al César lo que es del César”, y a Apple probablemente le irá mejor enfocándose en el sector de accesorios y asistentes inteligentes para deportistas, parte del objetivo de la nueva serie de Apple Watch. Eso sí, lo que no se dejó de lado en la presentación fue la comparación de “peras con manzanas” equiparando Apple su buena cantidad de ventas de relojes respecto a las ventas de fabricantes como Rolex y Patek Philippe; otro brillante ejemplo de The Verge: es como si General Motors comparara sus ventas con las de Aston Martin.

Juan David Quiñónez

Estadístico. Amante de las nuevas tecnologías, la ciencia, el mundo académico y las aplicaciones de las anteriores temáticas en la red. Escribe en wwwhatsnew.com desde finales del 2011.