Nuevo dispositivo sin cables puede activar o desactivar neuronas usando luces en el cerebro

captura-151

La optogenética se encarga de usar la luz para controlar células modificadas genéticamente, algo usado, entre otras cosas, para excitar algunas partes del cerebro de animales de forma remota y poder así descubrir más cosas sobre el funcionamiento de este órgano.

El problema con el que se encuentra esta técnica es obvio: hay que entregar esa luz a las células cerebrales usando fibras ópticas, lo que implica equipos pesados sobre la cabeza del animal (generalmente ratones) que afectan a su comportamiento y generan interferencia en los resultados.

Ahora, desde el laboratorio de Stanford, llega un nuevo dispositivo, de solo 20-50 miligramos, que puede activarse de forma remota, sin cables, un LED inalámbrico que se implanta debajo de la piel de un ratón. De esa forma se pueden estimular las neuronas sensibles a la luz y verificar cómo afecta esa acción al comportamiento normal del roedor.

Las neuronas que hay que alcanzar son alteradas genéticamente para responder a la luz, generalmente con genes de algas verdes, y hasta ahora está siendo útil para saber mejor la función de cada parte del cerebro, lo que puede ayudar mucho a entender ciertas enfermedades del ser humano.

Gracias a su pequeño tamaño, el dispositivo podrá también instalarse en la columna vertebral y en las extremidades, por lo que ayudará también a desarrollar otras áreas de la medicina.

En IEEE podéis leer algunos de los experimentos ya realizados, y en Nature el artículo original, publicado hace dos días en su web.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.