El traductor de Google prepara su gran evolución dentro de poco

traductor

Google ha invertido mucho en un tipo de inteligencia artificial llamada aprendizaje profundo, un conjunto de algoritmos basados en aprendizaje automático que intenta modelar abstracciones de alto nivel en datos. Forman redes neuronales con gran cantidad de información para poder hacer predicciones sobre nuevos datos, algo que ha servido para mejorar Google Maps, Google Fotos y Gmail.

El objetivo ahora es mejorar Google Translate, el traductor de Google, plataforma que, aunque ya utiliza el aprendizaje profundo, está lejos de aprovechar al máximo esta tecnología, motivo por el cual las traducciones automáticas aún son bastante malas.

Jeff Dean, miembro de Google que trabajó en su buscador y en la plataforma de publicidad, ahora es uno de los líderes en el sector de aprendizaje profundo, y ha dicho en una conferencia que su equipo ha estado trabajando con el equipo de traducción de Google para realizar experimentos con traducción basados en el aprendizaje profundo. De esta forma tendremos traducciones más precisas, creando una Long short-term memory (LSTM), por lo que es muy posible que durante este año veamos como, finalmente, Google Translate rozará la perfección.

Si el departamento de inteligencia artificial ha conseguido ganar dos veces al campeón mundial de Go con un programa de ordenador, seguramente conseguirán hacer maravillas con un traductor automático… estaremos atentos.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.