MIT se asocia con Toyota para crear un centro de investigación de coches autónomos

El departamento del MIT dedicado a las Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) ha anunciado una inversión de 25 millones de dólares para crear un centro de investigación, financiado por Toyota, para impulsar el desarrollo de tecnologías de vehículos autónomos.

El anuncio, realizado en una conferencia de prensa en California, es parte de un proyecto mayor en el que Toyota pretende invertir, asociándose también con la Universidad de Stanford para avanzar en este sector.

Fotografía: Toyota

Fotografía: Toyota

Inicialmente se trabajará en el desarrollo de algoritmos y sistemas que permitan a los vehículos conducir y tomar decisiones sin necesitar de ningún humano, aunque también hay un enfoque diferente. Generalmente los sistemas de coches autónomos se basan en una plataforma automática que conduce y un humano que toma el control en caso de que “pase algo raro”. En este nuevo centro realizarán el proceso inverso: el humano podrá tener el control, y el sistema automático actuará rápidamente en caso de que se detecte la posibilidad de un accidente, algo útil tanto para evitar colisiones como para conducir en lugares difíciles.

Desarrollarán también nuevas herramientas para la recopilación y análisis de los datos de navegación con el objetivo de aprender más sobre cómo conducimos los humanos, así como en la creación de modelos predictivos que puedan anticipar el comportamiento de las personas, los vehículos y el entorno.

Cada vez estamos más cerca de poder garantizar que los coches autónomos funcionan y que los humanos no representamos ningún peligro para ellos.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.