Ya es posible obtener combustible a partir de la luz solar

Hoy en día es cada vez más común oír hablar acerca de decenas de propuestas surgidas para luchar contra el cambio climático, así como multitud de predicciones acerca de cómo será nuestro planeta en unas cuantas décadas si no apostamos por el uso de recursos renovables y reducimos nuestras emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Si nos paramos a pensar en algunas de las cosas que más contaminan es inevitable nombrar los medios de transporte y el uso de combustible provenientes de recursos limitados. Pongamos por ejemplo el caso que nos ocupa hoy: los aviones. Éstos hacen un uso intensivo de un recurso limitado como es el petróleo, de donde se obtiene el queroseno que se utiliza como combustible en los motores a reacción y turbinas de gas. Por esta razón, cada vez un mayor número de investigadores se están centrando en encontrar nuevas formas de obtener combustibles de una forma más renovable y limpia.

A mediados del año 2011 surgió un proyecto financiado por la Unión Europea conocido como SOLAR-JET, en relación al cual podemos encontrar varias importantes organizaciones de investigación de todo el mundo, entre las que destacan nombres como ETH Zürich. Últimamente SOLAR-JET está siendo noticia gracias a un sorprendente descubrimiento, y es que según han comunicado desde esta organización, han descubierto la forma de obtener queroseno de un modo totalmente ecológico y renovable: tan solo haciendo uso de la luz solar, agua y dióxido de carbono. Aunque pueda sonar a película de ciencia ficción, tan solo se hace uso de estos elementos.

Lo más probable es que a estas alturas te estés preguntando cómo se descubrió y cuál es el proceso, y no es para menos, ya que es realmente sorprendente. El procedimiento consistió en utilizar luz solar simulada para convertir el dióxido de carbono y el agua en algo conocido como ‘gas de síntesis’ en un reactor a altas temperaturas. Posteriormente, este gas fue transformado en queroseno por la petrolera Shell utilizando el proceso conocido ‘Fischer-Tropsch’.


Imagen: SOLAR-JET

Gracias a este descubrimiento se ha logrado descubrir la formar de obtener un carburante que hasta ahora tan solo se podía producir tras la destilación del petróleo. No cabe duda de que estamos ante un descubrimiento que podría revolucionar totalmente el futuro cercano de los combustibles tal y como se conoce hasta ahora, y es que se trata de la primera producción jamás lograda de un carburante sintetizado y renovable. Además, con el mismo proceso se podría llegar a obtener cualquier otro tipo de combustible como diesel, gasolina o hidrógeno de la forma más sostenible posible.

Sergio Asenjo

Madrileño de nacimiento y actualmente residente en Valencia, se ha considerado desde siempre un apasionado por todo lo relacionado con las nuevas tecnologías e Internet desde que a corta edad llegase a sus manos su primer ordenador. A partir de ese momento ha sentido la necesidad de probar en profundidad cada gadget nuevo que salía al mercado. Por ello, le gusta estar constantemente informado acerca de todo lo que ocurre en este mundo y de ahora en adelante lo compartirá en WWWhat’s new.

3 comentarios

  1. Edu

    El problema és k seguiremos dependiendo de terceros que fabriquen el combustible y le pongan el precio que les de la gana, esto sin contar que este avance no tiene ningun efecto positivo sobre el medio ambiente, ya que seguiremos contaminando el planeta a base de quemar combustible… No creo que este sea el camino…

  2. Ja me maten

    <>

    Imagino que las altas temperaturas se consiguen frotando las manos…

  3. Sergio Asenjo   Autor

    Así es Edu, la diferencia es que de esta forma no se está haciendo uso de un recurso limitado como es el petróleo, por lo que se trata de una manera más sostenible que la actual de obtener el combustible.

    ‘ja me maten’, según la información suministrada por los expertos, las altas temperaturas se obtienen directamente de la acumulación de la luz solar.