TimeAway permite controlar y supervisar el uso que hacen los hijos con sus dispositivos móviles

TimeAway

No cabe duda de que las nuevas generaciones de personas son las llamadas nativas digitales, personas en el que la tecnología de la información y comunicación forma parte de sus vidas cotidianas desde el primer momento, siendo por ello por lo que sus padres quieran establecer una serie de pautas de uso de sus dispositivos móviles, con el fin de que puedan distribuir sus tiempos en otras tareas importantes.

Una nueva propuesta viene de la mano de la aplicación TimeAway, cuya misión consiste en permitir a los padres el control y supervisión del uso que hacen sus hijos de sus dispositivos móviles, incluyendo la descarga de aplicaciones y el uso de que hacen de determinadas aplicaciones.

TimeAway permite, entre otras cosas, pausar los dispositivos móviles ante eventos familiares, e incluso determinar horarios por el que no podrán usar dichos dispositivos, como son las horas de sueño o dentro de los horarios escolares. También permite establecer límites de tiempo de uso, e incluso bloqueo completo, de las aplicaciones. Otro dato importante es que también permite la localización a través de Google Maps, de manera que si los hijos se encuentran fuera de sus casas, los padres pueden saber donde andan en todo momento. Al final del día, los padres tendrán un resumen del uso que han dado sus hijos de sus dispositivos móviles, conociendo tanto el tiempo empleado en general como de determinadas aplicaciones en particular.

TNW compara a TimeAway con DinnerTime, señalando que TimeAway ofrece más características de entrada, incluyendo características que DinnerTime ofrece en su versión de pago, e incluso apuntando a que TimeAway soporta hasta seis dispositivos en lugar de los dos que soporta su rival en su versión gratuita, alcanzando los cinco dispositivos en su versión de pago.

La fundadora de TimeAway, Tamara Sanderson, señala al citado medio que pronto será lanzada la aplicación para iOS enfocada al control por parte de los padres, pero que por limitaciones técnicas, los hijos tienen que llevar dispositivos Android. Añade además que para los adultos tienen una solución similar, llamada BeAway, que les permite establecer límites sobre el tiempo que pasa en sus dispositivos. Si rompen sus compromisos, se les cobrará una cuota nominal de cinco dólares, que irán a para a una organización de caridad o socio.

Sanderson es además trabajadora de Google en la oficina de Singapur, centrando su trabajo en la estrategia y análisis de YouTube a través de Asia y el Pacífico.

Fco. José Hidalgo

Conocido como Cyberfrancis, es entusiasta de los medios audiovisuales, de la creación gráfica y de internet en general.Desempeñó labores de moderación de la comunidad Distrito Internautas durante 3 años, escribió para WSL durante 4 años y actualmente colabora en Wwwhat´s New. Además, compagina su colaboración con la inclusión de los temas de social media.