Adiós al social media 1.0, la escucha activa indivisible de la calidad

Por en Redes Sociales

29/08/2011



A propósito del ciclo de maduración que parece estar enfrentando -específicamente Facebook- y que se visualiza con el declive del polvo de estrellas que despierta todo lo relacionado con la red social, un interesante artículo publicado en Brian Solis nos invita a reflexionar sobre el adiós a las reminiscencias de la Web 1.0 que aún son tangibles en el entramado social actual, y cómo el dinamismo es responsable de dicho cambio.

Nueva Web un nuevo orden social, nuevos consumidores

Si bien es cierto que en el momento actual la Web nos invita a transitar por un entramado en el que los consumidores y los productores encuentran en la red, a su vez, la forma de ganarse la vida, es también una realidad que el entramado social no es sino un instrumento eficiente para lograr la influencia que transforma los negocios en referentes y deberá seguir evolucionando para solventar el agotamiento que produce el acto estático de compartir y promover sin valor agregado alguno.

Uno de los grandes desafíos que tienen ante sí los medios sociales para mantener como estandartes de la influencia, radica en alejarnos de la creencia errónea que éstos, son medios de comunicación en sí mismos.

Redes sociales, identificando tendencias y creando vínculos

Las empresas deben mantener sus portales corporativos como el canal de comunicación con sus clientes, como las plataformas donde logra la vinculación que incide en las ventas finales, utilizando al entramado social como la plataforma para establecer los canales de comunicación con su público objetivo.

Tras la eclosión social y muy específicamente tras la puesta en escena de la nube ubicua híper conectada e híper expuesta que nos ha llegado de la mano de Google +, las redes sociales continúan emergiendo como canales para aumentar la comprensión y el conocimiento de nuestros clientes.

Dentro de las principales fortalezas de los medios sociales podemos destacar que han logrado dotar de dinamismo al contenido estático, transformándolo en el hilo conductor que permite compartir experiencias, donde la escucha es la que permite la adaptación y ésta a la influencia y así en una espiral inacabable.

Pero yendo un poco más a fondo en el análisis del modelo de negocio que suponen las redes sociales y cómo podemos analizar el futuro de éstas dentro del entramado actual, no debemos olvidar que el valor agregado de los medios sociales lo constituimos cada uno de los que contamos con perfiles sociales activos y vinculados a marcas y profesionales, lo que deriva en un crecimiento constante y sustentado de éstas plataformas.

Ahora bien, a pesar de las cifras – aún en senda ascendente- no es menor el hecho de saber que las redes sociales deberán retomar la dimensión real del clásico CRM logrando a través de una escucha real, la adopción de decisiones en las que estén incorporadas de una forma eficiente, las experiencias de los clientes, finalmente, abanderados de las marcas.

Los consumidores evolucionan con el mismo dinamismo que lo hacer la red, no debemos olvidar que asistimos a la eclosión de las revueltas sociales orquestadas y lideradas por la primera generación 100% tecnológicas para los que la interacción social es una forma de ser más eficientes.

Ahora bien, un tema distinto es el tedio que subyace en los medios sociales, que más que aburrimiento pone de manifiesto los cambios profundos a los que se enfrentan las empresas que busquen aumentar su presencia en los medios sociales.

Según el artículo de Brian Solís, los datos de Facebook hablan de un declive de la red social en términos de instalación de nuevas aplicaciones y envíos de regalos virtuales, si bien el acto de compartir información, específicamente en formato vídeo, sigue su senda ascendente, un aspecto muy vinculado con el auge de la Web móvil.

Twitter por su parte, no hace más que crecer… la frecuencia con la que se comparte información y su incidencia en las cifras de ventas, han llevado a los enlaces a transformarse en el alimento de la influencia. Twitter se alimenta de contenido y ante la puesta en escena de los nuevos requerimientos en términos de calidad, Twitter no hace sino consolidarse como un canal e información imprescindible para las marcas.

Pero ante un futuro de cambios tan drásticos, vertiginosos y constantes, ¿cómo podemos adaptarnos al dinamismo de las redes sociales para mantener la eficiencia de nuestras acciones?

Aplicar el sentido común es esencial para no automatizar las acciones sociales. No debemos olvidar que interactuar, escuchar, compartir, son las claves para lograr establecer vínculos con nuestro target.

Construimos un entramado en el que todos somos consumidores y productores por lo que es necesario que las marcas escuchen activamente a sus clientes externos e internos (considerando a sus colaboradores y empleados como tal) a fin de aprender y lograr adaptarse a lo que nos demandan (estas no sólo son las claves para que nuestras acciones sean eficientes, sino que abordan al CRM indispensable en un ciclo de exposición)

Avanzamos y quizá ahí radica la comprensión de éste declive de las reminiscencias estáticas de la Web 1.0 que subyacen ahora en las redes sociales y que justifican el incipiente aburrimiento que éstos medios perciben en sus usuarios, hacia una sociedad compuesta por emprendedores, lo que sin duda arroja un nuevo modelo de negocios y un nuevo orden económico donde la influencia, la relevancia y las tendencias, son generadas por los consumidores, cada vez más innovadores y exigentes, además de comprometidos.


Publicidad

Comentarios (1)

  1. Joel Pinto agosto 30, 2011

    Hola, CarolinaMe parece un artículo extraordinario, sobretodo, muy apropiado para este momento puntual en el que hay tantos propietarios de empresas y negocios tratando de descubrir cuál es el uso más adecuado que pueden hacer de su presencia en medios sociales y, lamentablemente, hay mucha “desinformación” y mucho “oportunismo”, como ocurre con todas las tendencias nuevas.Las redes sociales van a madurar, las empresas van a madurar, los consumidores van a madurar y entonces todo tomará el ritmo más apropiado. Los consumidores continuarán utilizando las redes para relacionarse, comentar, compartir. Las empresas verán en el desarrollo de relaciones cercanas y efectivas con sus clientes, buscando la manera de ofrecerles valor añadido, y las redes sociales mostrarán su lado estupendamente bueno: el desarrollo de relaciones y el compartir contenido relevante.De siempre, la mejor recomendación continua siendo “escuchar de manera activa”Feliz día,Joel PintoPD.: En mi blog traté este tema desde el punto de vista de la “escucha efectiva”.. aquí les dejo el link para que lo lean http://conocealnuevocomprador.blogspot.com/2011/07/estas-realmente-escuchando-pero-de.html

Opina y comenta